Que Significa Hi En El Glucometro

Que Significa Hi En El Glucometro
4º) Si en la pantalla nos sale como resultado de la prueba ‘HI’, significa que el paciente tiene una glucemia superior a 500 mg/dl y si nos aparece ‘LO’ significa que la glucemia es inferior a 20 mg/dl, repetir la prueba en ambos casos para descartar problemas en el medidor.

¿Qué hacer cuando el glucómetro marca Hi?

¿Qué significa “HI” cuando aparece después de escanear el sensor con el lector? – Si aparece “HI” en el lector cuando un usuario escanea el sensor con el lector, significa que la lectura es superior a 500 mg/dl. Puede tocar el botón del mensaje para obtener más información.

¿Qué significa HI en un diabético?

Causas. El síndrome diabético hiperosmolar hiperglucémico es una afección que presenta: Nivel extremadamente alto de azúcar (glucosa) en la sangre.

¿Qué pasa si se me sube el azúcar a 500?

Causas – Los valores de glucosa en la sangre demasiado altos o demasiado bajos durante mucho tiempo pueden causar los siguientes problemas de salud graves, y todos ellos pueden llevar al coma diabético.

Cetoacidosis diabética. Si las células musculares necesitan energía, el cuerpo puede comenzar a degradar la grasa para convertirla en energía. Este proceso genera ácidos tóxicos conocidos como “cetonas”. Si tienes cetonas (detectadas en la sangre o la orina) y un nivel alto de glucosa en la sangre, la afección se denomina “cetoacidosis diabética”. Si no se trata, puede derivar en un coma diabético. La cetoacidosis diabética es más común en personas que tienen diabetes tipo 1. Sin embargo, también puede afectar a las personas con diabetes tipo 2 o con diabetes gestacional. Síndrome diabético hiperosmolar. Si tu nivel de glucosa en la sangre supera los 600 miligramos por decilitro (mg/dl), o 33,3 milimoles por litro (mmol/l), la afección se conoce como “síndrome diabético hiperosmolar”. Cuando la glucosa en la sangre es extremadamente alta, el excedente de azúcar pasa de la sangre a la orina. Esto desencadena un proceso que elimina una gran cantidad de líquido del cuerpo. Si no se trata, puede ocasionar una deshidratación que pone en riesgo la vida y llevar a un coma diabético. Hipoglucemia. El cerebro necesita azúcar (glucosa) para funcionar. En casos graves, los niveles bajos de glucosa en la sangre (hipoglucemia) pueden provocar desmayos. El nivel bajo de glucosa en la sangre puede ser provocado por un exceso de insulina o la falta de alimento. Hacer ejercicios muy enérgicos o beber demasiado alcohol puede ocasionar el mismo efecto.

¿Cómo bajar los niveles de azúcar en una emergencia?

¿Cuáles son los síntomas de la hiperglucemia o subida de azúcar? – Los síntomas se manifiestan en forma de sudores fríos, aumento de la sed, convulsiones, letargos, náuseas, aumento de las ganas de orinar y debilidad generalizada. No hay que asustarse, relajarse e hidratarse con 1-2 litros de agua son las respuestas más eficaces para solventar estos episodios.

¿Cuánto es lo máximo que marca un glucómetro?

Conoce tu nivel deseado – Pregúntale a tu proveedor de atención médica cuál sería un rango razonable de glucosa en la sangre en tu caso. El proveedor de atención médica establecerá los resultados deseados del análisis de glucosa en la sangre según varios factores, como los siguientes:

  • Tipo y gravedad de la diabetes
  • La edad
  • El tiempo que llevas teniendo diabetes
  • Estado del embarazo
  • Presencia de complicaciones por diabetes
  • Salud general y presencia de otras enfermedades

La Asociación Americana de la Diabetes generalmente recomienda los siguientes niveles de glucosa en la sangre:

  • Entre 80 y 130 miligramos por decilitro (mg/dL) o 4,4 a 7,2 milimoles por litro (mmol/L) antes de las comidas
  • Menos de 180 mg/dL (10,0 mmol/L) dos horas después de las comidas

Sin embargo, la Asociación Americana de la Diabetes señala que estos objetivos suelen variar según la edad y la salud personal, y que deben ser individualizados. Algunas personas tendrán objetivos de glucosa en la sangre ligeramente más altos, como las siguientes:

  • Personas que tienen 60 años o más
  • Personas con otras afecciones médicas, como enfermedades cardíacas, pulmonares o renales
  • Personas que tienen una capacidad reducida para percibir los niveles bajos de glucosa en la sangre (insensibilidad a la hipoglucemia)

¿Cuál es el significado de Hi?

Hola

¿Qué es una crisis Hiperglucémica?

Crisis hiperglicémicas y el suministro de atención mediante telepresencia robótica en el Hospital General de Tejupilco Hyperglycemic crises and providing care through robotic telepresencie in Tejupilco General Hospital M. Reyna-Medina a, G. Vázquez-de Anda b, D.

Vicente-Cruz c, J. García-Monroy d, A. Campos-Hernández e a Unidad de Cuidados Intensivos, Hospital General de Tejupilco, Instituto de Salud de Estado de México, Tejupilco, Méx., México b Departamento de Telemedicina, Instituto de Salud de Estado de México, Centro de Investigación de Ciencias Médicas, Universidad Autónoma del Estado de México, Toluca, Méx., México.

c Dirección del Hospital General de Tejupilco, Instituto de Salud de Estado de México, Tejupilco, Méx., México d División de Medicina Interna, Hospital General de Tejupilco, Instituto de Salud de Estado de México, Sociedad Médica del Sur del Estado de México, Tejupilco, Méx., México e Unidad de Cuidados Intensivos, Hospital General de Tejupilco, Instituto de Salud de Estado de México, Universidad Americana de Comercio e Informática, Tejupilco, Méx., México Este artículo ha recibido Introducción: las crisis hiperglicémicas (CH) son las complicaciones agudas de la diabetes mellitus (DM) que ponen en peligro la vida; dentro de éstas se encuentran: la cetoacidósis diabética (CAD), estado hiperglicémico hiperosmolar (EHH) y los estados mixtos (EM); cuya mortalidad reportada es menor al 10%.

Objetivo: Identificar la frecuencia, tasa de mortalidad, enfermedades asociadas, edad y género. Así como el rol de la telemedicina en la continuidad del suministro terapéutico. Establecer estrategias para disminuir ingresos y costos. Método y materiales: Estudio retrospectivo en el que se revisaron 75 pacientes con hiperglicemia, quienes ingresaron a la unidad de Cuidados intensivos (UCI) del Hospital general de Tejupilco (HGT), del instituto de Salud del Estado de México (ISEM), en el año 2011.

Se excluyeron a 27 con hiperglucemia, pero sin CH, quedando 48 pacientes que cumplieron criterios para CH y, de éstos, se estudiaron variables como edad, sexo, frecuencia, tasa de mortalidad, enfermedades asociadas. Se calificó el aporte de la telepresencia.

  • El análisis estadístico se realizó con Stats.
  • Resultados: la incidencia anual de ingresos por CH en la UCI fue de 9.5/100 pacientes diabéticos, la edad fue de los 16 a 85 con media de 50.5 ± 19 años.
  • La CAD representó al 75% (n 36), el EHH el 21% (n 10) y EM 4% (n 2).
  • La mortalidad por CH sin enfermedades asociadas fue del 6% (n 3) y con enfermedades asociadas aumentó significativamente a 40% (n 19), predominó en mujeres con una proporción de 2:1.

La telepresencia robótica (TR) favoreció a todos los pacientes. Conclusiones: Se demostró que las infecciones son las enfermedades asociadas más frecuentes y que a mayor edad representan elevada mortalidad, por lo que la reducción de éstas y el control de glucosa podrá disminuir complicaciones, ingresos y reducir costos.

La telemedicina es un factor importante para el suministro terapéutico integral de los pacientes críticamente enfermos, sobre todo en la continuidad de terapia con insulina intravenosa. Palabras clave: Crisis hiperglicémicas; Telepresencia robótica; Infecciones; Mortalidad; México Introduction: The hyperglycemic crises (HC) are acute complications of diabetes mellitus (DM), diabetes ketoacidosis (DK), hyperosmolar hyperglycemic state (HHS) are the most serious acute metabolic complications.

The annual incidence rate for HC estimated ranges from 4 to 8 episodes per 1,000 patients with diabetes. Mortality rates are from 5%-10%. Objective: To determine incidence, mortality rate, precipitating factors, age, sex, to definite the strategy to prevent and to reduce admits and costs.

  1. Methods and materials: Were located 75 database of patients with hyperglycemia admitted in CCu from Tejupilco`s general Hospital in year 2011.
  2. Was excluded to 27 no criteria to HC and included 48 patients, they met criteria to HC; and these were analyzed age, sex, incidence, mortality rate and precipitating factors.

We described the contribution of telepresence. The data obtained was analyzed by descriptive statistics stats. Results: The incidence was of 9.5/100 diabetics patients, the mortality rate was 6%; is lower than national range and inside of international range: lower to 10%.

  • Age was 58.5±18.8, predominance was to female sex in 2:1.
  • Precipitating factors was in relation to infections in 54% (n 26).
  • Mortality range was 40% (n 19) and was caused for precipitating factors and not to HC.
  • Telepresence (T) favored all patients.
  • Conclusions: This study showed to the infections are the illness associated more frequently and mortality was correlated to main age.

Is necessary to reduce this illness and hyperglycemia and that to reduce costs. The telemedicine is an important factor in providing comprehensive therapy of critically ill patients. Keywords: Hyperglycemic crises; infections; Mortality; Telepresence; Mexico Texto completo Pagina nueva 5 Introducción Las crisis hiperglicémicas (CH) forman parte de las complicaciones agudas más graves de la diabetes mellitus (DM), y ponen en peligro la vida de los pacientes que las padecen.

  • Estas son la cetoacidósis diabética (CAD), estado hiperglicémico hiperosmolar (EHH) y el estado mixto (EM) 1-3,
  • Siendo más frecuente la CAD con una incidencia anual de 3 a 8 episodios por 1,000 pacientes diabéticos, cuya mortalidad a nivel mundial y nacional es de 5% a 10% 1,2,5,6,8 ; en Estado unidos es de 4.6 a 8 por 1,000 16 ; en Reino unido se reportó del 11% 17 ; siendo la media nacional de 11% 6,8,
You might be interested:  Qué Significa La Palabra Ciña

La mortalidad por CAD debe ser menor a 5% en la unidad de Cuidados intensivos (UCI) y centros de experiencia 18, es común en DM tipo 1 diagnosticada en niños y adolescentes 15 ; sin embargo se ha observado con mayor frecuencia en mayores de 50 años.

El EHH es menos frecuente aproximadamente 1% 1,13, pero su mortalidad es mayor y oscila entre 18% a 32%. Se ha reportado que la CH es una complicación frecuente en diabéticos tipo 2 en Sudamérica, México y Estados unidos 19, La telemedicina suministra terapias especializadas, monitoriza glucosa e infusión de insulina durante las crisis hiperglicémicas, optimiza el trabajo multidisciplinario, disminuye riesgos al evitar traslados y reduce costos.

Por lo que, es una red de telecomunicación muy útil en pacientes críticamente enfermos 27-29, El mecanismo básico subyacente de estos trastornos es la reducción de la acción selectiva de la insulina circulante, junto con una elevación concomitante de las hormonas contrarreguladoras.

  • Estas alteraciones son las que dan lugar al aumento de la producción de glucosa renal y hepática, y a la disminución de la utilización de la glucosa en los tejidos periféricos; lo que da como resultado hiperglucemia y cambios paralelos de osmolaridad del espacio extracelular.
  • En la CAD estas alteraciones dan lugar a la liberación de ácidos grasos libres del tejido adiposo a la circulación y a la oxidación desmedida de ácidos grasos hepáticos a cuerpos cetónicos, con cetonemia y acidosis metabólica como resultado.

Por lo que respecta al EHH, no se produce cetogénesis, ya que la insulina circulante, aunque insuficiente inhibe la lipólisis y la cetogénesis 14,20, Las causas precipitantes más frecuentes reportadas en diversas series se relacionan a infecciones, transgresión medicamentosa, dietética, enfermedades cardiovasculares, abuso de alcohol, presentación diagnóstica, entre otras 1-4,

La tasa de presentación por CAD en México es de 10.3 a 14.6 por cada 1,000 pacientes diabéticos hospitalizados, la población más afectada se presenta en pacientes con nivel de estudios menor a la secundaria y los pacientes de nivel de estudios como licenciatura tienen menor propensión a las CH 1,2,

Es más frecuente en mujeres y el grupo de edad más afectado es en mayores de 50 años, sin embargo las causas de mayor demanda hospitalaria son las complicaciones crónicas 5, La CAD se presenta en el 80% de los pacientes diagnosticados y se relaciona a enfermedades subyacentes.

En un estudio realizado en un Hospital del ISEM, se demostró una frecuencia de 3.4%, predominando en hombres, cuyo valor medio aritmético de días estancia fue de 6.9 ± 3.5. Se ha demostrado que a mayor edad y mayor tiempo de diagnóstico, las posibilidades de defunción aumentaron. En cuanto a los valores de laboratorio, entre más bajo es el pH y el bicarbonato y más alta la creatinina y el nitrógeno ureico en sangre, también la mortalidad incrementa.

El 70% de los pacientes tienen tratamiento irregular, 46% de los casos tienen enfermedades infecciosas. La prevalencia observada en este estudio fue de 3.4%, misma reportada en Estados unidos y, la mortalidad fue reportada en 15.4%; por arriba de la media nacional 6,

  • La tasa nacional de defunciones del 2008 informó que la DM, es la primera causa de muerte en nuestro país, y se presentó a partir de los 15 años de edad con un total de 75,572 muertes por año con una tasa de 70/100,000 habitantes y un 14% de la mortalidad general.
  • En el Estado de México la tasa de mortalidad por diabetes fue de 4.3/1,000 habitantes, predominando en mujeres; de acuerdo a lo referido por la Secretaría de Salud y Dirección general de información en Salud, Banco de Datos 1979 a 2008 INEGI, SS y CONAPO 2006 11,12,21,

La carga genética, obesidad, hipertensión, transgresión dietética y sedentarismo son fuertes factores de riesgo para padecer diabetes en nuestro país, principalmente en la Ciudad de México; tal como lo indica el estudio CARMElA realizado en el instituto del Seguro Social (IMSS); esto coloca a nuestro país entre el 7° y 9° lugar de países con mayor cantidad de pacientes diabéticos 21,22,

Se ha demostrado que los costos por atención a la DM en México, superan los 30 millones de dólares al año y la cifra parece que incrementará en los siguientes años 22, La mayor parte de las complicaciones agudas y crónicas pueden evitarse o modificarse, por lo que es importante el diagnóstico en las primeras etapas de la enfermedad y evitar las complicaciones 23,

Se ha observado que los costos en las complicaciones aguda y crónicas se reducen de forma importante con la intervención de la telemedicina, a su vez que minimiza riesgos al evitar traslados 29, En este sentido, el suministro de servicios especializados se optimiza con la telepresencia robótica (TR) en los pacientes críticamente enfermos 24,25,

El objetivo de este estudio es determinar la frecuencia de las CH en el HGT del ISEM. Identificar el impacto que las infecciones y las enfermedades asociadas representan para la tasa mortalidad en las CH, la influencia de edad y género. Establecer estrategias para el manejo de factores de descontrol, así como reducir ingresos a la UCI por complicaciones y costos.

Finalmente, identificar el impacto en el contexto del programa de la TR en la UCI del HGT. Material y métodos El presente es un estudio retrospectivo y transversal que se llevó a cabo en la UCI del Hospital general de Tejupilco (HGT), del instituto de Salud del Estado de México (ISEM), en el periodo de tiempo que comprende de diciembre del 2010 a diciembre del 2011.

El universo de trabajo fueron 75 pacientes que ingresaron por hiperglicemias. Se incluyeron al estudio, 48 de ellos, por cumplir con los criterios diagnósticos para CH como: CAD, EHH y EM. Finalmente, se excluyeron 27 pacientes por ser portadores de diabetes descontrolada como enfermedad secundaria y que no cumplieron criterios para CH.

En el grupo de inclusión se estudiaron las siguientes variables: edad, sexo, tipo de CH, días de estancia, defunción y enfermedad asociada a través de un instrumento de recolección de datos, que se aplicó durante el internamiento de cada paciente y datos obtenidos del expediente clínico.

El objetivo del estudio fue identificar la frecuencia de la CAD, EHH, EM, tasa de mortalidad, género más afectado, las edades de mayor frecuencia, las enfermedades asociadas que contribuyeron a la defunción y los días cama de internamiento en la UCI. Para la identificación de las causas de defunción, se revisaron todos los certificados de defunción de los pacientes ingresados al estudio.

De acuerdo a los criterios diagnósticos del Consenso de la Asociación Americana de la Diabetes ( American Diabetes Association, ADA), se definió a la CAD como: hiperglicemia no controlada ≥ 250 mg/dL (13.9 mmol/l), acompañada de acidosis metabólica, con un pH ≤ 7.35 y bicarbonato ≤ 18 mosm/l e incremento de cuerpos cetónicos y deshidratación.

El EHH: alteración metabólica caracterizado por severa hiperglicemia ≥ 500 mg/dL, osmolaridad sérica ≥ 320 mosm/l, deshidratación ante ausencia de cuerpos cetónicos. Las CH se definieron como aquellas hiperglicemias que incluyen a CAD, EHH o EM 10, Se calificó la utilidad y suministro terapéutico de la telemedicina en los diferentes turnos.

El análisis estadístico se llevó a cabo de acuerdo al programa de stats. El estudio fue aprobado por el comité de Ética Médica, Jefatura de Medicina interna y UCI, Dirección del HGT, ISEM. Resultados La incidencia anual de CH registrada en el HGT del ISEM en el año 2011, fue de 9.5 episodios por 100 pacientes diabéticos, lo que representó una frecuencia del 9.5%.

  • De 502 pacientes hospitalizados en la UCI, 48 cumplieron criterios diagnósticos para CH.
  • La edad representó un valor mínimo de 16, máximo de 85 y una media de 50.5 ± 19 años.
  • La CAD fue la CH de mayor frecuencia con un 75% (n 36), el EHH representó el 21% (n 10) y el EM fue de 4% (n 2).
  • La mayor frecuencia de CH se presentó en las edades que van de los 50 a 85 años de edad, con 67% (n 32).

El grupo de edad de los 50 a 60 años representó el 30% (n 14) de los casos. En el género predominó el sexo femenino con un 67% (n 32), y masculino de 33% (n 16); con una relación 2:1 con respecto a la mujer. La mortalidad de las CH se reportó en el 6% (n 3), en la que predominó la CAD seguida de EM.

Las enfermedades de base o asociadas a las CH fueron las infecciosas 54% (n 26) y no infecciosas 21% (n 10) (tabla 1). En este caso, su mortalidad se registró del 40% (n 19). Su edad media fue 56 ± 17 años y predominó en el sexo femenino con relación de 2:1 (tabla 2). En el 25% (n 12) hubo enfermedades asociadas o no se identificaron.

Los días de estancia en la UCI se reportaron de uno a 20, siendo su media de 5±4. Todos los pacientes fueron favorecidos por las ventajas de la TR y se calificó a ésta, como una red de telecomunicación eficiente, rápida, oportuna y necesaria. Discusión La incidencia anual identificada en nuestro hospital es alta, de 135 episodios por 1,000 pacientes diabéticos; muy por arriba de la nacional y mundial que va de 3 a 8 episodios por cada 1,000 diabéticos 4,6, por lo que las estrategias para reducir esta incidencia deberán dirigirse al control de la glucosa y enfermedades concomitantes como infecciones y otras patologías de base, de forma temprana para evitar complicaciones e ingresos a la UCI.

En cuanto a la mortalidad se ha demostrado que aquellos pacientes con CH sin sepsis ni otras enfermedades es baja, representando el 6%; con respecto a la media nacional que es del 11% 6 e incluso está por debajo del promedio esperado a nivel internacional y dentro del promedio internacional como en Estados unidos y Europa, que es del 5% al 10% 1,2,16,

You might be interested:  Qué Significa Soñar Con Un Perro Blanco

Por su parte, lee Eng Castro refiere una incidencia hospitalaria baja y una mortalidad ligeramente por arriba de la media nacional en un hospital del iSEM 6, Cuando las CH se relacionan a enfermedades de base, la tasa de mortalidad se modifica de forma dramática y se presenta con una frecuencia del 40%.

  1. En este sentido se ha identificado que las infecciones y enfermedades crónicas, se agudizadas y se complican en aquellos pacientes diabéticos que posteriormente fallecen.
  2. Itabchi, Torrecilla entre otros autores, en varias series identifican a la infecciones como las principales enfermedades que acompañan a los pacientes con CH 1,2,4,6,

Tales aseveraciones tienen estrecha relación a lo encontrado en nuestros resultados. Las infecciones que frecuentemente identificamos son las neumonías, seguidas de choque séptico, infecciones genitourinarias y de tejidos blandos. Por lo tanto, las infecciones de esta naturaleza deben erradicarse en breve tiempo, sobre todo cuando se relacionan a enfermos con diabetes, con el fin de evitar las complicaciones del tipo de las CH.

  1. Itabchi et al.1 concluyen que tanto la CAD como el EHH son patologías prevenibles 1,23 ; en este sentido la prioridad es evitar llegar a estas complicaciones, más que el propio manejo en las terapias intensivas.
  2. Se ha demostrado que la mortalidad tiene estrecha relación con la edad y que a mayor edad en presencia de infecciones, la mortalidad se eleva significativamente.

Por ello, resulta de particular interés que las infecciones y otras enfermedades asociadas deberán corregirse lo más pronto posible 30,31, Las enfermedades no infecciosas se relacionan especialmente a complicaciones tardías relacionadas a la DM, en las que predominaron las enfermedades gastrointestinales y cardiovasculares que presentaron agudización y complicación.

  • La CAD es la CH más común y se presenta en el 75% de los pacientes, se ha visto incrementada en los pacientes mayores de 50 años, predominando en el sexo femenino, le sigue el EHH con una presentación del 21% y los EM no tuvieron representación significativa.
  • Por otro lado, Mann y Arredondo 4,22 refieren que los gastos a nivel hospitalario son altos y que éstos, se incrementan ante las complicaciones.

Así como al propio protocolo terapéutico se adicionan gastos como antibióticos, equipo adicional como ventiladores, energía eléctrica, personal, insumos, etc. Estas referencias han presentado resultados similares a nuestros hallazgos, y de la misma forma la prevención de las CH y el tratamiento oportuno de las infecciones y otras enfermedades asociadas, podrá reducir de forma dramática los ingresos y por lo tanto, los costos institucionales aproximados a los 30 millones de dólares al año 22,

Cabe señalar que, el aporte que la TR ha proporcionado a nuestros pacientes críticamente enfermos, es un valioso respaldo en lo que respecta al suministro terapéutico, sobre todo en aquellos turnos en los que no se cuenta con especialista y el manejo de soporte avanzado no debe posponerse bajo ninguna circunstancia.

De tal manera que todos los pacientes estudiados fueron manejados de forma multidisciplinaria, mediante el sistema de telemedicina con médicos terapistas y otras especialidades, conjuntamente con médicos no terapistas que tienen contacto directo con el paciente en una UCI de tipo abierta 30,

Esto permite reducir la mortalidad, usar equipos especializados como ventiladores en los casos necesarios, control de infusiones de insulina, monitorización de glucosa, mayor control del paciente en CH, manejo de enfermedades concomitantes y llevar a cabo protocolos y guías terapéuticas de acuerdo a la patología asociada 26,27,30,31,

Otras ventajas observadas por nosotros, es que se han evitado traslados riesgosos que ponen en peligro la vida de un paciente cuando se traslada por carretera, se han reducido complicaciones, se han valorado pacientes por otros especialistas sin tener que movilizar al paciente reduciéndose las complicaciones, se ha incrementado el proceso de enseñanza y la comunicación ha sido muy versátil por parte del médico tratante y médico de TR, e incluso TR y paciente.

  1. De esta forma, pueden realizarse diagnósticos tempranos, preconizar tratamientos y prevenir complicaciones en tiempo real; principalmente cuando en el hospital no hay especialistas 24,25,
  2. A esta relación que se manifiesta en los terrenos de la enfermedad y en el aporte de información que involucra a la TR y al médico de guardia, muy particularmente nos inclinamos a identificarla como “simbiosis terapéutica”.

Conclusiones La frecuencia de CH es alta y la mortalidad baja, si no hay infecciones o enfermedades agregadas. Cuando hay infecciones, enfermedades graves y mayor edad, la mortalidad se eleva de forma dramática. La CAD es la CH más común en mayores de 50 años y predomina en el sexo femenino.

  1. Las CH son prevenibles y la corrección de las enfermedades asociadas puede reducir ingresos, costos, morbilidad y mortalidad.
  2. La telemedicina es un factor importante para reducir riesgos, complicaciones y costos en nuestro medio hospitalario.
  3. Financiamiento No se recibió ningún patrocinio para llevar a cabo este artículo.

Conflicto de intereses Los autores declaran no tener conflicto de intereses. Agradecimientos Arnulfo Gante Cornejo, Médico Adscrito al Servicio de la UCI del HGT, ISEM. Albino gante Cornejo, Médico Adscrito al Servicio de la UCI del HGT, ISEM. Lorenzo Romero Albarrán, Médico Adscrito al Servicio de Medicina interna del HGT, ISEM.

  1. Agripín Villa Villa, Jefe de Archivo Clínico del Turno Especial del HGT, ISEM.
  2. Autor para correspondencia: Privada Benito Juárez N° 14-c, Colonia Ahuatepec, C.P.62300, Cuernavaca, Mor., México.
  3. Teléfono: (01777) 242 07 61.
  4. Correo electrónico : [email protected] (M.
  5. Reyna-Medina).
  6. Bibliografía Kitabchi AE, Umpierrez GE, Miles JM, et al.

Hyperglycemic Crises in Adult Patients with Diabetes., 32 (Diabetes Care 2009), pp.1335-1343 Torrecilla lCA, Nuevo JJL, Ayala GV, et al. Causas Principales para el Desarrollo de Crisis Hiperglucémicas en Pacientes con Diabetes Mellitus en la Secretaria de Salud del Distrito Federal.

51 (Rev Fac Med UNAM 2008), pp.235-238 Soriano AS, Martín MJG, González-Cobos CL, et al. Cetoacidosis Diabética en un Departamento de urgencias., 18 (An Med Interna (Madrid) 2001), pp.411-419 Mann JPM, Nacach AZ. Hospitalización de Pacientes con Diabetes Mellitus, Causas, Complicaciones y Mortalidad.

, 43 (Rev Med IMSS 2005), pp.97-101 Sistema Nacional de Vigilancia Epidemilógica. Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria de Diabetes Mellitus tipo 2., 21 (Epidemiologia 2004), pp.1-3 Castro VElE, Mote JD, López RFE, et al. Experiencia de Tres Años en Cetoacidósis Diabetica en el Hospital General Dr.

Nicolás San Juan, Toluca, México., Trachtenbarg DE. Diabetic Ketoacidosis. American Family Physician., 71 (2005), pp.1705-1714 Hernandez MT, Estrada NC. Cetoacidósis Diabética. Anales Médicos., 51 (2006), pp.180-187 Stoner GD. Hyperosmolar Hyperglycemic State. American Family Physician., 71 (2005), pp.1723-1730 Bracho F.

Ketoacidosis Diabetic. Medicrit., 2 (Rev Med Int y Med Crit 2005), pp.9-16 Secretaria de Salud. Subsecretaria de Prevención y Promoción a la Salud. Programa de Acción Especifico 2007-2012. Diabetes Mellitus. México D., Secretaria de Salud (F), pp.2008 Consultado el 12 de mayo de 2013.

www.sinais.salud. gob., (mx/ mortalidad 2008), Kitabchi AE, umpierrez GE, Murphy MB, et al. Management of Hyperglycemic Crises in Patients with Diabetes., 24 (Diabetes Care 2001), pp.131-153 Ramiro HM, Lifshitz GA, Cherem JH, et al. El internista Vol I.3a Edición. México D., 2008.p.85-91 (F: Colegio de Medicina interna de México), Ugale J, Mata A, Meert KL, et al.

A Measured Degree of Dehydration in Children and Adolescents with type 1 Diabetic Ketoacidosis., 13 (Pediatr Crit Car Med 2012), pp.1-5 Savage MN, Dhatariya KK, Kilvert A, et al. Diabetes UK Positions Statements and Care Recommendations., 28 (Diabet Med 2011), pp.508-515 Consultado el 15 de septiembre de 2010.

  • Http//www.ic.nhs.
  • Uk/webfiles/services/NCASP/audits%20and%reports/National_ Diabetes_Audit_Executive_Summary_2008-2009.
  • Pdf), Trifone L.
  • Cetoacidosis Diabética.
  • De la Prevención al Tratamiento.
  • 48 (Res Hosp Niños B Aires 2006), pp.261-262 Manrique H, Calderon J, Soto A, et al.
  • Cetoacidosis Diabética: una Complicación Frecuente de la DM tipo 2 en Hispanoamérica.

, 19 (Av Diabetol 2003), pp.141-147 Chiasson JL, Jilwan NA, Bélanger R, et al. Diagnosis and Treatmente of Diabetic Ketoacidosis and the Hyperglycemic Hyperosmolar State., 168 (CMAJ 2003), pp.859-863 Peña JE, Granados JB, Martínez CR, et al. Diabetes en México.

Estudio CARMELA., 79 (Cir y Ciruj 2011), pp.424-431 Arredondo A, Zuñiga A. Economic Consequences of Epidemilogical Changes in Diabetes in Middle-Income Contries., 27 (Diabetes Care 2004), pp.104-109 Sensores CC, Aké OC, Herrera SP, et al. Características Clinico-Epidemiológicas de las Complicaciones Agudas de la Diabetes Mellitus.

, 21 (Med Int Méx 2005), pp.259-265 Secretaria de Salud. Subsecretaria de innovación, Calidad Centronacional de Excelencia Tecnológica en Salud. SENETEC-SALUD. Telemedicina. Vol 3, 1ª Edic. México D. González GC, Castillo IR. Auditoria Administrativa y de Comunicación organizacional: Programa de Telemedicina en México.

  1. 1 (Revista de Comunicación y Salud 2011), pp.19-31 52 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.
  2. Endocrinol Nutric 2010.
  3. Rocha VM, Martínez LF, osollo JR, et al.
  4. Monitoreo Remoto de Pacientes con Diabetes, utilizando Tecnología Móvil inalámbrica.
  5. Revista eSalud.
  6. 8 (com 2012), pp.1-8 Ratheau L, Jeandidier N, Moreau F, et al.

How Technology has Changed Diabetes Management and what it has Failed to Achieve., 37 (Diabetes and Metabolism 2011), pp.57-64 Frare S, Daouni A, Boucherie B, et al. Telemedicine and Diabetes: Achievements and Prospects., 37 (Diabet Metab 2011), pp.463-476 Esper CR, Córdova CJ, Córdova CL.

¿Qué pasa si mi azúcar llega a 600?

Complicaciones de emergencia – Si el nivel de glucosa sanguínea aumenta demasiado o si los niveles altos de glucosa en la sangre no se tratan, se pueden producir dos afecciones graves.

Cetoacidosis diabética. Esta afección ocurre cuando no tienes suficiente insulina en el cuerpo. Cuando sucede esto, la glucosa no puede ingresar a las células para aportar energía. El nivel de glucosa sanguínea aumenta y el cuerpo comienza a descomponer la grasa para obtener energía, lo que hace que se produzcan ácidos tóxicos llamados “cetonas”. Las cetonas se acumulan en la sangre y, finalmente, pasan a la orina. Si no se trata, la cetoacidosis diabética puede causar un coma diabético que podría poner en riesgo la vida. Estado hiperglucémico hiperosmolar. Esta afección ocurre cuando el cuerpo produce insulina, pero esta no funciona correctamente. Los niveles de glucosa sanguínea pueden ser muy altos, por encima de los 600 mg/dl (33,3 mmol/l ), sin presentar cetoacidosis. Si presentas esta afección, el cuerpo no puede usar la glucosa ni la grasa para obtener energía. Entonces, la glucosa pasa a la orina, lo que provoca un aumento de la micción. Si no se trata, el estado hiperglucémico hiperosmolar puede causar una deshidratación que pone en riesgo la vida y un coma diabético. Es muy importante recibir atención médica de inmediato.

You might be interested:  Que Significa Que Una Catarina Se Pare En Ti

¿Qué pasa si se sube el azúcar a 1000?

Coma hiperosmolar – En diabéticos de tipo 2 puede producirse un coma hiperosmolar, no cetósico como complicación de una hiperglucemia no tratada. En el caso de niveles de glucemia extremadamente altos, normalmente superiores a 1000 mg/dl (55 mmol/l), los riñones eliminan demasiada agua y el organismo se deseca (deshidratación).

Niveles de glucemia extremadamente elevados, superiores a 600 mg/dL (33 mmol/L) Sed intesa Ugencia urinaria Taquicardia Mareo

Causa y prevención del coma hiperosmolar El máximo riesgo de padecer un coma hiperosmolar lo tienen las personas con diabetes tipo 2 no diagnosticada. Los factores desencadenantes incluyen con frecuencia infecciones como la neumonía (que aumentan las necesidades de insulina) o tratamiento con diuréticos.

¿Cuándo es preocupante el nivel de azúcar?

¿Cómo puedo saber que tengo una subida de azúcar? Síntomas más frecuentes – Existen situaciones que nos pueden alertar de que estamos teniendo niveles altos de azúcar en sangre. A continuación mencionamos algunos de los síntomas más evidentes que hacen saltar las señales de alarma:

Orinar con excesiva frecuencia. Necesidad de beber constantemente. Experimentar notables pérdidas de peso a pesar de no haber perdido el apetito ni haber presentado modificaciones en la dieta. Sensación de cansancio o agotamiento. Infecciones por hongos. Visión borrosa o entumecimiento de los dedos. Confusión e, incluso, posibilidad de llegar a un coma.

Podríamos considerar como alarmante tener los niveles de glucosa en sangre, en ayunas, en torno a los 100 y 125 mg/dl. Y, después de la ingesta de alimentos, entre los 140 y los 199 mg/dl. Cuando se dan este tipo de mediciones nos encontramos ante lo que se conoce como “estado prediabético”: esto quiere decir que la diabetes mellitus tipo 2 todavía no se ha instalado en nuestra vida, pero que estamos peligrosamente rozando los primeros síntomas de esta enfermedad.

¿Qué medicamento baja la glucosa rápido?

Los niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia) son comunes en personas con diabetes que están tomando insulina u otros medicamentos para controlar la diabetes. Aparte de ciertos medicamentos, los siguientes factores también pueden hacer bajar los niveles de azúcar (glucosa):

Tomar alcoholHacer más actividad de lo habitualSobredosis intencional o no intencional de medicamentos utilizados para tratar la diabetesOmitir comidas

Incluso cuando la diabetes se maneja con cuidado, los medicamentos utilizados para tratarla pueden ocasionar episodios de azúcar baja en sangre inducida por medicamentos. Esta afección también puede ocurrir cuando alguien que no tiene diabetes toma un medicamento para tratar esta afección.

Betabloqueadores (como una sobredosis de atenolol o propranolol)Cibenzolina y quinidina (fármacos para la arritmia cardíaca)Glinidas (como nateglinida y repaglinida) Indometacina (analgésico)InsulinaMetformina, cuando se utiliza con sulfonilureasInhibidores del SGLTE-2 (como canagliflozin, dapagliflozin, empagliflozina y ertugliflozin) con sulfonilureasSulfonilureas (como glipizida, glimepirida, gliburida)Tiazolidinedionas (como pioglitazona y rosiglitazona) cuando son utilizadas como sulfonilureasFármacos para combatir infecciones (como gatifloxacino, levofloxacina, pentamidina, quinina, trimetoprina-sulfametoxazol)

Hipoglucemia – inducida por medicamentos; Glucosa baja en sangre – inducida por medicamentos Cieslak J, Levin A, Beaulieu M. Management of patients with diabetes in the intensive care unit. In: Ronco C, Bellomo R, Kellum JA, Ricci Z, eds. Critical Care Nephrology.3rd ed.

  1. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 215. Holt RIG.
  2. Diabetes mellitus.
  3. In: Feather A, Randall D, Waterhouse M, eds.
  4. Umar and Clarke’s Clinical Medicine.10th ed.
  5. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 23.
  6. Versión en inglés revisada por: Frank D.
  7. Brodkey, MD, FCCM, Associate Professor, Section of Pulmonary and Critical Care Medicine, University of Wisconsin School of Medicine and Public Health, Madison, WI.

Also reviewed by David C. Dugdale, MD, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

¿Qué fruta es buena para bajar el azúcar?

– Numerosos estudios han vinculado el consumo de bayas con un mejor control del azúcar en la sangre. Las bayas están cargadas de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una excelente opción para las personas con problemas de manejo del azúcar en la sangre.

¿Qué pasa si tengo más de 400 de glucosa?

Si su nivel de glucosa se encuentra entre 350 a 400 mg/dl deberá llamar a su médico de confianza o cabecera. Si sus niveles de glucosa en sangre se encuentran por encima de 500 mg/dl, deberá llamar a su médico de confianza o cabecera y tendrá que acudir a urgencias.

¿Qué es más peligroso una hipoglucemia o una hiperglucemia?

Los niveles bajos de glucemia son igual de peligrosos que la hiperglucemia, según especialistas, dado que la hipoglucemia es considerada por los expertos como factor independiente de riesgo cardiovascular. En ocasiones, está relacionada con el ‘síndrome de muerte en la cama’ que suele darse en adultos jóvenes con diabetes tipo 1, por tanto, es importante prestar atención a la manera cómo el paciente se recupera de las disminuciones de glucosa Madrid, 23 de julio 2012 (medicosypacientes.com/E.P.) Los niveles bajos de glucemia son igual de peligrosos que la hiperglucemia, advierte el profesor Antonio Ceriello, del Instituto de Investigaciones Médicas August Pi i Sunyer de Barcelona (IDIBAPS), quien ha participado en el seminario ‘Hot Challenges in Diabetes’, impulsado por la Alianza Boehringer Lilly, celebrado en Barcelona.

Este experto ha apuntado a la hipoglucemia como factor independiente de riesgo cardiovascular. En sus palabras, se trata de una tendencia de investigación novedosa que relaciona las disminuciones de la glucemia con una mayor probabilidad de sufrir ateroesclerosis. “En mi época de estudiante me enseñaron los efectos negativos de la hiperglucemia, pero ahora sé que los niveles bajos de glucosa también son peligrosos”, ha precisado Ceriello.

En este sentido, el doctor Francisco Javier Ampudia-Blasco, endocrinólogo y médico adjunto del Hospital Clínico Universitario de Valencia, ha señalado que, “en un corazón vulnerable, como puede ser el de un paciente con diabetes de tipo 2, una hipoglucemia puede ser realmente peligrosa.

Si a esto le añadimos que algunas hipoglucemias son silentes, es decir, el paciente no reconoce los síntomas, nos encontramos ante una situación de enorme riesgo”, ha argumentado. En este punto, Ceriello también ha relacionado la hipoglucemia con el ‘síndrome de muerte en la cama’ que suele darse en adultos jóvenes con diabetes tipo 1, y ha advertido que es importante prestar atención a la manera cómo el paciente se recupera de las disminuciones de glucosa.

“Si se pasa de una hipoglucemia a una hiperglucemia, el daño cardiovascular que se produce es más grave que si va seguida de una normoglucemia”, ha señalado. Por otro lado, durante el encuentro, se ha reconocido el efecto de la terapia con incretinas sobre la función del corazón y de los vasos sanguíneos.

¿Cuánto tiempo puede estar una persona en coma diabético?

¿Cuánto tiempo puede estar una persona en coma diabético? – El tiempo que una persona puede permanecer en un coma diabético puede variar dependiendo de varios factores, como la gravedad de la condición, la respuesta al tratamiento y la atención médica brindada.

¿Qué sucede si el nivel de glucosa es 170 después de comer?

Prueba de tolerancia a la glucosa oral – Esta prueba se usa con menos frecuencia que las otras, excepto durante el embarazo. Deberás ayunar durante la noche y luego beber un líquido azucarado en el consultorio del proveedor principal de atención médica o en el centro de los análisis de laboratorio.

Menos de 140 mg/dL (7,8 mmol/L ) se considera normal. De 140 a 199 mg/dL (7,8 a 11,0 mmol/L ) indica prediabetes.200 mg/dL (11,1 mmol/L ) o más después de dos horas indica diabetes.

Si tienes prediabetes, el proveedor de atención médica normalmente revisará tus niveles de glucosa en la sangre al menos una vez al año.

¿Cuánto tiempo tarda en bajar la glucosa después de comer?

Aclara todas tus dudas con una consulta en línea – ¿Necesitas el consejo de un especialista? Reserva una consulta en línea: recibirás todas las respuestas sin salir de casa. Mostrar especialistas ¿Cómo funciona? Que Significa Hi En El Glucometro Ésto varía de acuerdo al índice glucémico de los alimentos o dea la capacidad para absorberse en el intestino.Ej.miel,mermelada azúcar,repostería,pasteles,golosinas,frutas en conserva o almibar tienen un índice alto y en 10-15 minutos se absorben llegando a su máxima concentración en sangre a los 30 minutos en cambio alimentos como fruta natural, vegetales, carbohidratos como harinas, pastas, pan blanco, Etc.

Su índice Buenos días. Dependiendo de que alimentos haya consumido, hay distintos tipos de tiempos de absorción. Usualmente, alimentos como miel, azúcar de mesa o alimentos que tengan fructosa, entran al cuerpo en un rango de diez a quince minutos. Por otra parte, le recomiendo que acuda con su nutriólogo de confianza para que puedan trazar un plan alimenticio para un mejor control de glucosa.

Saludos cordiales y muchas gracias por su confianza. Buenos días. En aproximadamente quince a veinte minutos, si es que tuvo solo ingesta de carbohidratos. Si ingirió una dieta balanceada, el paso completo de glucosa hacia el torrente sanguíneo se hace en aproximadamente treinta minutos a una hora.

¿Cuánto es lo normal de azúcar en una persona de 70 años?

De 35 a 60 años: 90 – 100 mg/dl. Mayores de 60 años: 80 – 110 mg/dl.

¿Cómo saber si mi glucómetro está descalibrado?

Coloque la tira reactiva en el orificio específico que posee el glucómetro y proceda a esperar unos segundos. Según el modelo del glucómetro, tendrá que esperar de cinco a ocho segundos. Luego se mostrará en la pantalla el resultado con el nivel de azúcar en sangre que tiene en ese momento.

Adblock
detector