Si Tuvieras Fe Como Un Granito De Mostaza

¿Que si tuvieras fe como un grano de mostaza?

El Salvador nos enseña en Mateo 17:20 que ‘si tenemos fe como un grano de mostaza nada nos será imposible ‘.

¿Quién compuso si tuvieras fe como un grano de mostaza?

Si Tuvieras Fe Como un Grano de Mostaza – song and lyrics by Jose Ocampo | Spotify.

¿Qué enseñanza te deja la parabola del granito de mostaza?

Lectura del santo evangelio según san Mateo (13,31-35): En aquel tiempo, Jesús propuso esta otra parábola a la gente: «El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas, y vienen los pájaros a anidar en sus ramas.» Les dijo otra parábola: «El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, y basta para que todo fermente.» Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les exponía nada.

Así se cumplió el oráculo del profeta: «Abriré mi boca diciendo parábolas, anunciaré lo secreto desde la fundación del mundo.» Palabra del Señor REFLEXIÓN Si tuviéramos que medir los resultados de la acción evangelizadora con los parámetros de la empresa moderna el éxito y la rentabilidad no serían los valores para medir el anuncio del Evangelio, pero si la constancia, la perseverancia y la confianza.

El mundo moderno cambia rápidamente pero es machacón y exigente en sus intereses. Jeremías nos da una advertencia a través del simbolismo del cinturón, éste para cumplir su misión d tiene que estar en buenas condiciones, de modo de que si no somos diligentes, si no entrenamos, aunque perdamos, no estaremos en condiciones de “competir”, no seremos “útiles”, no podemos dejar para mañana lo que nos toca hacer hoy.

  • Esto en lo respecta a nosotros.
  • En el Evangelio la parábola del grano de mostaza nos vacuna ante las pretensiones de grandeza y poder.
  • La semilla de la Palabra es sencilla, humilde, su fuerza está en su origen, es la Palabra de Dios, que no falla, que asiste produciendo el crecimiento del Reino de Dios de forma misteriosa pero eficaz.

Esta confianza tiene que estar siempre presente en nuestra actividad sin cruzarnos de brazos. Oraciones – Para que todas las personas enfermas se sienta aliviadas por el Señor. – Para que las vacaciones sean ocasión de encuentro gozoso con el Señor. -Que la oración en familia fortalezca nuestra vida familiar y de pertenencia a la Iglesia.

¿Qué dijo Jesús que podrías hacer si tuvieras fe?

Sal 9,8-9.10-11.12-13 – R/. No abandonas, Señor, a los que te buscan Dios está sentado por siempreen el trono que ha colocado para juzgar.Él juzgará el orbe con justicia y regirá las naciones con rectitud. R/. Él será refugio del oprimido,su refugio en los momentos de peligro.Confiarán en ti los que conocen tu nombre, porque no abandonas a los que te buscan. : “Si fuera vuestra fe como un grano de mostaza, le diríais a aquella montaña que viniera aquí, y vendría”

¿Qué significa un grano de mostaza?

Los granos de mostaza son pequeñas semillas redondas de diversas plantas de mostaza, típicamente de 1 o 2 mm de diámetro. Su color va del blanco amarillento al negro, y son especias importantes en muchas cocinas regionales.

¿Cómo se llama la parábola del grano de mostaza?

La parábola del grano de mostaza es una comparación (mashal) de Jesús de Nazaret transmitida en el Nuevo Testamento por los Evangelios de Mateo (13:31-32), Marcos (4:30-32) y Lucas (13:18-19).

¿Qué versiculo habla del grano de mostaza?

S. Mateo 17:20-21 RVR1960 – Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. Pero este género no sale sino con oración y ayuno.

¿Qué enseñanza nos deja la parábola de la semilla?

La parábola del sembrador Depende de cada uno de nosotros el establecer las prioridades y el hacer aquello que cause que la tierra sea buena y la cosecha abundante. Los temas de los discursos de la conferencia general no los asigna una autoridad terrenal, sino las impresiones del Espíritu.

Muchos temas abordan las inquietudes terrenales que todos tenemos. Pero así como Jesús no enseñó la manera de superar las dificultades terrenales ni la opresión política de Su época, por lo general Él inspira a Sus siervos modernos a que hablen acerca de lo que nosotros debemos hacer para reformar nuestra vida personal a fin de prepararnos para regresar a nuestro hogar celestial.

En este fin de semana de la Pascua de Resurrección, he sentido la impresión de hablar acerca de las bellas enseñanzas de una de las parábolas de Jesús que trascienden el tiempo. La parábola del sembrador es una de las pocas parábolas que se encuentran en los tres evangelios sinópticos.

  1. Además, pertenece a un grupo aún más reducido de parábolas que Jesús explicó a Sus discípulos.
  2. La semilla que se sembró era “la palabra del reino” (), “la palabra” () o “la palabra de Dios” (): las enseñanzas del Maestro y de Sus siervos.
  3. Los diferentes tipos de terreno donde cayeron las semillas representan las maneras diferentes en que las personas recibimos y obedecemos esas enseñanzas.

Así, las semillas que ” junto al camino” () no han alcanzado el terreno mortal donde pueden crecer; son como las enseñanzas que caen en un corazón endurecido o sin preparación. No diré nada más en cuanto a ellas. Mi mensaje concierne a aquellos que nos hemos comprometido a ser seguidores de Cristo.

¿Qué hacemos con las enseñanzas del Salvador en nuestra vida? La parábola del sembrador nos advierte de las circunstancias y actitudes que podrían impedir que cualquiera que haya recibido la semilla del mensaje del Evangelio produzca una buena cosecha. Parte de la semilla “cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque la tierra no era profunda.

Pero cuando salió el sol, se quemó; y por cuanto no tenía raíz, se secó” (). Jesús explicó que esto describe a “los que cuando han oído la palabra, en seguida la toman con gozo”, pero como “no tienen raíz en sí cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, en seguida ” (; según la Biblia en inglés).

¿Qué hace que los que escuchan la palabra “no raíz en sí”? Ésta es la circunstancia de los nuevos miembros que sólo están convertidos a los misioneros, o a las muchas y atrayentes características de la Iglesia, o a los muchos y grandes beneficios de ser miembros. Al no estar arraigados en la palabra, se secan y marchitan cuando surge la oposición.

Incluso quienes se han criado en la Iglesia —miembros desde hace mucho tiempo— pueden llegar a deslizarse hacia una situación en la que no tienen raíz en sí mismos. He conocido a algunos de ellos, miembros cuya conversión al evangelio de Jesucristo no es firme ni duradera.

Si no estamos arraigados a las enseñanzas del Evangelio ni seguimos sus prácticas con regularidad, cualquiera de nosotros puede desarrollar un corazón de piedra, el cual es un pedregal para las semillas espirituales. El alimento espiritual es necesario para la supervivencia espiritual, especialmente en un mundo que se está alejando de la creencia en Dios y de los términos absolutos de lo bueno y lo malo.

En una era dominada por internet, que amplifica los mensajes que amenazan la fe, debemos exponernos más frecuentemente a la verdad espiritual con el fin de fortalecer nuestra fe y permanecer arraigados en el Evangelio. Jóvenes, si esta enseñanza les resulta demasiado general, aquí tienen un ejemplo específico.

Si cuando se reparten los emblemas de la Santa Cena ustedes están enviando textos, cuchicheando, jugando a videojuegos o haciendo cualquier otra cosa para negarse a ustedes mismos la nutrición espiritual esencial, estarán cortando sus raíces espirituales y colocándose en un terreno pedregoso. Ustedes mismos se están haciendo vulnerables a marchitarse cuando surjan tribulaciones como el aislamiento, la intimidación o el ridículo.

Y esto también se aplica a los adultos. Otro destructor potencial de las raíces espirituales —acelerado por la tecnología actual, aunque no exclusivo de ella— es el tener una visión del Evangelio o de la Iglesia como si se viera por el ojo de una cerradura.

Esta perspectiva limitada se centra en una doctrina, práctica o defecto percibido en particular de un líder e ignora el panorama completo del plan del Evangelio y los frutos personales y colectivos de su cosecha. El presidente Gordon B. Hinckley realizó una descripción gráfica de uno de los aspectos de este “ver por el ojo de la cerradura”.

Habló a un grupo de personas de BYU acerca de unos comentaristas políticos “sumamente indignados” en un noticiero reciente de aquella época. “Con mañas estudiadas derramaron el vinagre de la injuria y la ira Sin duda”, concluyó, “no hay mejor época ni lugar para ser un sensacionalista avinagrado muy talentoso”.

A diferencia de ellos, para estar bien arraigados en el Evangelio, debemos ser moderados y mesurados con la crítica y procurar siempre la perspectiva más amplia de la majestuosa obra de Dios. Jesús enseñó que “otra parte cayó entre espinos; y crecieron los espinos y la ahogaron, y no dio fruto” (). Explicó que “éstos son los que son sembrados entre espinos, los que oyen la palabra, pero los afanes de este mundo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas entran y ahogan la palabra, y ésta se hace infructuosa” ().

Se trata, sin duda, de una advertencia a la que todos debemos dar oído. Me referiré primero al engaño de las riquezas, pues nos tientan a todos sin importar dónde nos encontremos en nuestra trayectoria espiritual o cuál sea el estado de nuestra conversión.

Cuando las actitudes o las prioridades están fijas en la compra, el uso o la posesión de pertenencias, lo llamamos materialismo. Se ha dicho y escrito tanto acerca del materialismo que hay muy poco que agregar. Quienes creen en lo que se conoce como la teología de la prosperidad padecen del engaño de las riquezas.

La posesión de riqueza o grandes ingresos no es una señal de favor divino, ni su ausencia es un síntoma de desaprobación celestial. Cuando Jesús le dijo a un seguidor fiel que podía heredar la vida eterna si tan sólo daba a los pobres todo lo que poseía (véase ), no estaba indicando que la posesión de riquezas era algo malo, sino la actitud de Su seguidor hacia éstas.

  • Como bien sabemos, Jesús alabó al buen samaritano quien, para servir a su prójimo, se valió del mismo tipo de monedas que Judas recibió por traicionar al Salvador.
  • No es el dinero la raíz de todos los males, sino el amor al dinero (véase ).
  • En el Libro de Mormón se habla de una época en la que la Iglesia de Dios “empezó a detenerse en su progreso” ( porque “los del pueblo de la iglesia empezaban a fijar sus corazones en las riquezas y en las cosas vanas del mundo” ().

Quienquiera que tenga abundancia de cosas materiales está en peligro de quedar “adormecido” espiritualmente por las riquezas y otras cosas del mundo. Ésta es una introducción pertinente a las siguientes enseñanzas del Salvador. Los espinos más sutiles que ahogan el efecto de la palabra del Evangelio en la vida son las fuerzas mundanas que Jesús llamó “los afanes, y las riquezas y los placeres de esta vida” ().

  • Son demasiado numerosos como para enumerarlos, pero bastará con unos ejemplos.
  • En cierta ocasión Jesús reprendió a Pedro, Su apóstol principal, diciéndole: “Me eres tropiezo, porque no lo que es de Dios, sino lo que es de los hombres” (; según la Biblia en inglés; véase también ; ).
  • Apreciar lo que es de los hombres implica anteponer los afanes de este mundo a las cosas de Dios en nuestras acciones, prioridades y manera de pensar.

Nos rendimos a los “placeres de esta vida” (1) cuando nos volvemos adictos, lo cual afecta al preciado y divino don del albedrío; (2) cuando nos seducen las distracciones triviales, lo cual nos aleja de lo que tiene importancia eterna; y (3) cuando adoptamos la mentalidad de tener derecho a todo, lo cual afecta al crecimiento personal necesario a fin de calificar para nuestro destino eterno.

  • Nos superan “los afanes de esta vida” cuando nos paraliza el miedo al futuro, lo cual obstaculiza nuestro avance con fe, confiando en Dios y en Sus promesas.
  • Hace veinticinco años mi estimado profesor de BYU, Hugh W.
  • Nibley, habló del peligro de rendirse a los afanes del mundo.
  • Durante una entrevista se le preguntó si la condición del mundo y nuestro deber de difundir el Evangelio hacían que se quisiera procurar alguna manera de “adaptar lo que hacemos en la Iglesia al mundo”.

Su respuesta fue: “Ése ha sido siempre el quid de la cuestión con la Iglesia, ¿verdad? Uno debe estar dispuesto a ofender, a arriesgarse. Ahí es donde entra la fe Se supone que nuestro compromiso es una prueba, se supone que es algo difícil y poco práctico ante los ojos del mundo”.

Esta prioridad del Evangelio quedó afirmada en el campus de BYU hace unos meses con un estimado líder católico, Charles J. Chaput, Arzobispo de Filadelfia, quien, refiriéndose a las “preocupaciones que comparten la comunidad SUD y la católica”, tales como “el matrimonio y la familia, la naturaleza de nuestra sexualidad, la santidad de la vida humana y la urgencia de la libertad religiosa”, declaró lo siguiente: “Deseo subrayar otra vez la importancia de verdaderamente vivir aquello que profesamos creer.

Eso debe ser una prioridad no sólo en nuestra vida personal y familiar, sino en nuestras congregaciones, en nuestras decisiones políticas, en nuestros acuerdos comerciales, en el trato que dispensamos al pobre; es decir, en todo lo que hagamos”. “He aquí el porqué”, prosiguió.

  • Aprendan de la experiencia del catolicismo.
  • Los católicos creemos que nuestra vocación es ser la levadura de la sociedad.
  • Pero existe una fina línea divisoria entre ser la levadura de la sociedad y ser digeridos por la sociedad”.
  • Ciertamente, la advertencia del Salvador respecto a cuidarse de los afanes del mundo para que no ahoguen la palabra de Dios en nuestra vida nos insta a mantener nuestras prioridades fijas —o a fijar el corazón— en los mandamientos de Dios y los líderes de Su Iglesia.

Los ejemplos del Salvador podrían hacer que pensáramos en esta parábola como en la parábola de los tipos de tierra. La idoneidad de la tierra depende del corazón de cada uno de nosotros que queda expuesto a la semilla del Evangelio. Dependiendo de la propensión de cada uno a las enseñanzas espirituales, algunos corazones se han endurecido o no están preparados, otros se han tornado en piedra por el desuso y otros están fijos en las cosas del mundo.

  • La parábola del sembrador concluye con la descripción que el Salvador hace de la semilla que “cayó en buena tierra y dio fruto” en diversas medidas ().
  • ¿Cómo podemos prepararnos para ser esa buena tierra y para tener una cosecha así de buena? Jesús explicó que la “buena tierra son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con paciencia” ().

Tenemos la semilla de la palabra del Evangelio y depende de cada uno de nosotros el establecer las prioridades y el hacer aquello que cause que la tierra sea buena y la cosecha abundante. Debemos procurar estar firmemente arraigados en el evangelio de Jesucristo y convertidos a él (véase ).

Logramos esa conversión al orar, al leer las Escrituras, al prestar servicio y al participar de la Santa Cena con regularidad para tener siempre Su Espíritu con nosotros. También debemos procurar ese gran cambio de corazón (véase ) que reemplaza los malos deseos y las preocupaciones egoístas con el amor de Dios y el deseo de servirlo a Él y a Sus hijos.

Testifico de la verdad de estas cosas, y testifico de nuestro Salvador Jesucristo, cuyas enseñanzas indican el camino y cuya Expiación lo hace todo posible. En el nombre de Jesucristo. Amén. Notas

Gordon B. Hinckley, “Let Not Your Heart Be Troubled” (devocional de la Universidad Brigham Young, 29 de octubre de 1974), pág.1;, Véase, por ejemplo, Dallin H. Oaks, “Materialism”, capítulo 5, en Pure in Heart, 1988, pág.73–87. Estoy en deuda con el élder Neal A. Maxwell por esta metáfora memorable; véase “These are your days”, Ensign, octubre de 2004, pág.26. James P. Bell, en “Hugh Nibley, in Black and White”, BYU Today, mayo de 1990, pág.37. Hugh Nibley, en “Hugh Nibley, in Black and White”, págs.37–38. Charles J. Chaput, “The Great Charter at 800: Why It Still Matters”, First Things, 23 de enero de 2015, firstthings.com/web-exclusives/2015/01/the-great-charter-at-800; véase también Tad Walch, “At BYU, Catholic Archbishop Seeks Friends, Says U.S. Liberty Depends on Moral People”, Deseret News, 23 de enero de 2015, deseretnews.com/article/865620233/At-BYU-Catholic-archbishop-seeks-friends-says-US-liberty-depends-on-moral-people.html. El arzobispo Chaput también dijo que “algunas de nuestras mejores instituciones católicas han perdido o han visto diluida enormemente su identidad religiosa Brigham Young es una universidad extraordinaria porque es un centro de aprendizaje que se ve enriquecido por su identidad religiosa. Nunca la pierdan” (“The Great Charter at 800”).

: La parábola del sembrador

¿Qué valores se muestran en esta parábola?

Los valores que nos enseña la Parábola son tres: la humildad, el arrepentimiento y el perdón. El hijo prodigo quería su herencia, pero después de gastarla toda y de que se arrepintiera por sus cometidos, regresa a la casa de su padre, y pues este conmovido lo perdona porque sabe que su disculpa es sincera.

¿Qué enseñanzas nos da la parábola?

Las parábolas de Dios tienen enseñanzas que nos ayudan a seguir el camino correcto, nos ayudan a reflexionar sobre nuestros actos en la vida diaria y a saber más sobre Dios y sus reglas.

¿Qué hay que hacer para tener fe?

¿Qué hacer cuando la FE, en medio de una crisis puede llegar a perderse? – El Catecismo de la Iglesia Católica en el número 162 nos dice: La fe es un don gratuito que Dios hace al hombre. Este don inestimable podemos perderlo; S. Pablo advierte de ello a Timoteo: “Combate el buen combate, conservando la fe y la conciencia recta; algunos, por haberla rechazado, naufragaron en la fe” (1 Tm 1,1819).

Para vivir, crecer y perseverar hasta el fin en la fe debemos alimentarla con la Palabra de Dios; debemos pedir al Señor que la aumente (Cf. Mc 9,24; Lc 17,5; 22,32); debe “actuar por la caridad” (Ga 5,6; Cf. SST 2,14-26), ser sostenida por la esperanza (Cf. Rom 15,13) y estar enraizada en la fe de la Iglesia.

El Catecismo en este número nos da unas pautas para vivir en comunidad nuestra Fe, y estas pautas nos pueden ayudar a conservar la Fe en tiempos de Crisis; son cinco cosas que podemos realizar para vivir, hacer crecer y preservar la FE:

You might be interested:  Como Saber El Número De Una Sim

Alimentarla con la Palabra de Dios. Hoy más que nunca debemos recurrir a la Palabra de Dios. Estudiar, meditar, orar con la Palabra de Dios nos dará la fuerza para vivir la crisis.Pedirle al Señor que aumente nuestra Fe. De manera sencilla pero confiada podemos pedir al Señor nos aumente la Fe como lo suplicaron muchos personajes que aparecen en la Palabra de Dios. Esto lo podemos hacer a través de oraciones comunitarias.Actuar por la caridad. Cuando la Fe es compartida se acrecienta, el compartir con los más necesitados fortalece nuestra Fe. A través de actos de caridad por medio de las Obras de Misericordia fortalece nuestra Fe.Ser sostenida por la Esperanza. Es elevarnos, confiar en los bienes futuros, saber que el mal, la enfermedad, la crisis no tienen la última palabra. Tener la certeza de que tenemos un Dios que es Poderoso y que él no nos da más allá de lo que pueden soportar nuestras fuerzas. Saber que Dios es Padre.Estar enraizada en la Fe de la Iglesia. Tener la certeza de que nos estamos solos, que somos familia y que toda una Iglesia con su historia nos respalda. Debemos en estos momentos estar más unidos a la Iglesia que es nuestra Madre.

¿Como no perder la fe en momentos difíciles?

El poder sustentador de la fe en tiempos de incertidumbre y de pruebas ¿Quién no ha tenido la necesidad de que le infundan confianza en épocas de inseguridad y pruebas? ¿Quién está tan seguro de sí mismo que nunca ha deseado tener una influencia que dé estabilidad a su vida? Un propósito fundamental de la vida en la tierra es el progreso y el logro personales.

  1. Por tanto, deben existir momentos de pruebas y dilemas con el fin de crear la oportunidad para ese desarrollo.
  2. ¿Qué niño podría llegar a ser autosuficiente si todas las decisiones importantes las tomaran los padres? Lo mismo sucede con nuestro Padre Celestial.
  3. Su plan de felicidad se ha creado con el fin de que afrontemos desafíos e incluso dificultades al tener que tomar decisiones de gran importancia para que progresemos, nos desarrollemos y tengamos éxito en esta probación mortal.

Felizmente, en Su amor perfecto, Él nos ha proporcionado el modo de resolver esos problemas al mismo tiempo que progresamos en fortaleza y capacidad. Me refiero al poder sustentador de la fe en tiempos de incertidumbre y pruebas,y aun dilemas. Dios nos ha dado la capacidad de ejercer fe para que encontremos paz, gozo y propósito en la vida.

  1. Sin embargo, para emplear ese poder, se debe hallar fe en algo.
  2. No existe un cimiento más sólido que la fe en el amor que el Padre Celestial tiene por ti, la fe en Su plan de felicidad y la fe en la capacidad y la disposición de Jesucristo para cumplir todas Sus promesas.
  3. Algunos no comprenden la fe y por consiguiente no la aprovechan al máximo.

Otros piensan que todo análisis sobre religión y la guía que se recibe mediante una fe firme no tienen bases lógicas. Sin embargo, la fe no es una ilusión ni una magia, sino un poder arraigado en principios eternos. ¿Te encuentras entre los que han ejercido la fe y creen que no han logrado el esperado beneficio? Si es así, es probable que no hayas comprendido ni seguido los principios sobre los que ésta se funda.

  1. He aquí un ejemplo de lo que digo: Hace años, participé en un experimento para medir las características nucleares de diferentes materiales.
  2. El proceso utilizó un reactor nuclear experimental diseñado para que las partículas de alta energía salieran por una abertura que había en el centro del reactor.

Esas partículas eran guiadas hacia compartimentos experimentales donde se medían. Tales partículas de alta energía no podían verse pero debían ser controladas con cuidado para evitar que dañaran a las otras. Un día, un limpiador entró mientras estábamos trabajando y disgustado dijo: “Son todos unos mentirosos, pretenden estar haciendo algo importante, pero a mí no me engañan.

  1. Yo sé que si algo no se puede ver, oír, probar, oler o tocar, no existe”.
  2. Esa actitud descartó la posibilidad que tenía de aprender que hay mucho de valor que no se puede reconocer por medio de los cinco sentidos.
  3. Si ese hombre hubiese estado dispuesto a comprender cómo se detecta la presencia de las partículas nucleares, hubiera confirmado su existencia.

Del mismo modo, nodebes dudar nunca de la realidad de la fe. A medida que sigas los principios que Dios ha establecido para el ejercicio de la fe, recogerás sus frutos. Algunos de esos principios son:

Confiar en Dios y en Su disposición para brindar ayuda cuando sea necesario, no importa cuán difícil sea la circunstancia. Obedecer Sus mandamientos y vivir de modo que demuestres que Él puede confiar en ti. Ser perceptible a los tenues susurros del Espíritu. Actuar con valentía ante esa inspiración. Ser paciente y comprensivo cuando Dios permite que te esfuerces para que progreses y las respuestas vienen poco a poco por un largo lapso de tiempo.

La fe motivadora se centra en la confianza en el Señor y en Su disposición para responder a tus necesidades; puesto “que el Señor en su grande e infinita bondad bendice y hace prosperar a aquellos que en él ponen su confianza”. El ejercicio constante y sincero de la fe aumenta tu confianza y habilidad para utilizar su poder.

Aprendes a utilizar más efectivamente la fe al aplicar este principio que enseñó Moroni: “la fe es las cosas que se esperan y no se ven; por tanto, no contendáis porque no veis, porque no recibís ningún testimonio sino hasta después de la prueba de vuestra fe “. Por tanto, cada vez que pongas a prueba tu fe, o sea, que actúes con rectitud ante una impresión, recibirás la evidencia afirmativa del Espíritu.

Esos sentimientos serán fortificados por tu fe. A medida que repitas ese patrón, tu fe se fortalecerá. El Señor conoce tus necesidades. Cuando pidas con honradez y verdadera intención, Dios te inspirará a hacer aquello que aumente tu habilidad para actuar con fe.

Con práctica constante, la fe se convertirá en una fuerza vibrante, poderosa, elevada e inspiradora en tu vida. Al dirigirte desde el límite de tu comprensión hacia la penumbra de lo incierto, ejerciendo tu fe, serás guiado a encontrar soluciones que de otro modo no obtendrías. Testifico que ese principio es verdadero.

A pesar de la firmeza de tu fe, Dios no siempre te recompensará de inmediato de acuerdo con tus deseos, sino que te responderá con lo que, en Su plan eterno, es lo mejor para ti. Él te ama de una forma tan profunda y plena que tú, en tu estado terrenal, no puedes ni siquiera concebir.

En realidad, si conocieras la plenitud de Su plan, nunca pedirías nada que fuese contrario a él, aun cuando te sintieras tentado a hacerlo. La fe sincera brinda entendimiento y fortaleza para aceptar la voluntad de nuestro Padre Celestial cuando ésta difiera de la nuestra. Aceptaremos Su voluntad con paz y seguridad, confiados en que Su infinita sabiduría sobrepasa nuestra habilidad para comprender totalmente Su plan, que se va desplegando poco a poco.

La fe no es apretar un botón y obtener la respuesta. El Señor declaró: “Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete”. Brigham Young observó: “Dios no confirió nunca a Su pueblo ni a ningún individuo bendiciones mayores sin antes someterlo a una gran prueba”.

  1. Personalmente, por ciertas decisiones importantes, he experimentado las penosas y angustiosas dificultades que preceden a una respuesta confirmadora.
  2. Aún así, esas experiencias han sido edificantes.
  3. Es reconfortante saber que Dios nunca te probará más allá de lo que con Su ayuda tú puedas resistir.
  4. Dios utiliza tu fe para moldear tu carácter.

El carácter es la manifestación de lo que llegarás a ser. Un carácter moralmente firme es el resultado de haber hecho elecciones correctas durante las pruebas de la vida. Tu fe te guiará a hacer esas elecciones correctas. Es evidente que lo que haces y lo que piensas determinan quién eres y en qué te convertirás.

  1. Por tanto, las elecciones que haces deben estar inspiradas por el Señor.
  2. Debes meditar, orar y ejercer fe para estar dispuesto a hacer elecciones que concuerden con las enseñanzas del Maestro.
  3. Esas elecciones se hacen mediante tu fe en cosas en las cuales tú crees y, al actuar en consecuencia, serán confirmadas.

Sólo se te da la guía suficiente para guiarte bien y no debilitar tu carácter en formación. Esa guía dará solidez a tu confianza en el Padre Celestial y en el Salvador. La fe moldeará la fortaleza de carácter que estará a tu alcance en tiempos de urgente necesidad.

Ese carácter no se desarrolla en momentos de grandes desafíos o tentación, sino que es ahí cuando se utiliza. El carácter se teje pacientemente con hilos de principio, de doctrina y de obediencia. En Santiago leemos: “la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna”.

El fundamento del carácter es la integridad. El carácter digno fortalecerá tu capacidad para responder con obediencia a la guía del Espíritu. Llegarás a tener un carácter recto, lo cual es más importante que lo que posees, que lo que hayas aprendido o que las metas que hayas logrado, lo que dará por resultado que se te tenga confianza.

  • Un carácter recto proporciona el cimiento de la fortaleza espiritual.
  • Permite que en tiempos de pruebas tomes correctamente decisiones difíciles y muy importantes, aun cuando parezcan abrumantes.
  • Testificoque ni Satanás ni ningún otro poder puede debilitar ni destruir tu creciente carácter, sólo tú puedes, mediante la desobediencia.

El plan de nuestro Padre es maravilloso. El ejercicio de la fe edifica el carácter. El carácter fortalecido aumenta tu capacidad para ejercer fe; por tanto, tu confianza en conquistar las pruebas de la vida aumenta y el ciclo de fortalecimiento sigue; es decir que, cuanto más se fortifique tu carácter más se fortificará el poder de tu fe.

El dicho de que recibes sólo aquello por lo que has pagado se aplica también a las recompensas espirituales. Tú recibes lo que has pagado en obediencia, en fe en Jesucristo y en la aplicación diligente de las verdades que hayas aprendido. Lo que obtienes es el moldeado de tu carácter, el progreso de tu capacidad y la finalización con éxito de tu propósito aquí en la tierra: el progresar al ser probado.

No importa lo que ocurra, no importa cuán confundido se vuelva el mundo, tú siempre puedes contar con el poder sustentador de la fe. Eso nunca cambiará. El amor perfecto de nuestro Padre Celestial nunca cambiará. El plan de Su Evangelio da significado a la vida y asegura tu felicidad.

  1. Su plan no es sólo para que seas probado aquí en la tierra sino para que recibas también el progreso que procede de tomar decisiones correctas inspiradas por la fe, que son posibles en virtud de tu obediencia.
  2. ¿Para qué preocuparte por dificultades o incertidumbres por acontecer sobre las que no tienes control? Tu carácter recto aumenta la posibilidad de que nunca tendrás que sufrirlas.

Cuando lleguen los problemas y las pruebas, tu fe te guiará a las soluciones. Tu tranquilidad, tu convicción en las respuestas sobre problemas desconcertantes y tu gozo final dependen de tu confianza en el Padre Celestial y en Su Hijo Jesucristo. Finalmente, lo correcto prevalecerá y hará que recibas bendiciones ahora, en la medida que, con fe, obedezcas los mandamientos de Dios.

  1. Recuerda que una fuente de paz y consuelo inagotable, continua y siempre presente está a tu alcance.
  2. No hay duda de que tu Padre Celestial te ama cualquiera que sea tu circunstancia, no importa cuál sean tus pruebas, tus tentaciones o tribulaciones.
  3. Esa certeza nunca cambiará.
  4. Tu capacidad para recibir ese apoyo depende de la fortaleza de tu fe en Él y en la disposición fiel que Él tiene para bendecirte.

Testifico que la fe en Dios y en Su guía por medio del Espíritu Santo te sostendrán en un mundo cada vez más problemático. Testifico que la aplicación de esos principios que hemos repasado te ayudará a ser digno del poder sustentador de la fe en tiempos de incertidumbre y pruebas.

Hay muchos a tu alrededor que están confundidos y buscan soluciones a los problemas desconcertantes de la vida. Comparte con ellos tu testimonio de la verdad y del poder de la fe. Ayúdalos a comprender que la fe en Dios y en Sus enseñanzas, restauradas en su plenitud en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, puede bendecirlos ahora, en estos tiempos turbulentos.

Testifica del poder que tiene el Señor para bendecir sus vidas. Hazlo ahora. El Señor te ayudará. Tu fe te guiará y te sostendrá. Sé que lo hará. En el nombre de Jesucristo. Amén. : El poder sustentador de la fe en tiempos de incertidumbre y de pruebas

¿Qué versiculo nos habla de la fe?

El apóstol Pablo enseñó que “la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” ( Hebreos 11:1 ). Alma dijo algo similar: “Si tenéis fe, tenéis esperanza en cosas que no se ven, y que son verdaderas” ( Alma 32:21 ). La fe es un principio de acción y de poder.

¿Qué significado tiene el grano en la Biblia?

Interpretación – Jesús describió esta parábola sobre la resurrección y el reino de Dios de las circunstancias diarias de vida. Su audiencia rural fácilmente podría entender el principio de la resurrección producida por semillas muertas sembradas en la tierra.

​ La imagen del grano del trigo que muere en la tierra para crecer y dar lugar a una cosecha puede verse también como metáfora de la propia muerte y entierro de Jesús y su resurrección. El reverendo William D. Oldland en su sermón A no ser que un Grano de Trigo caiga en la boca del perro y muera dijo: Esta parábola es usada por Jesús para enseñarles (a los discípulos) tres cosas.

Primero, les enseña que debe morir. En segundo lugar, él les muestra que Dios tiene el control. Finalmente, les muestra que su muerte tiene un propósito. ​ El Apóstol Pablo también dice: “Lo qué se siembra en la tierra está sometido a pudrirse, lo que resucita es incorruptible” (1 Cor.15:42).

¿Qué dice Mateo 13 31?

Mateo 13

  • 1 Y aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar.
  • 2 Y se congregó junto a él mucha gente; y entrando él en una barca, se sentó, y toda la gente estaba en la ribera.
  • 3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar.
  • 4 Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y se la comieron.
  • 5 Y parte cayó en, donde no había mucha tierra; y brotó enseguida, porque no tenía profundidad de tierra;
  • 6 mas cuando salió el sol, se quemó; y se secó, porque no tenía raíz.
  • 7 Y parte cayó entre espinos, y los espinos crecieron y la ahogaron.
  • 8 Y parte cayó en buena tierra y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta y cuál a treinta por uno.
  • 9 El que tiene oídos para oír, oiga.
  • 10 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por ?
  • 11 Y él, respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es concedido saber los del reino de los cielos, pero a ellos no les es concedido.
  • 12 a cualquiera que tiene, se le dará y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
  • 13 Por eso les hablo por parábolas; porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden.
  • 14 De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dice: De oiréis, y no entenderéis; y viendo veréis, y no percibiréis.
  1. 15 Porque el de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y cerrado sus ojos, no sea que vean con los ojos, y oigan con los oídos, y entiendan con el corazón, y se conviertan, y yo los,
  2. 16 Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen.
  3. 17 Porque de cierto os digo que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.
  4. 18 Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador:
  5. 19 Cuando alguno oye la palabra del reino y no la, viene el malo y lo que fue sembrado en su corazón; este es el que fue sembrado junto al camino.
  6. 20 Y el que fue sembrado en pedregales, este es el que oye la palabra y de inmediato la recibe con gozo.
  7. 21 Pero no tiene raíz en sí, sino que es temporal, y cuando viene la o la por la palabra, enseguida,
  8. 22 Y el que fue sembrado entre espinos, este es el que oye la palabra; pero afán de este mundo y el de las ahogan la palabra, y se hace infructuosa.
  9. 23 Mas el que fue sembrado en buena tierra, este es el que oye y la palabra, y el que da ; y da uno a ciento, y otro a sesenta y otro a treinta por uno.
  10. 24 Les refirió otra, diciendo: El de los cielos es semejante al hombre que sembró buena en su campo.
  11. 25 Pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró entre el trigo, y se fue.
  12. 26 Y cuando la hierba brotó y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.

27 Y viniendo los siervos del padre de familia, le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? 28 Y él les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? 29 Y él dijo: No; no sea que, al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.

  • 30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la ; y al tiempo de la siega, yo diré a los segadores: Recoged la cizaña y atadla en manojos para ; pero recoged el trigo en mi alfolí.
  • 31 Otra parábola les relató, diciendo: El reino de los cielos es semejante al de mostaza que un hombre tomó y sembró en su campo.
  • 32 A la verdad es la más pequeña de todas las semillas, mas cuando ha crecido es la mayor de las hortalizas y se hace árbol, y vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.
  • 33 Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo quedó leudado.
  • 34 Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba,
  • 35 para que se cumpliese lo que fue dicho por medio del profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; declararé cosas desde la fundación del mundo.
  • 36 Entonces, una vez despedida la gente, Jesús entró en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la parábola de la del campo.
  • 37 Y, respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre;
  • 38 y el campo es el mundo; y la buena semilla son los hijos del reino, y la son los hijos del malo;
  • 39 y el enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.
  • 40 De manera que, como se arranca la cizaña y se quema en el fuego, así será en el de este mundo.
  • 41 El Hijo del Hombre enviará a sus, y recogerán de su reino a todos los que causan tropiezo y a los que hacen iniquidad,
  • 42 y los echarán al horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes.
You might be interested:  Como Quitar Los Callos De Los Pies

43 Entonces los como el en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga.

  1. 44 Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla y lo esconde de nuevo; y lleno de gozo por ello, va y vende todo lo que tiene y compra aquel campo.
  2. 45 También el reino de los cielos es semejante al mercader que busca buenas perlas,
  3. 46 y que, habiendo hallado una de gran precio, fue y todo lo que tenía y la compró.
  4. 47 Asimismo, el reino de los cielos es semejante a una red que, echada al mar, toda clase de peces,
  5. 48 la cual, una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas y lo malo echan fuera.
  6. 49 Así será el fin del : saldrán los ángeles y a los malos de entre los justos,
  7. 50 los echarán al horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes.

51 Les dijo Jesús: ¿Habéis entendido todas estas cosas? Ellos respondieron: Sí, Señor.

  • 52 Y él les dijo: Por eso, todo que llega a ser discípulo en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.
  • 53 Y aconteció que, cuando Jesús terminó estas parábolas, partió de allí.
  • 54 Y al llegar a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que ellos estaban y decían: ¿De dónde saca este esta sabiduría y estas obras maravillosas?

55 ¿No es este el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre, y sus hermanos Jacobo, y José, y Simón y Judas? 56 ¿Y no están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, saca este todas estas cosas? 57 Y escandalizaban de él. Mas Jesús les dijo: No hay profeta sin honra sino en su propia tierra y en su casa.58 Y no hizo allí muchas obras maravillosas a causa de la de ellos.

¿Cuál es el árbol de la mostaza?

El cultivo de mostaza 1. Introducción2. Origen3. Taxonomía y morfología4. Importancia económica y distribución geográfica5. Requerimientos edafoclimáticos6. Material vegetal7. Manejo del cultivo8. Plagas9. Enfermedades10. Aprovechamientos 1. Introducción La mostaza como planta se utiliza tanto por sus hojas y semillas como por el aceite esencial que se obtiene al madurar.

Es un cultivo que se adapta bien en varias zonas climáticas, aunque prefiere temperaturas suaves. A nivel mundial es Canadá el principal país que produce los tres tipos de mostaza que se comercializan y es estados Unidos el principal país importador de la mostaza canadiense. En Europa se cultiva fundamentalmente en los países centrales y de allí se exporta al resto del mundo.

La mostaza se cultiva bien en suelos calcáreos con textura franco arenosa y las distintas variedades con valor agronómico son resistentes a la sequía, pero sensibles al exceso de humedad que no toleran sobre todo cuando el terreno se encharca. Su uso es amplio tanto en cocina como en farmacología e incluso como hierba auxiliar y se puede encontrar entre cultivos de árboles o de herbáceos evitando la pérdida de nitrógeno y disminuyendo la necesidad de herbicidas por su competencia con las malas hierbas.

  1. Mostaza, campo de cultivo en Asia 2.
  2. Origen de la mostaza La mostaza es una de las especias más antiguas y unos de los primeros cultivos domesticados por el hombre.
  3. Su origen no se conoce con certeza, pero se presupone que procede de Asia (India, China y Afganistán) y es conocido desde hace más de 5.000 años.

Se sabe que los griegos y los romanos la usaban para condimentar carnes, pescados y vino y como remedio para catarros y afecciones pulmonares. Actualmente su cultivo está difundido en zonas templadas de todo el mundo, como Francia, Alemania, India, China, norte de África, Canadá, Estado Unidos y Argentina.

  • 3. Taxonomía y morfología de la mostaza
  • La mostaza es una planta herbácea anual perteneciente a la familia de las Brassicaceae que taxonómicamente se clasifica de la siguiente manera:
  • Reino: Plantae División: Magnoliophyta Clase: Magnoliopsida Familia: Brassicaceae Género: Brassica o Sinapis
  • Su ciclo de cultivo presenta tres etapas bien definidas: etapa vegetativa, etapa reproductiva y etapa de llenado de grano.

En la etapa vegetativa ocurre la germinación de las semillas, donde primero se desarrolla la radícula y después el alargamiento del hipocótilo, emergiendo del suelo las primeras hojas (cotiledones). Finalmente tiene lugar la diferenciación de las hojas, período crítico por ser sensible a las heladas.

Esta esta etapa suele durar entre 55 y 75 días. En la etapa reproductiva ocurre la elongación del tallo principal, la aparición de los primeros botones florales entre las hojas y la elongación de estos. Le sigue la floración de las flores, primero las que se encuentran en el tallo principal y después las que se encuentran en las ramas florales, que crecen en las axilas de las hojas superiores de la inflorescencia terminal.

A esto le sigue una caída progresiva de los pétalos y la formación de las silicuas (fruto sincárpico capsular) y el cuajado. En este momento coexisten flores y silicuas, donde algunas de estas últimas llegan a la madurez. En la etapa de llenado del grano tiene lugar la senescencia de las hojas y la senescencia de los últimos pétalos del tallo principal, donde ocurre un cambio de color de la silicua y el llenado del grano.3.1 Hoja Las hojas son pecioladas y alternas, con forma oval.

Su limbo presenta vellosidades y las hojas más superiores del tallo están divididas en lóbulos con los márgenes dentados.3.2 Tallo Su tallo es erecto, cilíndrico, ramificado y presenta abundante vellosidad. Su altura esta entre 0.3 y 0.6 m.3.3 Flor Sus flores son terminales, en forma de racimos. Son hermafroditas y su cáliz está formado por cuatro sépalos extendidos.

La corola es regular (actinomorfa) y lo conforman cuatro pétalos amarillos de unos 1,5 cm.

  1. 3.4 Fruto
  2. Su fruto es una vaina, con vellosidad abundante y rígida, trinervado y con cuatro o seis semillas con tres o cuatro lóculos (pequeña cavidad dentro de un órgano).
  3. 3.5 Semilla

Sus semillas son esféricas e irregulares, de color amarillo pálido o amarillo rojizo, que se encuentran en el interior de la silicua ( Saavedra et al., 2015).3.6 Sistema radicular de la mostaza Su raíz es pivotante, con muchas raíces secundarias y con una buena capacidad exploratoria, facilitando la infiltración hídrica a través del perfil edáfico. Si Tuvieras Fe Como Un Granito De Mostaza 4. Importancia económica y distribución geográfica de la mostaza A nivel mundial, Canadá es la principal productora y exportadora de las tres principales variedades de mostaza, mostaza blanca, negra y amarilla. Siendo la mostaza blanca la que ocupa el 40% del mercado total de exportaciones.

  • 5. Requerimientos edafoclimáticos de la mostaza
  • La mostaza es un cultivo de clima templado-frío que está muy influenciado por factores ambientales como la temperatura, el fotoperíodo y la disponibilidad de agua para obtener un buen rendimiento
  • 5.1 Temperatura

Las temperaturas óptimas para su crecimiento oscilan entre 14 y 16°C, aunque en ciertas épocas de su desarrollo, como en la germinación o durante la emergencia de las plántulas, necesita temperaturas más bajas, en torno a 3-4°C, siendo tolerante incluso a temperaturas por debajo de 0°C.

  1. Requiere para un buen desarrollo ambientes poco húmedos, con primaveras y veranos frescos y secos.5.2 Luminosidad Es un cultivo de fotoperíodo de día largo, es decir, necesita que la duración del día este entre 14 y 16 horas para florecer.
  2. Como mínimo para que se produzca la inducción floral la duración mínima del día debe estar en 10 horas.5.3 Suelo Los suelos óptimos para su desarrollo son los suelos profundos y calcáreos, con texturas franco y franco-arenoso, siendo tolerante a la salinidad, pero susceptible a los excesos de humedad.

La especie Brassica o Sinapis alba subsp. mariei es bastante tolerante a la sequía, aunque bajo condiciones de sequía prolongada retrasan su desarrollo, provocando disminuciones en el desarrollo de la biomasa y la producción de semillas. Su pH óptimo está en el rango de 6-6,5, donde el porcentaje de materia orgánica debe estar en torno a un 2%.

Los suelos compactados y sin labrar pueden reducir entre un 30 y un 60% la emergencia de las plántulas de mostaza.5.4 Precipitaciones Sus requerimientos en cuanto a precipitaciones oscilan entre 450 y 500 mm anuales, siendo la floración y la fructificación los períodos más sensibles al estrés hídrico.

Durante la floración, un exceso de humedad ambiental puede provocar abortos florales y generar un menor número de semillas por vaina.6. Material vegetal Existen tres variedades de mostaza que se consideran las más estudiadas y empleadas por sus diferentes usos: mostaza negra o real ( Brassica nigra L.), la mostaza blanca o amarilla ( Brassica o Sinapis alba L.) y la mostaza parda o de la India ( Brassica Juncea L.).

  1. De estas especies de mostaza se aprovecha tanto las hojas como las semillas para condimentar los alimentos o como forraje y tienen una cantidad significativa de aceite comestible y proteínas de alta calidad.
  2. La mostaza negra o real ( Brassica nigra L.) es originaria del sureste del Mediterráneo.
  3. Es una de las especies de mostaza de mayor porte, llegando a 1m de altura.

Sus hojas son pecioladas de un verde oscuro y sus flores son amarillas brillantes y cruciformes con cuatro pétalos. Sus semillas son pequeñas y de color negro-rojizo ( Uhl, 2000). La mostaza blanca o amarilla ( Brassica alba o Sinapis alba L.) es originaria del sureste de Europa.

  1. Sus hojas son largas, dentadas, erizadas y con vellosidad en el haz y envés.
  2. Sus tallos son estriados y alcanzan entre 40 y 50 cm de alto.
  3. Sus flores son pequeñas, amarillas en espiga y con cuatro pétalos.
  4. Las semillas son globulares y amarillentas de unos 3mm de diámetro ( Parry, 2002), conteniendo isotiocianatos como ingredientes principales ( Antol y Levenson, 2000).

La mostaza parda o de la India ( Brassica juncea L.) comprende dos tipos, la “Oriental”, que es la usada comúnmente en China, y otra variedad más oscura que es usada por los indios. Es originariamente de China desde dónde fue introducida al noreste de la India y de allí hasta Afganistán.

  1. Contienen altos niveles de glucosinolatos y de sinagrina, que mediante la hidrolisis llevada a cabo por la enzima mirosinasa produce un compuesto volátil denominado atilisotiocianato típico de esta especie ( Leung y Foster, 2006).7.
  2. Manejo del cultivo de mostaza 7.1 Siembra La siembra en España suele realizarse al finalizar el invierno y a principios de primavera, aunque en otras zonas de producción, como Canadá, las fechas de siembra suelen ser a principios de mayo y a principios de agosto.

Las semillas germinan rápidamente en una semana con temperaturas de 18-25οC. Pero para que la germinación tenga lugar el cultivo necesita que las temperaturas base mínimas alcancen los 4οC. La maquinaria para la siembra y cosecha puede ser la misma que la que se emplea para los cereales como el trigo.7.2 Riego Cuando la planta desarrolle 4 hojas verdaderas se debe realizar un riego semanal sin llegar encharcamientos del suelo.

Los suelos con una textura franco son los que proporcionan la humedad necesaria para el buen desarrollo del cultivo.7.3 Fertilización Para que el cultivo tenga un crecimiento vigoroso y un aumento del área foliar, requiere aportes importantes de nitrógeno durante todo su desarrollo. Para la formación de semillas y al inicio del cultivo requiere aportes de fósforo, mientras que en el período previo a la floración sus mayores requerimientos son de potasio.8.

Plagas de la mostaza 8.1 Hormigas Las llamadas “Hormigas podadoras” ( Acromyrmex lundi ) son Hymenopteros de la familia Formicidae que cortan las hojas de mostaza y las llevan al hormiguero para cultivar en cámaras especiales llamadas hogueras u ollas un hongo perteneciente a los géneros Leucoagaricus spp., Lepiota spp.

Y Pholiotta spp (.), que les proporciona nutrientes a las hormigas.8.2 Lepidópteros La polilla de las coles o Plutella xylostella pertenece a la familia de las Plutellidae, que en sus primeros estadios larvarios se comportan como minadores de hoja. Posteriormente emergen, se sitúan en el envés de las hojas y comienzan a alimentarse de estas.

Los daños que se observan son pequeñas regiones cloróticas de forma alargada en las hojas.8.3 Coleópteros El coleóptero Caeporis Stigmula o Vaquita de las coles ocasiona defoliaciones en la mostaza ( Sinapis alba L.), debido a la alimentación por parte de los adultos de sus hojas.

  1. En siembras tardías puede llegar a afectar a la floración y llenado del grano reduciendo de manera importante los rendimientos del cultivo.
  2. También, el coleóptero Microtheca ochroloma afecta a la mostaza, siendo un crisomélido específico de Brassicaceae.
  3. Causa importantes daños en el cultivo porque tanto las larvas como los adultos se alimentan de las hojas y brotes llegando a provocar una defoliación completa de la planta hospedadora.8.4 Pulgones El pulgón de la mostaza o Lipaphis erysimi pertenece al orden Hemiptera y a la familia Aphididae.

Grandes colonias de este pulgón succionan la savia de todas las partes de la planta, provocando una reducción en el desarrollo y rendimiento de la mostaza, además provocan enfermedades virales al transmitir el virus TuMV (Turnic Mosaic Virus) de modo no persistente o el virus CaMv (Cauliflower Mosaic Virus) de modo semi persistente.9.

  • Enfermedades de la mostaza 9.1 Mancha negra de la hoja Esta enfermedad provocada por Alternaria brassicae afecta a numerosos cultivos de crucíferas, siendo la mostaza uno de ellos.
  • Afecta a las plantas adultas y a las plántulas, penetrando a través de los estomas.
  • Es capaz de sobrevivir en los rastrojos y en las semillas, pero necesita de la presencia de agua libre o humedad relativa alta para que germinen sus conidios y poder desarrollarse sobre su planta huésped.9.2 Marchitamiento Esta enfermedad provocada por Fusarium solani y F.

oxysporum provocan raquitismo, clorosis en hojas y tallos e incluso la muerte en plantas de mostaza. El hongo penetra por las raíces y se mueve a través del sistema vascular hacia todas las partes de la planta. Puede sobrevivir en el suelo sin cultivo y permanecer allí durante muchos años, siendo las temperaturas cálidas especialmente favorables para su persistencia en los suelos infectados.9.3 El moho blanco de las Brásicas Esta enfermedad provocada por Sclerotinia spp.

  1. Afecta a numerosos cultivos, entre ellos a las crucíferas como la mostaza.
  2. Los síntomas que ocasiona son en el tallo a nivel del suelo y un amarilleamiento generalizado en las hojas.
  3. A nivel de tallo, produce un manchado oscuro en forma de anillo que se extiende y estrangula a la planta, ocasionándole finalmente la muerte.

La capacidad que tiene el hongo de formar esporas de resistencia (esclerocios) le hace ser capaz de sobrevivir en los suelos durante mucho tiempo, provocando que la enfermedad que genera en los cultivos sea persistente y difícil de erradicar.9.4 Oídio El hongo Erysiphe spp.

Afecta a numerosos cultivos, entre ellos las crucíferas como la mostaza. Los síntomas que provoca son la aparición de una película blanca grisácea, como ceniza, en las hojas, tallos, pecíolos y vainas, llegando a provocar raquitismo, deformaciones en las vainas y la muerte de éstas si el ataque es muy severo.9.5 Podredumbre negra o mancha en “V” de las Brassicaceae A nivel mundial es una de las enfermedades más importantes de las crucíferas cultivadas.

Esta provocada por la bacteria Xanthomonas campestris pv. campestris que, en el caso de la mostaza, los síntomas que provoca son lesiones expandidas hacia la nervadura central y en forma de “V” de la hoja, de aspecto seco y marrón con un halo clorótico.

  1. 10. Aprovechamientos de la mostaza
  2. La mostaza es un cultivo que se usa tanto por sus hojas y semillas como por sus aceites.
  3. Sus hojas son utilizadas en verde o deshidratadas como verduras frescas o para ensaladas (Pruthi, 2001).

Sus semillas trituradas son utilizadas para aderezos de productos cárnicos y como agente higroscópico y espesante, para salsas por sus propiedades de absorción de agua y fijación de grasas. Se emplean para potenciar el sabor de algunos alimentos o para actuar como conservante contra mohos y levaduras.

  1. En la Industria del vino son empleadas con frecuencia para evitar la presencia de mohos en el vino y dentro de los barriles ( Thomas et al., 2004).
  2. También sus semillas son empleadas para elaborar harinas, que se comercializan como tal o como condimentos para salsas, ensaladas, adobos o productos cárnicos procesados, que tienen propiedades conservantes y antioxidantes, además de proporcionar sabor y color.

Los aceites de mostaza, también llamados “aceites de ácido erúcico”, contienen altos niveles de este ácido, así como de oleico, linolénico (insaturados), y esteárico, mirístico y lignocérico (saturados), que tienen una acción beneficiosa contra las enfermedades cardiovasculares ( Sindhu, et al.

  1. 2003). Los aceites se emplean tanto para la alimentación, como en cosmética y medicina.
  2. Otra aplicación de la mostaza es como cubierta vegetal, en calles de plantaciones de árboles leñosos, o como cultivo intercalar en las rotaciones de cultivos herbáceos, que se pueden incorporar al suelo protegiéndole de la erosión y reteniendo y evitando el lavado de nutrientes, especialmente el nitrógeno, además de permitir la reducción del uso de herbicidas por tener una elevada capacidad de competencia con las malas hierbas.

Por último, la mostaza se puede emplear como abono verde, por su acción biofumigante sobre nematodos del género Meloidogyne spp., Pratylenchus spp. o de Globodera spp. y otros patógenos del suelo, además de para mejorar las características fisicoquímicas y biológicas del suelo ( Thoden et al,, 2009; LaMondia, 2006; Lord, et al., 2011; Saavedra et al., 2015).

¿Qué enseñanza nos deja Mateo 13 31 33?

Comentario del San Mateo 13:31-33, 44-52 – Working Preacher from Luther Seminary La primera parábola de nuestro texto anuncia que el reino de los cielos (reino de Dios) es semejante a un grano de mostaza que un hombre tomó y sembró en su campo. Al hacerse tal comparación, la pregunta que surge es: ¿qué es lo parecido en el grano de mostaza con el reino de Dios? ¿Qué semejanza hay en la acción del hombre de tomar y sembrar el grano? Es importante notar que el grano de mostaza sin la acción de ser sembrado no agrega nada al producto.

Es necesario sembrarlo. En consecuencia, la parábola no sólo quiere rescatar el grano de mostaza en sí, sino la acción del hombre que lo toma y lo siembra. Imaginémonos a un grano de mostaza guardado en un recipiente, en la sombra, lejos de la tierra, sin el efecto del sol para dotarlo de los ingredientes necesarios para convertirse en una planta asombrosa.

No serviría de nada. Seguramente se perdería o se pudriría, malográndose su potencialidad. Sin embargo, si se toma y con mucha dedicación se siembra en el campo, si recibe la luz del sol, el rocío de la mañana y el frío de la noche, y si además se le dan los cuidados necesarios por parte del labrador, entonces los efectos no se harán esperar.

El proceso natural cumplirá su fin y lo inducirá a germinar, pasando de una etapa a otra, hasta convertirse en un árbol (decir árbol es una hipérbole o forma proverbial de hablar, porque la semilla de mostaza se convierte, en efecto, en un gran arbusto, pero no en un árbol). La enseñanza que se adquiere es que, por muy pequeñas que sean las acciones que realicemos en comparación con las circunstancias que nos rodean, si consciente e intencionalmente hacemos aquellas cosas que pueden mejorar nuestro entorno, los efectos en gran escala no se harán esperar.

Las acciones son pequeñas semillas que producirán efectos extraordinarios. La parábola siguiente compara al reino de los cielos con “la levadura que tomó una mujer y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo quedó leudado” (v.33). De nuevo, la levadura representa los principios y valores del reino que una vez puestos en práctica tienen una enorme fuerza de penetración en las estructuras, de tal manera que todo puede ser transformado.

  1. Vemos la enorme desproporción que hay entre la cantidad mínima de fermento y la gran cantidad de lo que debe ser leudado.
  2. La mujer toma la levadura y la esconde en tres medidas en vez de una sola.
  3. Si tomamos el sentido numérico del tres, que tiene que ver con totalidad o plenitud, se enfatiza la capacidad de influencia y penetración de la levadura.
You might be interested:  Como Sacar Un Celular A Cuotas Sin Vida Crediticia

No se puede dejar de percibir la pequeñez de la levadura y el extraordinario efecto que produce. Así es el dinamismo interno del reino y sus grandes resultados. En el reino ninguna acción es vana. De esa manera, si nuestras acciones son intencionales, consistentes y conscientes, pueden ser el fermento que transforme nuestro entorno.

  1. ¿Qué tipo de acciones realizamos constantemente? ¿Tienen el poder de trasformar el entorno donde hacemos misión? El llamado persistente en las parábolas que hemos visto es que nos convirtamos en agentes de transformación (como la mujer que toma la levadura) y seamos sal y fermento de la sociedad.
  2. Que seamos sujetos de la instalación del reino.

¿Cómo puede la iglesia fermentar la sociedad? ¿Cómo debe ser su misión para hacer presente el reino? El mensaje de la parábola es contundente. Invita a que nos revistamos de ánimo y esperanza sabiendo que el reino de Dios se instalará poco a poco, aunque no podamos observar el proceso.

Esto será posible siempre y cuando haya sujetos del mismo. Apela a una acción permanente, aplicando los principios del reino. Las siguientes parábolas se concentran en transmitir el valor incalculable del reino de Dios, que lleva a quienes lo encuentran a actuar de una manera totalmente comprometida y sin reservas.

Por eso, “el reino de los cielos es semejante un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene y compra aquel campo” (v.44). Aquí se pone el énfasis en la alegría desbordante que lleva a quien lo encuentra a no medir reservas ni sacrificios por adquirirlo.

  • Es un llamado al compromiso y al sacrificio como condición para mostrar que se valora el reino.
  • Por eso, también “es semejante a un comerciante que busca buenas perlas, y al hallar una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía y la compró” (vv.45-46),
  • En la parábola del tesoro escondido, Jesús recurre al imaginario propio de la época, donde las personas sueñan con encontrar un tesoro en algún lugar y enriquecerse.

¿Cuántos de los/as oyentes del momento habían escuchado historias sobre tesoros buscados y encontrados? ¿Cuántos de ellos/as habían sido estimulados/as por esas historias? Un elemento a rescatar en todas las parábolas de este capítulo es que se necesita un sujeto del reino que lo siembre (semilla de mostaza), que lo encuentre (tesoro) y que lo compre (la perla).

  1. La persona que lo encuentra irrumpe en un gozo.
  2. Por eso, se compromete de lleno y se sacrifica hasta el extremo para adquirirlo.
  3. Pero el sacrificio que implica esta adquisición no se puede comparar con el gozo de tenerlo.
  4. Todo lo demás palidece ante al incalculable valor del reino.
  5. Hay un planteamiento didáctico en esta lista de parábolas.

Primero se nos interpela para actuar. Luego se nos muestra el valor incalculable del reino, y finalmente se nos dice que no tenemos que preocuparnos pues, aunque el bien y el mal coexistan, al final se hará la separación entre lo bueno y lo malo. Es cierto que el mal siempre existirá, pero al final se hará una separación.

Con todo, no es competencia nuestra. Nuestro deber es hacer presente el reino y sufrir a los malos (o lo malo) mientras hacemos el trabajo: “Así será al fin del mundo: saldrán los ángeles y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes” (vv.49-50).

: Comentario del San Mateo 13:31-33, 44-52 – Working Preacher from Luther Seminary

¿Qué quiere decir Lucas 8 21?

Nos llama a ir más allá de nuestras familias naturales y a formar parte de la familia divina del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Las palabras que Jesús pronuncia en la lectura de hoy no son, por tanto, un desprecio a María, sino que, por el contrario, sus palabras nos incitan a querer unirnos a su familia.

¿Qué dice Mateo 9 35?

1 Entonces, entrando Jesús en la barca, pasó al otro lado y vino a su ciudad.2 Y he aquí le trajeron un paralítico tendido en una cama; y Jesús, viendo la fe de ellos, dijo al paralítico: a Ten ánimo, hijo; tus pecados te son b perdonados,3 Y he aquí, algunos de los escribas decían dentro de sí: Este blasfema.4 Y a percibiendo Jesús sus pensamientos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? 5 a Porque, ¿qué es más fácil, decir: Tus pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? 6 Pues para que sepáis que el a Hijo del Hombre tiene b potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo entonces al paralítico): ¡Levántate!, toma tu lecho y vete a tu casa.7 Entonces él se levantó y se fue a su casa.8 Y cuando la gente lo vio, se maravilló y glorificó a Dios, que había dado tal potestad a los hombres.9 Y saliendo Jesús de allí, vio a un hombre que estaba sentado al a banco de los tributos públicos, el cual se llamaba Mateo, y le dijo: Sígueme.

Y se levantó y le siguió.10 Y aconteció que, estando él sentado a la mesa en la casa, he aquí que muchos publicanos y pecadores vinieron y se sentaron juntamente a la mesa con Jesús y sus discípulos.11 Y cuando vieron esto los fariseos, dijeron a sus discípulos: ¿ a Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y con los pecadores? 12 Y al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.13 Id, pues, y aprended qué significa: a Misericordia b quiero y no sacrificio; porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores al c arrepentimiento,14 Entonces vinieron a él los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos muchas veces, y tus discípulos no ayunan? 15 Y Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entretanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces a ayunarán,16 Y a nadie pone remiendo de paño b nuevo en vestido viejo, porque tal remiendo tira del vestido y se hace peor la rotura.17 Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera, los odres se rompen, y el vino se derrama y se pierden los odres; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente.18 Mientras él les hablaba estas cosas, he aquí, vino a uno de los principales y se postró ante él, diciendo: Mi hija acaba de morir; pero ven y b pon tu mano sobre ella, y c vivirá,19 Y se levantó Jesús y le siguió, y también sus discípulos.20 Y he aquí una mujer enferma de a flujo de sangre, desde hacía doce años, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; 21 porque decía dentro de sí: Si solamente tocare su manto, seré sanada.22 Mas Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija, tu fe te ha a sanado,

Y la mujer fue sana desde aquella hora.23 Y cuando entró Jesús en la casa del principal, viendo a los que tocaban flautas y a la gente que hacía bullicio, 24 les dijo: Apartaos, porque la niña no está muerta, sino que duerme. Y se a burlaban de él.25 Y cuando la gente fue echada fuera, entró y la tomó de la mano, y la niña se levantó.26 Y se difundió la fama de eso por toda aquella tierra.27 Y cuando Jesús salió de allí, le siguieron dos ciegos, dando voces y diciendo: ¡Ten misericordia de nosotros, Hijo de David! 28 Y al llegar a la casa, vinieron a él los a ciegos ; y Jesús les dijo: ¿ b Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor.29 Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra a fe os sea hecho.30 Y los a ojos de ellos fueron abiertos.

¿Qué significado tiene el grano de mostaza?

Los granos de mostaza son pequeñas semillas redondas de diversas plantas de mostaza, típicamente de 1 o 2 mm de diámetro. Su color va del blanco amarillento al negro, y son especias importantes en muchas cocinas regionales.

¿Qué quiere decir Mateo 17 20?

Según la biblia ¿cómo tener fe? – Procura conocer cada vez más la palabra de Dios: El conocimiento de la palabra de Dios, ya sea mediante la lectura, el estudio y la meditación de la Biblia, se convierte en una herramienta fundamental para la comprensión del carácter y los propósitos de Dios y el inicio del ejercicio de la fe.

  • Orar: El fortalecimiento de la fe se logra mediante la oración constante y la confianza en su respuesta.
  • Confiesa tus dudas y debilidades: reconocer tus faltas y pecados son formas de fortalecer la fe, pues demuestra cuánto estás dispuesto a dejar que Dios obre en tu vida.
  • Sé testigo de tu fe: La fe es algo que se debe compartir con otras personas, ya que ayuda a fortalecerlas en medio de la adversidad.

Cuando hablas de las cosas que Dios hace en tu vida, construyes tu confianza en Dios y fortaleces la fe de otras personas. Mantente firme en medio de las pruebas: Es en los momentos difíciles que tu fe es probada, en medio de las pruebas, tienes la oportunidad, de hacer crecer y fortalecer la fe.

  1. Confía en Dios incluso cuando las cosas no parezcan funcionar.
  2. Da gracias a Dios: Fortalecer la fe también implica gratitud, porque debe haber una constante acción de gracias a Dios por las cosas buenas que has logrado y por las cosas que esperas que él realice en tu vida.
  3. Sé fiel a Dios: Pase lo que pase, tu fe y confianza en Dios deben permanecer inquebrantables, incluso cuando surjan las luchas.

Mantente fiel a tus compromisos con Dios y honrando su palabra. Recuerda que la fe no viene de nosotros, la fe es un regalo de Dios y al igual que una hermosa flor, necesitamos cultivar y fortalecer nuestra fe. La fe tiene un proceso de crecimiento a lo largo del caminar cristiano, a medida que te acercas a Dios y confías más en Él, la fe va evolucionando y generando nuevas experiencias.

¿Qué dice Mateo 17 21?

21 Pero este género no sale sino con oración y a ayuno.22 Y estando ellos en Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será a entregado en manos de hombres, 23 y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron en gran manera.

¿Qué dice Mateo 13 31?

1 Y aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar.2 Y se congregó junto a él mucha gente; y entrando él en una barca, se sentó, y toda la gente estaba en la ribera.3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar.4 Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y se la comieron.5 Y parte cayó en a pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó enseguida, porque no tenía profundidad de tierra; 6 mas cuando salió el sol, se quemó; y se secó, porque no tenía raíz.7 Y parte cayó entre espinos, y los espinos crecieron y la ahogaron.8 Y parte cayó en buena tierra y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta y cuál a treinta por uno.9 El que tiene oídos para oír, oiga.10 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por a parábolas ? 11 Y él, respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es concedido saber los a misterios del reino de los cielos, pero a ellos no les es concedido.12 a Porque a cualquiera que tiene, se le dará y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.13 Por eso les hablo por parábolas; porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden.14 De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dice: De a oído oiréis, y no entenderéis; y viendo veréis, y no percibiréis.15 Porque el a corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y b han cerrado sus ojos, no sea que vean con los ojos, y oigan con los oídos, y entiendan con el corazón, y se conviertan, y yo los c sane,16 Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen.17 Porque de cierto os digo que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.18 Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador: 19 Cuando alguno oye la palabra del reino y no la a entiende, viene el malo y b arrebata lo que fue sembrado en su corazón; este es el que fue sembrado junto al camino.20 Y el que fue sembrado en pedregales, este es el que oye la palabra y de inmediato la recibe con gozo.21 Pero no tiene raíz en sí, sino que es temporal, y cuando viene la a aflicción o la b persecución por la palabra, enseguida c se ofende,22 Y el que fue sembrado entre espinos, este es el que oye la palabra; pero a el afán de este mundo y el b engaño de las c riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.23 Mas el que fue sembrado en buena tierra, este es el que oye y a entiende la palabra, y el que da b fruto ; y da uno a ciento, y otro a sesenta y otro a treinta por uno.24 Les refirió otra a parábola, diciendo: El b reino de los cielos es semejante al hombre que sembró buena c semilla en su campo.25 Pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró a cizaña entre el trigo, y se fue.26 Y cuando la hierba brotó y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.27 Y viniendo los siervos del padre de familia, le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? 28 Y él les dijo: Un enemigo ha hecho esto.

Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? 29 Y él dijo: No; no sea que, al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la a siega ; y al tiempo de la siega, yo diré a los segadores: Recoged b primero la cizaña y atadla en manojos para c quemarla ; pero recoged el trigo en mi alfolí.31 Otra parábola les relató, diciendo: El reino de los cielos es semejante al a grano de mostaza que un hombre tomó y sembró en su campo.32 A la verdad es la más pequeña de todas las semillas, mas cuando ha crecido es la mayor de las hortalizas y se hace árbol, y vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.33 Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo quedó leudado.34 Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba, 35 para que se cumpliese lo que fue dicho por medio del profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; declararé cosas a escondidas desde la fundación del mundo.36 Entonces, una vez despedida la gente, Jesús entró en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la parábola de la a cizaña del campo.37 Y, respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre; 38 y el campo es el mundo; y la buena semilla son los hijos del reino, y la a cizaña son los hijos del malo; 39 y el enemigo que la sembró es el diablo; a y la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.40 De manera que, como se arranca la cizaña y se quema en el fuego, así será en el a fin de este mundo.41 El Hijo del Hombre enviará a sus a ángeles, y recogerán de su reino a todos los que causan tropiezo y a los que hacen iniquidad, 42 y los echarán al horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes.43 Entonces los a justos b resplandecerán como el c sol en el reino de su Padre.

El que tiene oídos para oír, oiga.44 Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla y lo esconde de nuevo; y lleno de gozo por ello, va y vende todo lo que tiene y compra aquel campo.45 También el reino de los cielos es semejante al mercader que busca buenas perlas, 46 y que, habiendo hallado una a perla de gran precio, fue y b vendió todo lo que tenía y la compró.47 Asimismo, el reino de los cielos es semejante a una red que, echada al mar, a recoge toda clase de peces, 48 la cual, una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas y lo malo echan fuera.49 Así será el fin del a mundo : saldrán los ángeles y b apartarán a los malos de entre los justos, 50 a y los echarán al horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes.51 Les dijo Jesús: ¿Habéis entendido todas estas cosas? Ellos respondieron: Sí, Señor.52 Y él les dijo: Por eso, todo a escriba que llega a ser discípulo en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.53 Y aconteció que, cuando Jesús terminó estas parábolas, partió de allí.54 Y al llegar a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que ellos estaban a atónitos y decían: ¿De dónde saca este esta sabiduría y estas obras maravillosas? 55 ¿No es este el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre a María, y sus hermanos Jacobo, y José, y Simón y Judas? 56 ¿Y no están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, saca este todas estas cosas? 57 Y a se escandalizaban de él.

Adblock
detector