Como Saber Si El Colon Está Limpio Para Una Colonoscopia

Antes de una colonoscopía, – es necesario limpiar su colon. Esto se llama preparación del intestino o preparación del colon. Es posible que deba comenzar la preparación intestinal 1 o 2 días antes de la colonoscopia o la noche anterior. Sus heces deben verse de un color amarillo a café claro y deben ser líquidas. No debe haber nada sólido en sus heces.

¿Cuánto dura el efecto de los laxantes para una colonoscopia?

El tiempo en que en general estos empiezan a actuar va desde media hora y a veces hasta 3-4 horas, dependiendo el medicamento.

¿Cómo tomar la solución para limpiar el colon para una colonoscopia?

El día de su colonoscopia, debe tomar su medicamento para la presión alta con agua cuando menos dos horas antes del procedimiento. Asegúrese de llamar a su médico si tiene alguna pregunta sobre la mejor manera de tomar sus medicamentos para la presión alta antes de la prueba.

¿Cuánto laxante se debe tomar para una colonoscopia?

Beba un vaso de 8 onzas del laxante cada 10 minutos para un total de 12 vasos (3 litros). Puede continuar bebiendo líquidos transparentes solo hasta la medianoche.

¿Cuántos días antes hay que prepararse para una colonoscopia?

Descubra qué debe hacer a la hora de prepararse para una colonoscopia:

Tres días antes de la colonoscopia, coma solamente alimentos bajos en fibra. Además, deje de tomar suplementos de fibra o medicamentos antidiarreicos. Dos días antes, siga comiendo solo alimentos bajos en fibra. Un día antes, mantenga una dieta de líquidos claros. La noche antes, beba la mitad del líquido laxante recetado a fin de limpiar el colon para el procedimiento. Terminará de beber la otra mitad la mañana siguiente.

Importante:   Coordine con alguien para que lo lleve a su casa después de la colonoscopia. Si no viene con una persona que lo acompañe a su casa, tendrá que hacer otra cita para la prueba. Si necesita cancelar el procedimiento, debe hacerlo con 5 días hábiles (1 semana) de anticipación; de lo contrario, tendrá que pagar una tarifa de $100 por cancelación tardía.

¿Cuánto dura la anestesia después de una colonoscopia?

Los efectos de la sedación tardan algún tiempo en desaparecer por completo. Un paciente puede permanecer en la clínica cerca de 1 o 2 horas después de la colonoscopia. Aun así, la recuperación total suele darse al día siguiente.

¿Cuánto tardan en dar los resultados de una colonoscopia?

¿Qué puede esperar la persona después de una colonoscopia? – Después de la colonoscopia, la persona puede esperar lo siguiente:

Es posible que las personas deban permanecer en el hospital o centro ambulatorio 1 a 2 horas después del procedimiento. Durante la primera hora después de esta prueba, pueden ocurrir calambres o hinchazón. La anestesia tarda un tiempo en desaparecer completamente. Se prevé la recuperación total para el día siguiente, y las personas pueden regresar a su dieta normal. Un miembro del equipo de atención médica revisará las instrucciones del alta con la persona, o con el amigo o familiar acompañante si la persona sigue mareada, y le entregará una copia escrita. La persona debe seguir todas las instrucciones que se le dan. Un amigo o familiar deberán llevar a la persona a su casa después del procedimiento. Si el gastroenterólogo quitó los pólipos o efectuó una biopsia, es normal observar un leve sangrado anal.

Algunos resultados de la colonoscopia están disponibles inmediatamente después del procedimiento. Después de desaparecer el efecto de la anestesia, el gastroenterólogo compartirá los resultados con la persona o con quien esta designe. Los resultados de la biopsia tardan unos días.

¿Cuántos litros de agua hay que beber para una colonoscopia?

SI LA PRUEBA SE REALIZA POR LA TARDE, comenzará a tomar el primer sobre de CITRAFLEET a las 20 horas del día anterior de la prueba, en un vaso de agua (250 cc) y, a continuación, tiene que beber 2 litros de líquidos claros (agua, caldos, infusiones, bebidas isotónicas).

¿Que no se puede hacer después de una colonoscopia?

No maneje un auto ni opere maquinaria durante 24 horas después de la prueba. No tome decisiones importantes durante las 24 horas después de la prueba. Reanude todas sus actividades normales el día posterior a la prueba. No beba alcohol durante 24 horas después de la prueba.

¿Que se puede desayunar un día antes de una colonoscopia?

Puede tomar: Quesos duros. Galletas sin fibra y pan tostado. Zumos filtrados.

¿Cuál es el mejor preparado para una colonoscopia?

La colonoscopia es el método recomendado para la prevención del cáncer colorrectal. La visualización y evaluación óptima de la mucosa dependen de una adecuada preparación colónica. El método ideal de preparación del colon debe ser seguro, bien tolerado y efectivo, sin embargo ninguna de las opciones actuales cumple todas estas características. El Polietilenglicol (PEG) y el Fosfato Sódico (FS) son las dos soluciones más utilizadas, ya sean solas o asociadas a otro fármaco para mejorar la calidad de la preparación y su tolerabilidad. Ambas han demostrado ser efectivas. El FS es mejor tolerado, mientras que PEG es más seguro. El FS se ha asociado a falla renal aguda por fosfatos y alteraciones electrolíticas severas por lo debe usarse con precaución en pacientes con riesgo. Este artículo revisa las diferentes opciones de preparación previo a la realización de una colonoscopia. Palabras clave: Colonoscopia, preparación para colonoscopia, polietilenglicol, fosfato sódico Colonoscopy is the recommended method for colorrectal cancer (CCR) screening. Proper visualization and optimal evaluation of colonic mucosa depend on adequate cleansing The ideal bowel cleansing method should be safe, well tolerated and effective. However, none of those presently available meet these characteristics. Polyethyleneglycol with electrolytes (PEG) and Sodium Phosphate (FS) are the most commonly used bowel preparations, either alone, or associated with another drug to enhance their tolerability and cleansing capacity. Both have shown to be effective. FS preparation is better tolerated, while PEG is safer. FS has been associated with acute phosphate nephropathy and with severe electrolyte disturbances so it must be used with caution in patients at risk. This article reviews the options for bowel cleansing before colonoscopy. Keywords: Colonoscopy, bowel preparation, bowel cleansing, polyethylene glycol, sodium phosphate Texto completo Introducción La colonoscopia es la estrategia preferida y recomendada para la prevención del cáncer colorrectal (CCR) mediante la detección oportuna de lesiones premalignas.1 La preparación colónica es fundamental para la evaluación óptima de la mucosa, se estima que alrededor del 20% de las colonoscopias tienen una preparación inadecuada. Lo anterior se asocia a varios eventos adversos, entre los que están: evaluación incompleta de la mucosa, incremento del tiempo del procedimiento, mayor número de complicaciones, malestar del paciente por exceso de insuflación, menor detección de adenomas, etc.2 El Colegio Americano de Gastroenterología y la Sociedad Americana de Endoscopía Gastrointestinal definen como “inadecuada” a una preparación colónica, si no permite visualizar pólipos menores de 5mM.3 Varios estudios retrospectivos, han demostrado que la disminución del riesgo para la incidencia y mortalidad por cáncer de colon, se ha mantenido sin cambios en los tumores que afectan el colon derecho. Si bien este fenómeno es multifactorial, es posible que la inadecuada preparación sea uno de los principales implicados.4,5 La calidad de la preparación debe ser evaluada y documentada de manera rutinaria, en el reporte del procedimiento.6 Desafortunadamente, esta evaluación no es uniforme pues existen varios sistemas de calificación. Los tres más utilizados son: Aronchick, Ottawa y Boston ( Tabla 1 ). Todas han sido validadas y han mostrado confiabilidad interobservador (kappa > 0.7). Una de las ventajas de las escalas Ottawa y Boston, es que evalúan la preparación colónica dividiendo al colon por segmentos (colon derecho, transverso y colon izquierdo). De todas ellas, la que parece más sencilla de aplicar en la práctica cotidiana es la de Boston, pues sus variables a evaluar son menores y más sencillas de memorizar.7-9 Es difícil predecir que pacientes tendrán una preparación inadecuada, sin embargo se ha asociado a: pacientes hospitalizados, procedimientos matutinos tardíos, periodos largos entre última ingesta preparación e inicio de la colonoscopia, falta de apego a las instrucciones por parte del paciente, género masculino, constipación habitual, cirrosis, diabetes, uso de antidepresivos tricíclicos, demencia, enfermedad vascular cerebral, entre otros.2 En general, los pacientes consideran a la preparación colónica como la peor parte del proceso, lo cual es una limitante principal para que acepten su realización inicial y posteriores procedimientos periódicos en caso necesario.10 Las preparaciones iniciales para colonoscopia, fueron adoptadas de aquellas realizadas por los cirujanos, en pacientes sometidos a procedimientos abdominales o radiológicos. Originalmente incluían restricción dietética, así como la administración de laxantes y enemas, además de ayuno.11 Estas preparaciones intestinales, requerían la ingesta de un gran volumen de líquido (siete a 12 litros) durante varios días, lo cual generaba poca tolerancia, además de ganancia de peso por retención hídrica y alteraciones electrolíticas. Por esta razón, se fueron desarrollando soluciones osmóticamente balanceadas, en un afán de disminuir la cantidad del preparado a ingerir.12 Una de las primeras, fueron aquellas que contenían Manitol. Éste es un oligosacárido no absorbible, que ejerce un efecto osmótico intraluminal sin generar alteraciones hidroelectroliticas.13 El problema principal es que, al no ser absorbido, es fermentado por las bacterias del colon generando gas metano e hidrógeno, con el consecuente riesgo de explosión.14 Posteriormente, se fueron desarrollando soluciones más seguras como son las osmóticas no fermentables, tales como el Polietilenglicol (PEG) y el Fosfato Sódico (FS). Hoy en día, éstas representan las dos soluciones más utilizadas existiendo múltiples esquemas de administración y combinación entre ellas. Así mismo hay otros métodos entre los que se encuentra la restricción dietética asociada a catárticos.15 Es indispensable que el médico gastroenterólogo y/o endoscopista, se encuentre familiarizado con las opciones existentes para preparación colónica, así como su dosificación, tolerabilidad, seguridad y efectividad. Polietilenglicol El PEG es una molécula inerte con alto peso molecular (3350 daltons), que se disuelve completamente en cualquier solución. La fórmula original desarrollada a mediados de los ochentas incluía PEG, electrolitos y sulfato de sodio, para lograr un balance osmótico (Golytely®). Esto permite que la preparación, pase a lo largo del tracto gastrointestinal sin ocasionar absorción o secreción neta de líquidos o electrolitos. En general es bastante segura, y debido a que no existe fermentación, el PEG no produce gases combustibles.16 Existen múltiples presentaciones comerciales que varían en la composición ( Tabla 2 ). Los estudios iniciales mostraron amplia superioridad del PEG en dosis de cuatro litros, la tarde previa al estudio, comparado con los métodos previamente utilizados (restricción dietética, catárticos, laxantes) logrando así un mayor porcentaje de limpieza excelente-buena (92 vs 69%).17 PEG libre de sulfato (PEG-SF) El PEG-SF (Nulytely®) es posiblemente, la preparación más difundida en nuestro medio. Su característica principal es la ausencia del sulfato de sodio. Esto se hizo con la intención de disminuir el sabor salado y el olor desagradable, haciendo más tolerable su ingesta. Existen además presentaciones saborizadas artificialmente (cereza y limón).18 Su efectividad y seguridad para limpieza colónica, no es diferente a Golytely® y los pacientes refieren menos náusea que su similar sulfatado.19 Desafortunadamente, la preparación con PEGSF requiere la ingesta de cuatro litros, lo cual se ha asociado a pobre tolerabilidad y mal apego, por parte del paciente. Los efectos adversos más comunes son náusea, vómito, sensación de plenitud y distensión abdominal.20 Tradicionalmente se ha recomendado ingerir la totalidad del preparado, el día previo al estudio. Sin embargo, no existe un argumento científico fundamentado. Recordemos que la preparación para colonoscopia, inició imitando aquella de los pacientes que serían sometidos a procedimientos quirúrgicos abdominales y que necesitaban ayuno prolongado, razón por la cual recibían la totalidad de la preparación la tarde previa. PEG: esquema fraccionado “split dose” En los años noventas, fueron realizados estudios en busca de lograr una mejor tolerabilidad, por lo que la dosis de la preparación fue fraccionada (dos litros el día previo más dos litros cuatro a seis horas antes del estudio). Interesantemente, este esquema fraccionado, logró mejor tolerabilidad, apego y mayor tasa de detección de adenomas y lesiones planas en la mucosa colónica, en comparación con el esquema tradicional (cuatro litros día previo al estudio).21-23 Un meta-análisis reciente ha confirmado lo anterior.24 Pese a la evidencia a favor, la dosis fraccionada no es muy utilizada por temores poco fundamentados. Uno de ellos, es que la dosis matutina del esquema fraccionado, pudiera contraindicar la sedación por posibilidad de un residuo gástrico alto, con riesgo de broncoaspiración para el paciente. La Sociedad Americana de Anestesiología permite un periodo de ayuno de dos horas para líquidos claros y seis horas para comidas ligeras, previo a una sedación.25 Un estudio prospectivo y aleatorizado, no encontró diferencia en la cantidad de residuo gástrico entre pacientes con ayuno de dos horas vs. ayuno mayor de seis horas (19mL vs.21 mL).26 Otro de los temores por parte de los médicos y pacientes, es que la dosis ingerida el día del estudio, genere evacuaciones inesperadas o involuntarias durante su trayecto al hospital. Estudios aleatorizados no han encontrado diferencia. en la necesidad de evacuar durante el trayecto al hospital (16.3% vs.9.1%, valor p no significativo).27 PEG: Esquema de bajo volumen Debido a la necesidad de ingerir gran volumen de los preparados con PEG, para lograr una adecuada limpieza, se han desarrollado estrategias de preparación con menor volumen (dos litros). PEG más bisacodilo Consiste en dos litros de PEG, asociado a bisacodilo. El bisacodilo es un derivado de difenilmetano, con pobre absorción en intestino delgado. Es hidrolizado por esterasas endógenas, liberando su metabolito activo que estimula la motilidad colónica.20 Se recomienda ingerir el bisacodilo, seis horas antes de los dos litros de PEG, el día previo a la colonoscopia. Se ha estudiado la dosis ideal del bisacodilo, estableciendo mayor tolerabilidad y menores molestias gastrointestinales (náusea, dolor), con dosis de 10 mg vs.20 mg.28 Existe una preparación comercial que incluye dos litros de PEG-SF, combinado con bisacodilo (Halflytely®). Es importante mencionar que la dosis de bisacodilo del Halflytely® fue reducida de 20 mg a 5 mg debido a reportes de colitis isquémica, con dosis de 20 y 10 mg.29 Cuando PEG-SF más bisacodilo, se ha comparado con la preparación tradicional de cuatro litros de PEG-SF, no se ha demostrado inferioridad en la capacidad de lograr una limpieza excelente-buena.28 PEG más ácido ascórbico Los dos litros de PEG están asociados a 10.6g de ácido ascórbido (MoviPrep®). El ácido ascórbico es absorbido, solo en un 10% por el intestino proximal, y el resto genera un gradiente osmótico potenciando el efecto del PEG. Además, mejora el sabor e inhibe la reproducción bacteriana y por ende, la producción de gas.20 Si bien la mezcla final del preparado es de dos litros, el paciente requiere ingerir un litro adicional de agua simple. La ingesta en una sola toma se asocia a malestar y retortijones, por lo que se recomienda dar la mitad el día previo al examen y el restante, el día del estudio. Existen dos estudios, que comparan este esquema con el tradicional de cuatro litros de PEG. Ambos han demostrado eficacia similar y mejor tolerabilidad de PEG más ácido ascórbico.30.31 PEG más senósidos Los senósidos son derivados de las antraquinonas. Su efecto laxante es producto de la estimulación de la motilidad intestinal e inhibición de la reabsorción de agua y electrolitos.20 Han sido utilizados incluso sin asociación a PEG en dosis altas (24 tabletas de 12 mg fraccionadas), mostrando superioridad en la calidad de preparación, en comparación con PEG-SF, cuatro litros esquema tradicional.32 Un estudio reciente comparó dosis alta de senósidos, 24 tabletas de 12 mg vs. dos litros PEG-SF, más 12 tabletas de senósidos. No hubo diferencia, en la calidad de la preparación entre ambos grupos (excelente/buena 90%).33 El inconveniente para dosis alta de senósidos, es la producción de cólicos intensos. PEG sin electrolitos más bebida hidratante PEG sin electrolitos (Miralax®) está aprobada por la FDA, como tratamiento para el estreñimiento y para preparación colónica en niños.34 Esto generó interés para probar su efectividad en adultos.23 El preparado es un compuesto de 255 g de PEG, sin electrolitos (Miralax®), asociado a dos litros de una bebida hidratante (Gatorade®). En relación a eficacia y tolerabilidad, un estudio reciente demostró inferioridad de dos litros del preparado con MiraLAX®, dosis fraccionada vs. cuatro litros de PEG sulfatado (Golytely®), administrado el día previo al estudio.35 En cuanto a la seguridad, el compuesto de PEG sin electrolitos más bebida hidratante, no es iso osmótico sino más bien hipotónico, existen reportes de casos de hiponatremia sintomática asociada.36 A la luz de la evidencia actual, en cuanto a efectividad y seguridad, este esquema no deberá seguir siendo utilizado. Fosfato de Sodio (FS) El FS surgió como una alternativa de preparación con bajo volumen. Es una molécula osmóticamente activa, que genera movimiento de agua y electrolitos del plasma a la luz intestinal, favoreciendo así la limpieza digestiva. Existen dos presentaciones: solución y tabletas.20 La forma líquida se desarrolló en los noventas (Fleet®, Fosfosoda®), contiene 45mL con 29.7g de FS. El régimen de preparación clásico, consiste en la ingesta de 45mL del preparado de FS la tarde previa, y 45mL el día del estudio cuatro a seis horas antes de la colonosocopia. Se recomienda de manera adicional complementar cada ingesta de la solución de FS, con un mínimo de 500mL de agua simple por toma.37 En la presentación en tabletas, cada una contiene 1.5g de FS. El régimen de preparación consiste en la ingesta de 40 o 32 tabletas (OsmoPrep®), en dosis dividida la tarde previa y el día del estudio. Se recomienda la ingesta de agua simple, en una cantidad aproximada de dos litros para prevenir deshidratación.38 Ambas presentaciones con FS han demostrado ser igual de efectivas que PEG. Un estudio europeo reciente, comparó la calidad de la preparación de la solución de FS con diferentes regímenes de PEG: 1) dosis tradicional (cuatro litros) y 2) esquema PEG de bajo volumen (dos litros más ácido ascórbico). La calidad de la preparación fue equivalente entre los grupos, aunque con una tolerabilidad discretamente mejor para la solución de FS (93% vs.87%) (p=0.03).39 Sin embargo, un meta-análisis demostró que la tolerabilidad entre FS cuando se compara con PEG “split dose”, es similar.40 Dado su característica hiperosmótica, una de las limitantes para el uso del FS es que puede causar alteraciones electrolíticas.20 Las evaluaciones iniciales demostraron que existia hiperfosfatemia, hipocalcemia e hipokalemia significativa hasta en el 20% a 40% de sujetos sanos, lo cual generó preocupación de su uso en pacientes con enfermedad cardiaca, renal y hepática.41 Posteriormente, aparecieron reportes sobre el particular riesgo de desarrollar una rara forma de nefropatía aguda asociada a fosfatos.42 Por este motivo la FDA anunció una alerta “black box warning”, informando de este riesgo y prohibiendo su uso en niños, ancianos, pacientes bajo tratamiento con diurético, inhbidores de la ECA o antagonistas ARAII, así como en aquellos con enfermedad renal, cardiaca o hepática. Como consecuencia de estas restricciones, la empresa productora de FS en presentación líquida retiró su producto del mercado estadounidense, quedando disponible solo el FS en tabletas. En México, aún se comercializa la solución de FS.43 Otro inconveniente de los fosfatos son los cambios macro y microscópicos, que puede producir sobre la mucosa intestinal. Estos consisten en lesiones aftoides, que semejan aquellas de la enfermedad inflamatoria intestinal.44 Por tal motivo, se ha desaconsejado su uso como preparación en pacientes con sospecha de patología inflamatoria intestinal.45 Enemas Estos eran parte de la preparación habitual en los pacientes, cuando aún no se desarrollaban soluciones actuales (PEG, FS). Su uso hoy en día, no está científicamente fundamentado.3 La evidencia existente demuestra, que los enemas no mejoran la calidad de la limpieza colónica. Tanto la calidad de la preparación, la visualización mucosa y el volumen de líquido retenido en el colon, no difiere al agregar enemas a la preparación oral con PEG, y por el contrario puede haber efectos negativos asociados a su uso, como son trauma anorectal, inflamación e incluso mayor rechazo a realizarse una colonoscopia subsecuente.46 Citrato de magnesio El citrato de magnesio es un laxante osmótico. No ha demostrado ser efectivo como agente único en la preparación de colonoscopia, sin embargo se ha utilizado en asociación con un derivado del bisacodilo, el picosulfato de sodio. Este último es hidrolizado por las bacterias del colon, generando su metabolito activo ejerciendo efecto laxante estimulante.20 La combinación de ambos laxantes (Picolax®) se ha comparado con PEG y FS solución, mostrando ser igualmente efectivo con una tolerancia discretamente mejor a PEG en cuanto a náusea. La dosis utilizada de Picolax® es 150 mL, la mañana previa al estudio, y 150 mL seis horas después de la primera dosis.47.48 En lo que se refiere a seguridad, uno de los principales inconvenientes de esta opción, para preparación colónica es debida a su mecanismo de acción osmótico, que favorece deshidratación y alteraciones electrolíticas, particularmente en pacientes ancianos o con falla renal.20 Dieta Las restricciones dietéticas por sí solas no son suficientes, sin embargo han demostrado su utilidad en combinación con PEG o laxantes.15 Las recomendaciones habituales, incluyen dieta con líquidos claros o dieta baja en residuo. Los líquidos claros son aquellos alimentos, que son líquidos a temperatura corporal. Estos dejan poco residuo y son fáciles de absorber. Evitan una carga osmolar alta en el tracto gastrointestinal y por lo general, contienen carbohidratos pero poca proteína y grasa. Por otro lado, la dieta baja en residuo, se utiliza para reducir el tamaño y número de deposiciones. Si bien esta dieta es baja en fibra, técnicamente no significa lo mismo. La fibra es la parte no digerida de los vegetales y permanece en el tracto intestinal, contribuyendo al bolo fecal. El residuo incluye la fibra y cualquier otro tipo de alimento que pueda incrementar el bolo fecal.49 La evidencia científica es escasa para determinar el efecto de la dieta, sobre la calidad de preparación en la colonoscopia. Uno de los primeros estudios al respecto, fue realizado en la década de los ochentas, durante el desarrollo de los laxantes iso osmóticos. Este estudio, comparó la efectividad de laxantes estimulantes asociados a dieta con líquidos claros por tres días (grupo uno), dieta baja en residuo por uno y tres días (grupo dos y grupo tres, respectivamente) contra cuatro litros de PEG (grupo cuatro). Además de evidenciar una mejor calidad de preparación, en el grupo que utilizó PEG, este estudió mostró que la dieta baja en residuo por uno o tres días, era más efectiva, que la de líquidos claros, en lo que a limpieza colónica se refiere.17 Un estudio reciente, evaluó el impacto de la dieta baja en residuo por dos días asociado a PEG cuatro litros, día previo al estudio. Los resultados nuevamente mostraron, una mejor calidad de la preparación con dieta baja en residuo, sin embargo evidenció una mala adherencia de los pacientes a este tipo de dieta (44%).50 Esto hace necesario poner énfasis en las instrucciones dietéticas dadas al paciente, previo al procedimiento ( Tabla 3 ). Preparación inadecuada La preparación subóptima, ocurre en alrededor del 20% de las colonoscopias realizadas. Los predictores de mala preparación son: estreñimiento habitual, procedimientos matutinos tardíos, periodos largos entre última ingesta preparación e inicio de la colonoscopia, falta de apego a las instrucciones por parte del paciente, género masculino, constipación habitual, cirrosis, diabetes, uso de antidepresivos tricíclicos, demencia, enfermedad vascular cerebral, entre otros.2 En aquellos pacientes con preparación inadecuada, que son evaluados mediante realización de nueva colonoscopia, se reporta que la falla en la de detección de adenomas es del 40% para todos los adenomas y del 27% para adenomas avanzados.51 Por lo tanto, cuando ocurre un evento de este tipo, es importante determinar la causa de la preparación inadecuada. Se ha encontrado que en el 80% de los casos, se debe a que los pacientes no siguieron adecuadamente las instrucciones de preparación, por lo que el primer paso es repetir el procedimiento utilizando la misma preparación, haciendo énfasis en el paciente acerca de la importancia del apego a la misma. Se sugiere esperar un intervalo de 24 horas, para repetir el procedimiento en aquellos pacientes que hubieran utilizado preparaciones con efecto osmótico (FS, citrato de magnesio), por el mayor riesgo de toxicidad.52 Desafortunadamente, para el resto de los pacientes con preparación inadecuada, las recomendaciones son más bien empíricas con un nivel de evidencia bajo (reportes de caso),por lo tanto, lo más prudente es tomar la decisión, de acuerdo al problema de cada paciente en particular. Por ejemplo, si un paciente tuvo mala tolerancia a la preparación tradicional de cuatro litros, se puede optar por un esquema de bajo volumen con PEG o FS, si no hay contraindicación. En el caso de pacientes con mala preparación pese a buena tolerancia y apego, se puede dar mayor tiempo de preparación (48 horas), con dieta baja en residuo y esquema con PEG de bajo volumen asociado a laxantes.3 Conclusión Existen múltiples métodos para la preparación colónica. Los dos más utilizados son PEG (asociado o no a laxantes) y FS. Ninguno de ellos, ha demostrado ser el ideal. Actualmente, los enemas no tienen fundamento científico que lo avale como preparación previo a colonoscopia. La dieta impacta positivamente sobre una mejor calidad de preparación, aunque el apego del paciente a ésta es malo. El análisis particular de cada caso, permitirá elegir el esquema de preparación y decidir que hacer cuando esta sea inadecuada. Correspondencia: Dr. Enrique Murcio Pérez. Departamento de Endoscopia. Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”. Mexico D.F. Teléfono: (525) 55487 0900, ext 2150. Correo electrónico: [email protected], Bibliografía Rex D, Jonson D, Anderson J, et al. American College of Gastroenterology Guidelines for Colorrectal Cáncer Screening 2008., 104 (Am J Gastroenterol 2009), pp.739-750 Ness R, Manam R, Hoen H, et al. Predictors of Inadequate bowel preparation for colonoscopy., 96 (Am J Gastroenterol 2001), pp.1797-1802 Wexner S, Beck D, Baron T, et al. A consensus document on Bowel Preparation Before Colonoscopy: Prepared by a Task Force From American Society of colon and Rectal Surgeons, The American Society for Gastrointestinal Endoscopy and the Society of American Gastrointestinal and Endoscopic Surgeons., 49 (Dis Colon Rectum 2006), pp.792-809 Singh H, Tuner D, Xue L et al. Risk of developing colorrectal cancer following a negative colonoscopy examination: evidence for a 10 year interval between colonoscopies., 295 (JAMA 2006), pp.2366-2373 Baxter N, Goldwasser M, Paszat L et al. Association of colonoscopy and death from colorrectal cancer., 150 (Ann Intern Med 2009), pp.1-8 Chilton A, Rutter M. National Health Service Bowel Cancer Screening Programme. Quality assurance guidelines for colonoscopy publication. Feb 2011., (Publication No 6), Lai E, Calderwood A, Doros G. The Boston bowel preparation scale: a valid and reliable instrument for colonoscopy-oriented research., 69 (Gastrointest Endosc 2009), pp.620-625 Aronchick C, Lipshutz W, Wright S et al. Validation of an instrument to assess colon cleansing,, 94 (Am J Gastroenterol 1999), pp.2667 Rostom A, Jolicoeur E. Validation of a new scale for the assessment of bowel preparation quality., 59 (Gastrointest Endosc 2004), pp.482-486 Ko C, Riffle S, Shapiro J et al. Incidence of minor complications and time lost from normal activities after screening or surveillance endoscopy., 65 (Gastrointest Endosc 2007), pp.648-656 Beck D, Harford F, DiPalma J. Comparison of cleansing methods in preparation for colonic surgery., 28 (Dis Colon Rectum 1985), pp.491-495 DiPalma J, Brady C. Colon Cleansing for diagnostic and surgical procedures: polyethyleneglycol-electrolyte lavage solution., 84 (Am J Gastroenterol 1989), pp.1008-1016 Donovan I, Arabi Y, Keighley M et al. Modification fo the physiological disturbances produced by whole gut irrigation by preliminary mannitol administration., 2 (Br J Surg 1980), pp.138-139 Shawki S, Wexner S. Oral colorrectal cleansing preparation in adults., 68 (Drugs 2008), pp.417-437 Landreneau S, DiPalma J. Update on Preparation for Colonoscopy., 12 (Curr Gastroenterol Rep 2010), pp.366-373 Davis G, SantaAna C, Morawski S et al. Development of lavage solution associated with minimal water and electrolyte absorption or secretion., 78 (Gastroenterology 1980), pp.991-995 DiPalma J. Brady C. Stewart D. Comparison of colon cleansing methods in preparation for colonoscopy., 86 (Gastroenterology 1984), pp.856-860 Weber F. Optimizing Colonic Preparation: The solution is becoming clearer and clearer. DiPalma J, Marshall J. Comparison of a new sulfate free polyethylene glycol electrolyte lavage solution versus a standard solution for colonoscopy cleansing., 36 (Gastrointest Endosc 1990), pp.285-289 Adamcewicz M, Bearelly D, Porat G et al. Mechanism of action and toxicities of purgatives used for colonoscopy preparation., 7 (Expert Opin Drug Metab Toxicol 2011), pp.89-101 Church J. Effectiveness of Polyethylene glycol antegrade gut lavage bowel preparation for colonoscopy. Parra-Blanco A. Nicolas-Pérez D. Gimeno-Garcia A. et al. The timing of bowel preparation before colnoscopy determines the quality of cleansing and is a significant factor contributing to the detection of flat lesions: a randomized study., 12 (World J Gastroenterol 2006), pp.6161-6166 Stratton S. Shelton P, Carleton V et al. Feasibility of PEG 3350 (Miralax) for colon preparation prior to lower endoscopic examination in healthy adults: experience in a community setting., 103 (Am J Gastroenterol 2008), pp.2163-2164 Kilgore T, Abdinoor A, Szary M et al. Bowel preparation with split-dose polyehylene glycol before colonoscopy: a meta-analysis of randomized controlled trials., 73 (Gastrointest Endosc 2011), pp.1240-1245 Apfelbaum J, Caplan R, Connis R. et al. Practice guidelines for preoperative fasting and the use of pharmacologic agents to reduce the risk of pulmonary aspiration: application to healthy patients undergoing elective procedures. Report by the American Society of Anesthesiologists Task Force on Preoperative Fasting. Anesthesiology., 114 (2011), pp.495-511 Phillips S, Hutchinson S, Davidson T. Preoperative drinking does not affect gastric contents., 70 (Br J Anaesth 1993), pp.6-9 Khan M, Wasiuddin N, Brown M. Patient acceptance, convenience and efficacy of one day versus two day colonoscopy bowel preparation., 67 (Gastrointest Endosc 2008), pp. AB246 DiPalma J. McGowan J, Cleveland M. Clincal trial: an efficacy evaluation of reduced bisacodyl given as part of polyethylene glycol electrolyte solution preparation prior to colonoscopy., 26 (Aliment Pharmacol Ther 2007), pp.1113-1119 Baudet J, Castro V, Redondo I. Recurrent ischemic colitis induced by colonos-copy bowel lavage., 105 (Am J Gastroenterol 2010), pp.700-701 Cohen L, Sanyal S, Von Althann C et al. Clincal trial: 2 L polyethylene glycol based lavage solutions for colonoscopy preparation. A randomized single blind study of two formulations., 32 (Aliment Pharmacol Ther 2010), pp.637-644 Corporaal S, Kleibeuker J, Koornstra J. Low volume PEG plus ascorbic acid versus high volume PEG as bowel preparation for colonoscopy., 45 (Sand J Gastroenterol 2010), pp.1380-1386 Radaelli F, Meucci G, Imperiali G et al. High dose senna compared with conventional PEG ES lavage as bowel preparation for elective colonoscopy. Amato A, Radaelli F, Paggi S et al. Half doses of PEG ES and senna vs. Pashankar D, Bishop W. Polyethylene glycol 3350 without electrolytes: a new, safe, effective and palatable bowel preparation for colonoscopy in children., 144 (J Pediatr 2004), pp.358-362 Hjelkrem M, Stengel J. Liu M et al. MiraLAX is not as effective as GoLytely in bowel cleansing before screening colonoscopies., Nagler J. Popper D, Turetz M. Severe Hyponatremia and seizure following a polyethylene glycol based bowel preparation for colonoscopy., 40 (J Clin Gastroenterol 2006), pp.558-559 Vanner S, MacDonald P, Paterson W, et al. A randomized prospective trial comparing oral sodium phosphate with standard polyethylene glycol based lavage solution (Golytely) in the preparation of patients for colonoscopy., 422-427 (Am J Gastroenterol 1990:85), Aronchick C, Lipshutz W, Wright S, et al. A novel tableted purgative for colonoscopic preparation: efficacy and safety comparisons with Colyte and Fleet Phospho Soda., 52 (Gastrointest Endosc 2000), pp.346-352 Jansen S, Goedhard J, Winkens B, et al. Preparation before colonoscopy: a randomized controlled trial comparing different regimes., 23 (Eur J Gastoenterol Hepatol 2011), pp.897-902 Juluri R, Eckert G, Imperiale T. Polyethylene glycol vs. sodium phosphate for bowel preparation: a treatment arm metaanalysis of randomized controlled trials., 11 (BMC Gastroenterology 2011), pp.38 DiPalma J, Buckley S, Warner B, et al. Biochemical effects of oral sodium phosphate., 41 (Dig Dis Sci 1996), pp.749-753 Markowitz G, Stokes M, Radhakrishnan J, et al. Acute phosphate nephropathy following oral sodium phosphate bowel purgative: an under recongnized cause of chronic renal failure., 16 (J Am Soc Nephrol 2005), pp.3389-3396 Ehrenpreis E, Parakkal R, Semer R, et al. Renal risks os sodium phosphate tablets for colonoscopy preparation: a review of adverse drug reactions reported to the US Food and Drug Administration., 13 (Colorrectal Dis 2011), pp. e270-e275 Hixson L. Colorrectal ulcers associated with sodium phosphate catharsis., 42 (Gastrointest Endosc 1995), pp.101-102 Zwas F, Cirillo N, El-Serag H, et al. Colonic mucosa abnormalities associated with oral sodium phosphate solution., 43 (Gastrointest Endosc 1996), pp.463-466 Lever E, Walter M, Condon S, et al. Addition of enemas to oral lavage preparation for colonoscopy is not necessary., 38 (Gastrointest Endosc 1992), pp.369-372 Hamilton D, Mulcahy D, Walsh D, et al. Sodium picosulphate compared with polyethylene glycol solution for large bowel lavage: a prospective randomized trial., 50 (Br J Clin Pract 1996), pp.73-75 Yoshioka K, Connolly A, Ogunbiyi O, et al Randomized trial o oral sodium phosphate compared with oral sodium picosulphate (Picolax®) for elective colorrectal surgery and colonoscopy. Dig Surg 2000. Feldman M, Friedman, Brandt L. Sleisenger and Fordtran”s Gastrointestinal and Liver Disease. In: Pathophysiology, Diagnosis and Management.9th edition. Philadelphia, PA : Saunders/Elsevier. Wu K, Rayner C, Chuah SK, et al. Impact of Low Residue Diet on Bowel Preparation for Colonoscopy., 54 (Dis Colon Rectum 2011), pp.107-112 Lebwohl B, Kastrinos F, Glick M. The impact of suboptimal bowel preparation on adenoma miss rates and the factors associated with early repeate colonoscopy., 73 (Gastrointestinal Endoscopy 2011), pp.1207-1214 Caldera F, Selby L. How to avoid common pitfalls with bowel preparation agents., 73 (Gastrointestinal Endoscopy 2011), pp.346-348

You might be interested:  Como Recuperar Mi Cuenta De Facebook Si Olvidé Mi Contraseña

¿Qué caldo se puede tomar antes de una colonoscopia?

Caldos claros, como de pollo o carne. Jugo de fruta sin pulpa. Té

¿Qué pasa si me tomo un laxante y no me hace efecto?

Cuando los laxantes y los ablandadores de heces no son suficientes, el médico puede recetar un medicamento para personas con estreñimiento debido a los opioides. Esos medicamentos funcionan bloqueando los efectos que las opioides tienen en el intestino.

¿Que no se debe hacer antes de una colonoscopia?

Ayunas de 6 horas: ayuno total, no puede beber, ni comer, ni fumar, ni mascar chicle. Deberá venir acompañado a la prueba y no podrá conducir hasta el día siguiente (el acompañante permanecerá en la sala de espera durante el tiempo que dure la prueba).

¿Cuánto se baja de peso con una limpieza de colon?

Beneficios de la limpieza de colon Mejor digestión y asimilación de los nutrientes por el organismo. Aumento de la energía. Reducción considerable de enfermedades graves. Pérdida de peso, hasta de 7 kilos.

¿Qué enfermedades se pueden encontrar en una colonoscopia?

Es un examen en el que se visualiza el interior del colon (intestino grueso) y el recto, mediante un instrumento llamado colonoscopio. El colonoscopio tiene una pequeña cámara fijada a una sonda flexible que puede alcanzar toda la longitud del colon. La colonoscopia se lleva a cabo a menudo en una sala de intervenciones en el consultorio de su médico.

Le pedirán que se quite la ropa y se ponga la bata del hospital para el procedimiento.A usted generalmente le administrarán un medicamento dentro de una vena para ayudarlo a relajarse, No debe sentir ningún dolor. Puede que esté consciente durante el examen e incluso puede ser capaz de hablar. Probablemente no recordará nada.Se acostará sobre el costado izquierdo con las rodillas flexionadas hacia el tórax.El colonoscopio se introduce suavemente a través del ano. Se desplaza con cuidado hasta la parte más baja del intestino grueso. El colonoscopio se lleva de forma lenta hasta la parte más baja del intestino delgado.Se insufla aire a través del colonoscopio para brindar una mejor vista. Se puede utilizar la succión para retirar líquido o heces.El médico obtiene una mejor vista a medida que se va sacando el colonoscopio. Por lo tanto, se realiza un examen más cuidadoso mientras se va extrayendo este instrumento.Se pueden extraer muestras de tejido ( biopsia ) o pólipos con pinzas pequeñas introducidas a través del colonoscopio. Asimismo, se pueden tomar fotografías mediante la cámara en el extremo del colonoscopio. De ser necesario, también se realizan procedimientos tales como terapia con láser,

Los intestinos necesitan estar completamente vacíos y limpios para el examen. Un problema en el intestino grueso que necesite tratamiento se puede pasar por alto si los intestinos no están limpios. Su proveedor de atención médica le indicará los pasos para la limpieza de sus intestinos. Esto se llama preparación del intestino. Los pasos pueden incluir:

Uso de enemasNo comer alimentos sólidos durante 1 o 3 días antes del examenTomar laxantes

Usted debe beber muchos líquidos claros durante 1 a 3 días antes del examen. Ejemplos de líquidos claros son:

You might be interested:  Como Saber Si Le Atraes Sexualmente A Un Hombre

Café o té claroCaldo o consomé sin grasaGelatinaBebidas para deportistas sin colorante agregadoJugos de frutas coladosAgua

Es probable que le soliciten que deje de tomar ácido acetilsalicílico ( aspirin ), ibuprofeno, naproxeno u otros anticoagulantes durante varios días antes del examen. Siga tomando los otros medicamentos a menos que el médico le indique lo contrario. Tendrá que dejar de tomar líquidos o pastillas de hierro unos días antes del examen, a menos que su proveedor le diga que está bien continuar.

  1. El hierro puede hacer que las heces se tornen de color negro oscuro.
  2. Esto le dificulta más al médico la visualización del interior del intestino.
  3. Los medicamentos le causarán sueño, así que posiblemente no sienta ninguna molestia y tal vez no tenga ningún recuerdo del examen.
  4. Usted puede sentir presión a medida que el colonoscopio va entrando.

Igualmente, puede sentir cólicos breves y dolor debido al gas a medida que se introduce aire o que avanza el colonoscopio. El paso de los gases es necesario y es de esperar que suceda. Después del examen, puede tener cólicos abdominales leves y expulsar muchos gases.

  1. También puede sentirse con distensión y mal del estómago, lo cual pronto desaparece.
  2. Usted debe ser capaz de volver a su casa aproximadamente una hora después del examen.
  3. Debe hacer los arreglos necesarios para tener alguien que lo lleve a casa después del examen porque estará aturdido y no podrá conducir.

Los proveedores no le permitirán salir hasta que alguien llegue a ayudarlo. Cuando esté en casa, siga las instrucciones acerca de la recuperación después del procedimiento. Estas pueden incluir:

Beba mucho líquido. Consuma una comida saludable para restaurar su energía.Debe ser capaz de retornar a sus actividades regulares al día siguiente.Evite conducir, operar maquinaria, beber alcohol y tomar decisiones importantes durante al menos 24 horas después del examen.

El resultado normal es hallar tejidos intestinales saludables. Los resultados anormales de los exámenes pueden significar cualquiera de los siguientes:

Bolsas anormales en el revestimiento de los intestinos, llamadas diverticulosis,Áreas de sangrado.Cáncer en el colon o el recto. Colitis (un intestino hinchado e inflamado), debido a la enfermedad de Crohn, colitis ulcerativa, infección o falta de circulación.Pequeños crecimientos llamados pólipos en el revestimiento del colon (los cuales se pueden extirpar a través del colonoscopio durante el examen).

Los riesgos de la colonoscopia pueden incluir cualquiera de los siguientes:

Sangrado profuso o continuo a raíz de la biopsia o la extirpación de los pólipos.Agujero o ruptura en la pared del colon que requiere una cirugía para repararlo.Infección que requiere terapia antibiótica (poco frecuente).Reacción al medicamento que le recetaron para relajarse, que causa problemas respiratorios o presión arterial baja.

Cáncer de colon – colonoscopia; Cáncer colorrectal – colonoscopia; Colonoscopia – exploración; Pólipos en el colon – colonoscopia; Colitis ulcerosa – colonoscopia; Enfermedad de Crohn – colonoscopia; Diverticulitis – colonoscopia; Diarrea – colonoscopia; Anemia – colonoscopia; Sangre en las heces – colonoscopia Garber JJ, Chung DC, eds.

  • Colonic polyps and polyposis syndromes.
  • In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds.
  • Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management,11th ed.
  • Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 126.
  • Lawler M, Johnson B, Van Schaeybroeck S, et al.
  • Colorectal cancer.
  • In: Niederhuber JE, Armitage JO, Kastan MB, Doroshow JH, Tepper JE, eds.

Abeloff’s Clinical Oncology,6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 74. National Cancer Institute website. Colorectal Cancer Prevention (PDQ) – Health Professional Version. www.cancer.gov/types/colorectal/hp/colorectal-prevention-pdq, Updated April 21, 2022.

  • Accessed February 28, 2023.
  • Patel SG, May FP, Anderson JC, et al.
  • Updates on age to start and stop colorectal cancer screening: recommendations from the U.S.
  • Multi-Society Task Force on Colorectal Cancer.
  • Gastroenterology,2022;162(1):285-299.
  • PMID: 34794816 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34794816/,
  • Shaukat A, Kahi CJ, Burke CA, Rabeneck L, Sauer BG, Rex DK.

ACG clinical guidelines: colorectal cancer screening 2021. Am J Gastroenterol,2021;116(3):458-479. PMID: 33657038 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33657038/, US Preventive Services Task Force website. Final recommendation statement. Colorectal cancer: screening.

Www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/recommendation/colorectal-cancer-screening, Published May 18, 2021. Accessed March 28, 2023. Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Emeritus Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David C.

Dugdale, MD, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

¿Qué tan dolorosa es una colonoscopia?

La colonoscopia se realiza bajo sedación y es indolora.

¿Cómo te duermen para una colonoscopia?

La sedación profunda podría mejorar los resultados de la colonoscopia American Cancer Society | 03 JUN 09 Los hallazgos de un estudio tienen el potencial de salvar vidas.

Hacer que los pacientes duerman profundamente durante la colonoscopia conduce a que se detecten pólipos precancerosos con más frecuencia que con simplemente adormecer al paciente con sedantes, halla una investigación reciente. Durante la colonoscopia, los pacientes pueden dormir mediante una sedación profunda o permanecer despiertos con una sedación moderada, lo que les permite escuchar y responder a las instrucciones durante el procedimiento. Los investigadores hallan que inducir el sueño profundo mediante sedantes en los pacientes resultó en la detección de más pólipos, aglomeraciones de células que forman el recubrimiento del colon y que podrían volverse cancerosas con el tiempo. La razón podría deberse a que durante la sedación profunda, los pacientes están más relajados y los médicos pueden centrarse por completo en la detección de pólipos, indicaron los investigadores. Los hallazgos serán presentados el martes en la Semana de de enfermedades digestivas 2009 en Chicago.

En el estudio, el equipo examinó una base de datos de informes de endoscopia (el procedimiento usado en la colonoscopia) de 61 centros de Estados Unidos. Los pacientes se sometieron a una sedación profunda o a una sedación moderada mientras permanecían conscientes.

¿Cómo te sedan para una colonoscopia?

Se han descrito muchos métodos de sedación o anestesia ligera para la realización de colonoscopias. Dentro de ellos, se ha recomendado el uso de opioides como la meperidina 3, 7, 11, bajas dosis de fentanilo 13, remifentanyl 19 – 21, asociados a midazolam 11, 12, propofol 11 – 20, tanto en bolos como en infusión continua.

¿Qué pasa cuando hay pólipos en el colon?

Descripción general – Un pólipo en el colon es una pequeña acumulación de células que se forma en el revestimiento del colon. La mayoría de los pólipos en el colon son inofensivos. Sin embargo, con el paso del tiempo algunos pólipos en el colon se pueden transformar en cáncer de colon.

  • El cáncer de colon suele ser mortal si se descubre en sus últimas etapas.
  • Cualquier persona puede desarrollar pólipos en el colon.
  • Tienes un riesgo mayor si tienes 50 años o más, tienes sobrepeso o fumas.
  • También corres un riesgo mayor si tienes antecedentes familiares o personales de pólipos en el colon o cáncer de colon.

Los pólipos en el colon no suelen causar síntomas. Es importante hacerte exámenes de detección regulares porque los pólipos en el colon que se encuentran en las primeras etapas por lo general pueden extirparse de manera segura y completa. La mejor prevención para el cáncer de colon es hacerse regularmente exámenes de detección y remoción de pólipos.

¿Qué es bueno para los gases después de una colonoscopia?

Debido a la introducción de aire en el colon, puede notar molestias abdominales, se le recomendará caminar para facilitar la expulsión del aire. A veces, es aconsejable la toma de fármacos antiflatulentos (aero-red,flatoril ) para la eliminación de gases.

¿Qué se puede comer después de una colonoscopia?

¿Qué puedo comer después de una colonoscopia? Después de una colonoscopia, es recomendable seguir una dieta blanda y ligera para facilitar la recuperación del tracto intestinal. Algunas opciones pueden incluir: caldo de pollo, arroz blanco, puré de patatas, yogurt, frutas cocidas y tostadas sin gluten,

¿Cuánto tiempo dura el efecto de un laxante?

Tipos de laxantes para el estreñimiento – Los laxantes pueden ser remedios útiles y temporales para acabar con el estreñimiento ocasional, que puede estar causado por un sinfín de factores. Mientras que algunos tipos de estreñimiento están asociados a una enfermedad metabólica, como la diabetes, o a medicamentos, como los antidepresivos, a veces simplemente están causados por una dieta carente de fibra o por la escasa ingesta de líquidos.

Laxantes formadores de masa, Estos laxantes, a menudo en forma de polvo que debe mezclarse con agua, utilizan la fibra como agente de volumen. Absorben agua y aumentan el volumen fecal, reblandeciendo las heces y facilitando su evacuación. Este tipo de laxantes tarda varios días en hacer efecto, pero pueden ser una buena opción para aquellas personas con estreñimiento crónico o para aquellas con estreñimiento ocasional que quieran un aporte extra de fibra. Laxantes lubricantes, Estos laxantes contienen un emoliente, como el aceite mineral, que ayuda a que las heces pasen más rápidamente. Laxantes osmóticos, Retienen fluidos en el intestino, por ósmosis o modificando la distribución de agua en las heces, con el objetivo de que estas sean más blandas y fáciles de evacuar. Pueden tardar hasta tres días en hacer efecto y deben administrase con una cantidad adecuada de agua. Los Supositorios de Glicerina Vilardell son laxantes osmóticos que se administran por vía rectal y cuyo principio activo es el glicerol. El efecto laxante se consigue por la capacidad de este compuesto para ablandar las heces que, junto a una ligera acción irritante local, consigue estimular los movimientos del intestino. La acción del glicerol tarda entre 15 y 30 minutos en desarrollarse. Laxantes estimulantes. Estimulan las paredes del intestino para que se contraiga y expulse las heces. Por vía oral ejercen su efecto en 6-12 horas, mientras que por vía rectal su acción se manifiesta en 20-60 minutos. Vilardell Digest Bilax es una solución natural para el estreñimiento ocasional en comprimidos bicapa de doble acción. Contiene una capa laxante que favorece un buen tránsito intestinal y otra de fibra con efecto prebiótico para ayudar a cuidarse por dentro a corto y largo plazo. Este laxante estimulante actúa de la noche a la mañana. Productos sanitarios laxantes para el peristaltismo intestinal. Aumentan el peristaltismo intestinal facilitando la evacuación. Normalmente están constituidos por miel y otras sustancias de origen natural que proporcionan además una acción protectora y emoliente de la mucosa intestinal. Vilardell Digest Melax es un laxante para el estreñimiento ocasional en formato de microenema que libera el intestino sin causar irritación gracias a su fórmula única con ácido hialurónico y miel. El glicerol presente en Vilardell Digest Melax desarrolla su efecto a los 15-30 minutos.

¿Cuánto tiempo dura el efecto del Fortrans?

PDM Descripción: Asociación de laxantes hipertónicos que aumentan la presión osmótica en la luz intestinal; la actividad osmótica del polietilenglicol 4000 y la concentración de electrólitos resultan en una excreción de agua al interior del intestino y un aumento de presión hidrostática que a su vez estimula el peristaltismo.

Evacuante intestinal para preparación previa a la colonoscopia, cirugía, radiología y otros exámenes colorrectales, genitourinarios en niños ( E: off-label ) y adultos.En el tratamiento del estreñimiento crónico de causa no orgánica en adultos, que previamente ha sido tratado, sin resultados satisfactorios, con una dieta de alto contenido en fibra y agua y un aumento del ejercicio físico diario.

DOSIS Y PAUTAS DE ADMINISTRACIÓN: Evacuante intestinal en niños ( E: off-label ): 25-40 ml/kg/hora hasta que el efluyente rectal sea claro (generalmente 4-10 horas). Insuficiencia renal: según datos en adultos, no es necesario ningún ajuste de dosis. Insuficiencia hepática: según datos en adultos, no es necesario cambio de dosificación.

Hipersensibilidad a los principios activos o a cualquiera de los componentes del producto, que puede contener como excipiente benzoato sódico, por lo que puede causar irritaciones ligeras en los ojos, piel y mucosas y aumentar el riesgo de coloración amarillenta de la piel (ictericia) en recién nacidos.Obstrucción o perforación gastrointestinal conocida o sospechosa.Íleo.Retención gástrica.Úlcera aguda gástrica o intestinal.Megacolon.Enfermedad intestinal inflamatoria crónica.

PRECAUCIONES:

Precaución al administrar en niños.En pacientes con el reflujo de deglución dañado, reflujo esofágico, inconscientes o semiinconscientes, especialmente si se utiliza la sonda nasogástrica, debe vigilarse para evitar la regurgitación o aspiración.Hinchazón severa, distensión o dolor abdominal: realizar la administración más lentamente o interrumpir temporalmente hasta que los síntomas cedan.Emplear con precaución en pacientes con colitis severa o proctitis.Se recomienda considerar una valoración de la situación electrolítica basal y postratamiento.

EFECTOS SECUNDARIOS:

Alteraciones gastrointestinales: náuseas, sensación de plenitud e hinchazón abdominal (reacciones transitorias que ceden rápidamente).Alteraciones generales: urticaria, rinorrea y dermatitis como manifestación de una reacción alérgica.

Se han notificado casos posautorización de colitis isquémica, incluida grave, en pacientes tratados con macrogol para la preparación intestinal. El macrogol debe utilizarse con precaución en pacientes con factores de riesgo conocidos de colitis isquémica o en caso del uso concomitante de laxantes estimulantes (como bisacodilo o picosulfato sódico).

Los pacientes con dolor abdominal, hemorragia rectal u otros síntomas de colitis isquémica repentinos deben ser evaluados de inmediato. INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS: Debido al efecto laxante, cualquier medicación administrada por vía oral en la hora siguiente a la utilización de la solución, puede atravesar rápidamente el tracto gastrointestinal y no ser absorbida.

DATOS FARMACÉUTICOS: Preparación:

Para la preparación de la solución, verter el contenido de un sobre en el vaso dosificador, añadir agua hasta el nivel (250 ml) y agitar hasta la disolución total del polvo.En el caso de la indicación de limpieza digestiva con fines diagnósticos, disolver a razón de un sobre cada 10-15 minutos hasta completar la dosificación prescrita.

Conservación: almacenar a temperatura ambiente entre 15-30 °C. Solución reconstituida: se recomienda preparar la solución en el momento en que se va a consumir o guardar en nevera (entre 2 y 8 °C) hasta 48 horas. Presentaciones comerciales: las presentaciones disponibles en España pueden consultarse online en el Centro de Información de Medicamentos de la AEMPS (CIMA), http://www.aemps.gob.es/cima, y en https://www.aeped.es/comite-medicamentos/pediamecum en el enlace “Presentaciones” correspondiente a cada ficha.

Fichas técnicas del Centro de Información online de Medicamentos de la AEMPS-CIMA, Madrid, España: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/publico/lista.html Micromedex Healthcare® Series, Greenwood Village, Colorado: Thomson Micromedex Durgdex® System.1974-2012, Disponible en: http://www.thomsonhc.com/home/dispatch UpToDate (Pediatric drug information), Waltham, MA: Wolters Kluwer Health Clinical Solutions 2020, Disponible en: www.uptodate.com

Fecha de actualización: diciembre de 2020. La información disponible en cada una de las fichas del Pediamécum ha sido revisada por el Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría y se sustenta en la bibliografía citada. Estas fichas no deben sustituir en ningún caso a las aprobadas para cada medicamento por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) o la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

¿Qué pasa después de tomar un laxante?

Riesgos del uso de laxantes –

  • Interacción con otros medicamentos. Tus antecedentes médicos y los medicamentos que tomas pueden limitar tus posibilidades de tomar laxantes. Los laxantes pueden interactuar con algunos antibióticos y ciertos medicamentos para el corazón y los huesos. Lee bien las etiquetas. Si no estás seguro de si debes probar un determinado laxante, pregúntale a tu farmacéutico o a tu médico. No superes las dosis recomendadas a menos que tu médico te indique lo contrario.
  • Complicación de afecciones. El uso de laxantes puede ser peligroso si al estreñimiento lo causa una afección grave, como una apendicitis o una obstrucción intestinal. Si usas ciertos laxantes durante semanas o meses con frecuencia, pueden disminuir la capacidad de contracción de tu colon y empeorar el estreñimiento.
  • Precauciones para mujeres embarazadas y niños. No les des laxantes a los niños menores de 6 años sin la recomendación de un médico. Si estás embarazada, consulta a tu médico antes de tomar laxantes. Los laxantes formadores de masa y los ablandadores de heces suelen ser seguros durante el embarazo, pero los laxantes estimulantes pueden ser perjudiciales.

Si has dado a luz recientemente, consulta a tu médico antes de usar laxantes. Aunque suelen ser seguros durante la lactancia, algunos ingredientes pueden pasar a la leche materna y provocar diarrea en los bebés en período de lactancia.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto el laxante?

Estreñimiento infantil. Tratamiento urgente | Farmacia Profesional El estreñimiento es un proceso sintomático debido principalmente a malos hábitos dietéticos e higiénicos. En los niños es fundamental establecer un tratamiento lo antes posible para evitar que el estreñimiento se convierta en un trastorno crónico y que persista en la edad adulta.

  1. Para eso, se cuenta con la ventaja de que normalmente los niños responden mejor y más rápido que los adultos a un tratamiento higiénico-dietético.
  2. DEFINICIÓN Y PREVALENCIA El estreñimiento se define como la retención de las materias fecales.
  3. Esta retención se manifiesta en una situación en la que la frecuencia evacuatoria intestinal es más baja de lo normal.

También se refiere a una dificultad para defecar, unida a la sensación permanente de evacuación incompleta, aunque la frecuencia de las deposiciones sea normal. El estreñimiento en la infancia es difícil de definir por la dificultad que representa establecer la frecuencia normal de evacuaciones en esta etapa.

Esta frecuencia disminuye de una media de 4 evacuaciones al día en la primera semana de vida a 1,7 al día a los dos años. Los procesos intestinales de los bebés dependen en gran parte de su alimentación. Tendrán más evacuaciones y más líquidas los alimentados únicamente con leche materna. En cambio, aquellos, que se alimentan con fórmulas adaptadas presentan deposiciones más firmes y menos frecuentes.

Un bebé de menos de 6 meses debe evacuar al menos una vez al día como mínimo. A partir de los dos años, los niños pueden tener entre una y dos defecaciones por día. En resumen, el ritmo deposicional en la infancia varia con la edad. Comúnmente, el estreñimiento se produce por una acumulación de heces duras y secas en el colon descendente.

La formación de heces con un bajo contenido en agua que avanzan con lentitud por el intestino grueso son consecuencia de un proceso de reabsorción de agua a lo largo del colon. La reabsorción de agua está provocada por un movimiento de iones (sodio y cloruro) a través de la membrana intestinal. Cuanto más tiempo permanecen las heces retenidas, más agua es reabsorbida y más se endurece la materia fecal.

Las heces secas y duras dan lugar a una evacuación dolorosa y se produce una distensión permanente de la ampolla rectal. Esta distensión disminuye la percepción de los presoreceptores (receptores sensibles a los estímulos vasomotores) y desaparece el deseo de defecar.

  • DIAGNÓSTICO
  • El diagnóstico del estreñimiento infantil puede establecerse a partir del aspecto que presentan las heces del niño (duras y secas) y de la frecuencia de las evacuaciones, en función de la edad:
  • ­ Menos de dos deposiciones diarias en lactantes alimentados con lactancia materna.
  • ­ Menos de tres evacuaciones semanales en lactantes que siguen una alimentación artificial (con leche adaptada)
  • ­ Menos de dos o tres deposiciones a la semana en niños y adolescentes.
  • ETIOLOGÍA

En el 95% de los casos, la etiología del estreñimiento es de origen desconocido. En su aparición influyen factores constitucionales, hereditarios y psicológicos. En determinados casos este problema se ha relacionado con la intolerancia a las proteínas de la leche de vaca.

  • En definitiva, el estreñimiento puede ser causado por problemas orgánicos o, más frecuentemente, puede ser un estreñimiento funcional.
  • Las causas orgánicas son las siguientes: ­ Trastornos obstructivos (estenosis anal congénita, microcolon, estrecheces colónicas congénitas o adquiridas, etc.).
  • ­ Trastornos neurológicos (enfermedad de Hirschsprung, hiper e hipoganglionosis, parálisis cerebral, lesiones medulares, etc.).
You might be interested:  A Como Esta La Hora De Trabajo En Colombia

­ Trastornos endocrinos (diabetes, hipo e hipertiroidismo,etc.). ­ Trastornos metabólicos (deshidratación, hipercalcemia, hipocaliemia, porfiria, lupus, etc.). ­ Trastornos psiquiátricos (anorexia y depresión). ­ Fármacos y sustancias tóxicas (hipervitaminosis D, codeína, abuso de laxantes, fenotiazidas, hierro, intoxicación por plomo, etc.).

  1. Las causas de estreñimiento funcional pueden deberse a:
  2. ­ Falta de fibra en la dieta.
  3. ­ Ingesta insuficiente de alimentos, agua y líquidos.
  4. ­ Exceso de alimentos astringentes: plátano, arroz, patatas, alimentos ricos en azúcares (chocolate y golosinas).
  5. ­ Desorden en las horas para comer y picar entre las comidas principales.
  6. ­ Retirada del pañal que provoca fobia a la hora de ir al baño.
  7. ­ Déficit de atención en el niño.
  8. ­ Tensiones escolares al inicio del curso.
  9. ­ Acontecimientos familiares traumáticos: muerte de un familiar o cambio de casa o de ciudad.
  10. ­ Llevar una vida atareada y activa, que impide al niño hacer caso de sus impulsos para defecar.
  11. ­ Síndrome de colon irritable.
  12. Edad
  13. La etiología del estreñimiento varía sustancialmente en función de la edad.

En niños recién nacidos y lactantes, el origen del estreñimiento se encuentra principalmente ligado a la alimentación. En ocasiones está causado por vómitos de repetición, dietas hiperconcentradas o un escaso aporte hídrico (especialmente en determinadas situaciones como el calor ambiental o la fiebre).

También puede deberse al consumo de fórmulas adaptadas de alto contenido en grasa y calcio, que contribuyen a la formación de jabones cálcicos en el intestino delgado. En esta etapa, el estreñimiento también es debido a la aparición de una fisura anal (que puede ser causa o consecuencia de este síntoma) y al pequeño grado de estenosis anal que presentan los lactantes.

Otros posibles motivos son: prolapso, fibrosis quística, hipotiroidismo, hipercalcemia, enfermedades renales y neuropatías intestinales. En la mayoría de los pacientes en edad preescolar o escolar, la causa es idiopática, pero como otras posibles causas se encuentran la enfermedad celíaca, la diabetes, la enfermedad de Crohn y la porfiria.

  1. TRATAMIENTO En el tratamiento del estreñimiento infantil existen diferentes líneas de actuación: medidas dietéticas, medidas higiénicas y, en algunas ocasiones, tratamiento farmacológico.
  2. En todo caso, el tratamiento depende de la intensidad del cuadro y de la edad del niño.
  3. La terapia del estreñimiento requiere la existencia de una educación en los padres y los niños.

El médico de atención primaria y el farmacéutico comunitario juegan un papel muy importante en esta instrucción. Los padres y cuidadores deben conocer la importancia de la dieta en el estreñimiento, la obligación de completar correctamente el plan terapéutico establecido y la necesidad de tener calma y esperar una respuesta adecuada al tratamiento.

  • Medidas dietéticas
  • Las medidas dietéticas se adoptarán en función de la edad del niño.
  • Lactantes de menos de 6 meses

En la lactancia artificial es importante evitar el uso de leches adaptadas con cantidades altas de calcio y grasas saturadas. Están recomendadas las fórmulas con baja cantidad de grasas saturadas, que contienen principalmente lípidos en forma de ácidos grasos poliinsaturados.

  • Debe evitarse la preparación de biberones concentrados e incluso se deben aumentar un poco los aportes de agua en los biberones.
  • En la lactancia natural, pueden administrarse pequeñas cucharadas de agua entre las tomas.
  • A partir de los 4 meses, se puede dar al niño zumo de naranja también en cucharadas.

Entre los 4 y los 6 meses, el pediatra incluirá la fruta en la alimentación del niño. La introducción debe hacerse de forma gradual, fruta a fruta, para evitar posibles reacciones alérgicas. De las frutas, en el estreñimiento debe darse preferencia a la naranja y a la pera y evitar el plátano y la manzana.

  • Niños a partir de los 6 meses En el niño mayor de 6 meses se podrá contar mucho más con la dieta para conseguir erradicar el problema de estreñimiento.
  • Se aumentará la cantidad de fibra y de líquidos que se le den.
  • Se recomiendan las frutas (evitando manzanas y plátanos) y las verduras (judías verdes, espinacas, acelgas y alcachofas).

Una vez introducido el gluten en su dieta, la papilla de cereales ha de contener avena o cereales integrales. Las papillas de frutas y cereales pueden endulzarse con una cucharada de miel. El agua es vital para solucionar el estreñimiento, sobre todo en las épocas más calurosas y si el niño tiene tendencia a sudar.

  • Niño en edad preescolar y escolar Para esta edad se recomienda una dieta rica en fibra y la ingestión abundante de líquidos.
  • La fibra dietética incrementa la masa fecal acelerando así el tránsito intestinal y evitando el estreñimiento.
  • Se distinguen dos tipos de fibra en cuanto a su solubilidad en agua: ­ Fibra insoluble: es la que se encuentra sobre todo en cereales integrales.

Se excreta casi por completo en las heces y debido a su capacidad para retener agua, aumenta la masa fecal y favorece la motilidad intestinal. ­ Fibra soluble: fibra viscosa que encontramos en frutas, verduras y legumbres. Esta fibra, cuando llega al colon se transforma por acción de las bacterias intestinales en ácidos grasos de cadena corta y de carácter volátil, lo que da un olor especial a las heces.

  1. Retrasa también el paso de alimentos desde el estómago hasta el intestino.
  2. La fibra que más ayuda a solucionar el problema del estreñimiento es la fibra insoluble.
  3. Se aconseja sustituir los productos elaborados con carbohidratos refinados con baja cantidad de fibra por productos integrales que la contienen en un alto porcentaje.

Un ejemplo: el pan refinado contiene 2,2 gramos de fibra, en cambio el integral tiene 8,5 gramos. Por esta razón, aprovechando que el pan es un alimento de consumo diario, es conveniente que sea integral. Una «golosina» con mucha fibra son las palomitas de maíz, otra fácil manera de incorporar la fibra en la dieta de los más pequeños.

  • Resumiendo, se puede decir que los alimentos más ricos en fibra y aconsejables en las dietas contra el estreñimiento son: cereales, verduras, legumbres y frutas (ver tabla I).
  • Se aconseja administrar 30 gramos de fibra dietética o 14,4 gramos de fibra cruda al día, al menos durante un mes, antes de comprobar la respuesta al tratamiento.

El incremento de la fibra debe realizarse de manera gradual para evitar la aparición de efectos secundarios como son flatulencia, distensión abdominal, dolor y cólicos. Por otro lado, la ingestión de grandes cantidades de fibra (más 30 gramos por día) puede disminuir la absorción de ciertos micronutrientes como el calcio, el cinc y el hierro, además de producir los efectos indeseables citados.

  1. En general, se recomienda la ingestión de un litro a un litro y medio de agua diario para favorecer la acción de las fibras.
  2. El niño debe ingerir abundantes líquidos, sobre todo en los meses de mucho calor.
  3. Los niños con estreñimiento no deben abusar de la leche y de sus derivados, ni deben consumir grandes cantidades de carne.

También deben evitar alimentos astringentes como el arroz, la zanahoria, el plátano, la manzana, el chocolate y el membrillo. Medidas higiénicas Establecer los correctos hábitos higiénicos de defecación será, junto a las medidas dietéticas, el tratamiento de elección en el estreñimiento infantil.

En los niños menores de dos años, deben evitarse las medidas disciplinarias. En esta etapa, el mejor consejo es que las medidas dietéticas se acompañen de un horario de comidas regular, de un ambiente agradable adecuado a esta edad y de una correcta higiene en todo lo referente a la zona del pañal. En algunas ocasiones, si existen lesiones locales, será necesaria la aplicación de pomadas antiirritantes y cicatrizantes dos o tres veces al día.

En los niños que ya no utilizan pañal, se aconseja que diariamente y a la misma hora el niño esté sentado durante 5-10 minutos en el wáter después de una de las principales comidas aprovechando el reflujo gastrocólico. En los niños más pequeños es preferible utilizar orinales o similares.

Si se sientan en el inodoro, resulta muy práctico colocar una banqueta bajo sus pies que les eleve las piernas y les ayude a hacer fuerza en la defecación y así se les trasmite a la vez una sensación de juego y no de castigo. Puede recurrirse a premios y alabanzas si el niño logra la deposición, en cambio se debe evitar la reprimenda si no lo hace.

En un niño mayor, el establecimiento de un hábito intestinal regular puede ser estimulado confeccionado un calendario o una tabla con adhesivos de colores para registrar los éxitos y los fracasos en este empeño. Los padres y cuidadores deben evitar que el niño se aguante las ganas de ir al baño.

  1. Se debe responder inmediatamente a la necesidad de defecar.
  2. En este sentido, los juegos y la televisión a menudo hacen posponer este deseo inicial de evacuación.
  3. El niño debe comer correctamente, masticar bien los alimentos y seguir unos horarios de comidas regulares.
  4. El ejercicio físico moderado, como andar o montar en bicicleta, también resulta beneficioso para el estreñimiento.

Una vez realizada la defecación, se debe limpiar la zona en cuestión con agua templada. En caso de existir lesiones locales, será necesario la utilización de pomadas especialmente formuladas dos o tres veces al día. Algunos niños con estreñimiento crónico presentan asociados trastornos de la personalidad y pueden necesitar, además, tratamiento psicológico.

  • Tratamiento farmacológico El tratamiento farmacológico del estreñimiento consiste en la administración de laxantes.
  • Los laxantes se pueden dividir en diferentes categorías, según su mecanismo de acción: formadores de masa, emolientes, lubricantes, osmóticos y estimulantes (ver tabla II).
  • Laxantes formadores de masa Los laxantes formadores de masa contienen fibra y están indicados en el estreñimiento crónico idiopático.

Su mecanismo de acción es el más parecido al proceso natural de aumento de volumen fecal. Por esta razón constituyen el tratamiento farmacológico inicial en el estreñimiento funcional. Comienzan a actuar transcurridas 12-24 horas desde su administración y pueden tardar dos o tres días en hacer efecto.

  • Conviene advertir a los padres de que su efecto no es inmediato.
  • Para conseguir que funcionen correctamente será preciso un consumo de líquidos adicional.
  • Sus principales efectos secundarios son debidos a la fibra que contienen.
  • Pueden producir sensación de plenitud y flatulencia, por esta razón se recomienda empezar su utilización con dosis bajas y aumentarlas gradualmente hasta encontrar la idónea para alcanzar la regularización intestinal.

También se aconseja aumentar la ingestión de líquidos e incluso cambiar de preparado si no se reducen los efectos indeseados. Pueden interferir la absorción de calcio, hierro y otras sustancias (salicilatos, digoxina, teofilina, etc.), por lo que debe respetarse un intervalo de tiempo (al menos una hora) entre la ingestión del laxante y otros medicamentos.

Hay que tener en cuenta que este tipo de laxantes, debido al aumento de volumen, pueden producir un bloqueo esofágico, por lo que no deben tomarse antes de acostarse. Están contraindicados en caso de diverticulitis, obstrucción intestinal y en niños alérgicos al gluten y en los celíacos. Algunos laxantes formadores de masa contienen glucosa, circunstancia que hay que tener presente si se trata de pacientes diabéticos.

Entre este tipo de laxantes se encuentran el salvado, la metilcelulosa, la semilla de Ispaghula ( Plantago ovata ) y la goma Karaya ( Sterculia urens roxb ). Laxantes emolientes Los laxantes emolientes actúan básicamente como surfactantes: facilitan la formación de superficies de separación entre los componentes acuosos (hidrófilos) y los ácidos grasos (hidrófobos) de la mezcla de las heces.

  • Su efecto laxante se produce entre uno y tres días después de su administración.
  • Pese a no absorberse, alteran la permeabilidad de la mucosa y pueden aumentar la toxicidad de otros fármacos administrados conjuntamente.
  • Por ejemplo, pueden facilitar la absorción intestinal de otros laxantes como la fenoftaleína y la parafina líquida, lo que puede aumentar su acción y sus efectos adversos.

El principal fármaco en este grupo de laxantes es el docusato sódico. Laxantes lubricantes El modelo de laxante lubricante es el aceite mineral (aceite de parafina o parafina líquida). Este aceite penetra y suaviza la materia fecal, facilita el paso de las heces y disminuye la absorción colónica del agua.

  • Actúa a las 6-8 horas.
  • Se administra por vía oral, no se digiere y sólo se absorbe una pequeña cantidad de la sustancia.
  • Puede producirse una salida del aceite por el ano (goteo anal), sin estar produciéndose la defecación, que se minimiza en el caso de la administración de emulsiones estabilizadas de aceite.

Este efecto secundario puede provocar prurito anal. En ocasiones esta clase de laxantes pueden alterar la absorción de vitaminas liposolubles (A, D, E y K). Para evitar que el laxante interfiera esta absorción se debe administrar entre las comidas. Los laxantes lubricantes están contraindicados en pacientes con alteración de la motilidad esofágica, porque pueden provocar neumonías lipídicas por aspiración.

  • Laxantes osmóticos Entre los laxantes osmóticos se encuentran las sales inorgánicas (hidróxido de magnesio y tartrato sódico potásico) y compuestos orgánicos (lactitol, lactulosa y glicerol).
  • Estos productos actúan reteniendo líquidos en el intestino para estimular el peristaltismo y la formación de heces blandas.

Las sales inorgánicas tienen un efecto que dura aproximadamente tres horas. Las sales de magnesio estimulan la secreción de colecistoquinina (hormona secretada por la mucosa intestinal), que promueve la secreción de fluidos y la motilidad intestinal. Estas sales están contraindicadas en niños con enfermedad renal crónica.

Su principal efecto secundario son las náuseas y los vómitos. Para evitar problemas de deshidratación, deben administrarse con una elevada cantidad de líquidos. La lactulosa es un disacárido sintético. Actúa más lentamente que las sales inorgánicas porque tiene que ser hidrolizada por las bacterias colónicas, que la convierten en ácido láctico que es el responsable del efecto osmótico local.

No tiene un efecto rápido, porque necesita 72 horas para actuar. Su sabor dulce la hace muy apropiada en el caso de los niños. Al inicio del tratamiento puede producir efectos secundarios como flatulencia, calambres y molestias abdominales. Está contraindicada en pacientes con intolerancia a la lactosa o a la galactosa.

  1. Los niños diabéticos debe usarla con precaución.
  2. El lactitol está químicamente relacionado con la lactulosa y presenta un sabor más agradable que ésta.
  3. Su administración se debe hacer con uno o dos vasos de agua.
  4. El glicerol es un alcohol trihidratado y altamente higroscópico.
  5. Sólo debe administrarse en forma de supositorios (son los conocidos supositorios de glicerina).

Es un laxante tipo mixto que tiene dos mecanismos de acción. Por un lado es osmótico y por otro es estimulante. Provoca la evacuación por un ablandamiento de la materia fecal y una lubricación del ano y del recto. Están indicados en niños y actúan a la hora o dos hora de su administración.

  • Por este motivo son útiles en el tratamiento del estreñimiento agudo.
  • Su uso puede producir irritación anal, por lo que se recomienda utilizarlos en períodos de tiempo limitados.
  • Laxantes estimulantes Estos laxantes se clasifican en derivados de difenilmetano (bisacodilo, picosulfato sódico y fenoftaleína) y de antraquinona (sen, aloe, frángula, cáscara sagrada, ruibarbo y aceite de ricino).

También se denominan irritantes o de contacto. Se piensa que actúan al fomentan el desplazamiento de agua y de electrolitos hacia el intestino, irritando la mucosa intestinal y estimulando la motilidad colónica. Se debe considerar el uso de laxantes estimulantes cuando los laxantes formadores de masa no funcionan.

Sólo se recomiendan en tratamientos a corto plazo. Se administran generalmente por la noche, para que su efecto se aprecie a la mañana siguiente. El tiempo que tarda en hacer efecto este tipo de laxante varía entre 4 y 12 horas, dependiendo del lugar en el que actúe. Los supositorios de bisacodilo tienen un efecto mucho más rápido: menos de una hora.

El principal efecto adverso agudo de los laxantes estimulantes es la producción de calambres abdominales. Los laxantes antraquinónicos se excretan vía renal y modifican el color de la orina (desde el color amarillento-marrón hasta el rojizo). La fenoftaleína frecuentemente produce rash epidérmico y tiñe la orina de color rosa y las heces de rojo.

  1. Produce albuminuria y hemoglobinuria.
  2. Debido a estos efectos adversos su uso es muy poco frecuente.
  3. El aceite de ricino se ha dejado de utilizar en la mayoría de los países de la Unión Europea, debido a su efecto drástico y a su sabor desagradable.
  4. Las únicas indicaciones autorizadas son en el vaciado intestinal previo a una radiografía o una intervención quirúrgica y en intoxicaciones alimentarias.

Enemas Los enemas pueden ser de dos tipos: enemas acuosos que actúan por efecto osmótico y los oleosos que lo hacen por efecto lubricante y humectante. La respuesta del organismo es muy rápida y aparece a los 2-15 minutos de ser administrados. Se presentan en forma de microenemas, para casos de estreñimiento agudo y en volúmenes mayores para el vaciado intestinal.

Los enemas pueden ocasionar alteraciones en el equilibrio electrolítico y pérdida de fluidos. Si se administran de forma incorrecta pueden dañar el conducto anal y la mucosa rectal. Las formas de administración rectal, como los supositorios de glicerina (laxante mixto), de bisacodilo (laxante estimulante), los enemas y las sales inorgánicas (laxante osmótico) son los laxantes más adecuados para el tratamiento del estreñimiento agudo.

Tratamiento médico El tratamiento médico del estreñimiento debe ser individualizado. Comprende tres fases: evacuación completa o desimpactación, evacuación sostenida para restaurar el tono colorrectal normal y suspensión progresiva de las medidas terapéuticas.

Evacuación completa La desimpactación representa la primera fase del tratamiento médico del estreñimiento. El plan terapéutico no tendrá éxito sin una previa evacuación completa. Se recomienda efectuar la menor manipulación rectal posible, aunque en ocasiones hay que recurrir a una desimpactación manual.

Para conseguir el vaciamiento rectal se utilizarán enemas hipertónicos de fosfatos (la cantidad de enema administrado variará en función de la edad del niño) o supositorios de bisacodilo (dos veces al día hasta obtener una defecación sin heces duras).

Una impactación importante de materia fecal dura necesitará la administración de enemas durante 2-5 días. Se deben utilizar los enemas con precaución porque un uso continuado puede conducir a trastornos hidroeléctricos, como hipocalcemia e hiperfosforemia. Los enemas de agua corriente, hierbas y espuma de jabón, están contraindicados.

Pueden producir diferentes complicaciones: convulsiones, intoxicación hídrica, dilución de electrolitos séricos, perforación y necrosis intestinal. Mantener la evacuación Una vez conseguida la total evacuación rectal se debe mantener un hábito de defecación normal.

La mejor estrategia es la combinación de un tratamiento higiénico-dietético adecuado, asociado si es preciso a un tratamiento farmacológico. En el tratamiento del estreñimiento en niños, se recomiendan los laxantes formadores de masa y los laxantes osmóticos como lactulosa o lactitiol y supositorios de glicerina.

Suspensión progresiva de la medicación Tras lograr el establecimiento de la defecación regular se debe reducir progresivamente el uso de laxantes y al mismo tiempo aumentar la ingesta de fibras solubles e insolubles. Generalmente, un estreñimiento crónico necesita meses de tratamiento y tienden a producirse recaídas.

Será muy importante reconocer estas recurrencias a tiempo y así instaurar las medidas higiénico-dietéticas adecuadas. De esta forma puede disminuir la necesidad de prescribir medicamentos. BIBLIOGRAFÍA Cordero L, et al. Protocolos para trastornos menores del proyecto Tesemed: estreñimiento. Pharmaceutical Care España 2001;3:155-74.

Herrero R, Kirchschlager E, Camps T. Manejo en atención primaria del estreñimiento crónico en la infancia. Medifarm 2000;10(5):281-89. Núñez JA, Aguirre MC, De la Nuez A. Estreñimiento. Farmacia Profesional 1999;13(4):52-67. : Estreñimiento infantil. Tratamiento urgente | Farmacia Profesional

Adblock
detector