Qué Significa La Palabra Actitud

Qué Significa La Palabra Actitud
Qué es la actitud Es un término que se refiere a la postura que tiene una persona frente a las situaciones de la vida.

¿Qué es la actitud de una persona?

La actitud es la forma en que una persona comprende, percibe y responde a determinadas situaciones. Es más un aspecto conductual y se puede mejorar gradualmente mediante la introspección y la automotivación.

¿Qué es una actitud y un ejemplo?

20 Ejemplos de Actitudes Las actitudes son las formas de comportamiento recurrentes que tienen los individuos frente a determinadas circunstancias o frente a un objeto social. Este concepto es estudiado en la psicología, la psicopedagogía, la psicología social y la sociología.

  • Por ejemplo: actitud neutra, actitud positiva, actitud negativa.
  • Según estas disciplinas sociales, una actitud es la predisposición que tiene un sujeto a producir una misma respuesta frente a un estímulo determinado y se adquiere y se aprende en interacción social.
  • Por eso, las actitudes no son innatas, sino que se producen a través de la experiencia del sujeto, porque esta genera sentimientos, creencias y esquemas cognoscitivos en relación con un determinado objeto social, es decir, un suceso, una persona, una actividad recurrente, un tema o cualquier elemento realizado por los seres humanos.

Las actitudes no se presentan de la misma manera en todos los sujetos porque, frente a eventos similares, dos personas pueden tener respuestas muy distintas. Además, no son fijas, porque el comportamiento puede cambiar con el tiempo. Las actitudes se estudian y se clasifican con el objetivo de definir los tipos de comportamiento y de carácter.

Puede servirte:

Las actitudes constan de:

  • Elemento conductual, Es la propensión a actuar de determinada manera en circunstancias similares o frente a un mismo objeto social.
  • Elemento emotivo, Es el sentimiento que experimenta el sujeto en determinadas circunstancias o frente a un objeto social.
  • Elemento cognitivo, Es la representación (las creencias, los pensamientos y la información) que tiene el sujeto sobre una circunstancia o sobre un objeto social. Sin la representación mental, un individuo no tiene información sobre el objeto y, por ende, no tiene actitudes hacia este.

Existen distintos tipos de actitudes, que dependen de las experiencias y del contexto de cada persona.

  1. Actitud crítica, Los sujetos que poseen esta actitud analizan en profundidad todas las ideas, los conceptos y los conocimientos antes de considerarlos como verdaderos. No se trata de criticar de manera negativa todo lo que es nuevo, sino de estudiarlo críticamente antes de aceptarlo.
  2. Actitud positiva, Los sujetos que poseen esta actitud perciben el objeto social como algo positivo y buscan actuar de manera tal que se puedan lograr beneficios.
  3. Actitud negativa, Los sujetos que poseen esta actitud perciben el objeto social como algo negativo y no pueden sacar beneficios de esa situación.
  4. Actitud manipuladora, Los sujetos que poseen esta actitud solo tienen en cuenta sus beneficios y sus intereses y utilizan a las otras personas para lograr sus objetivos.
  5. Actitud altruista, Los sujetos que poseen esta actitud siempre que realizan algo, lo hacen teniendo en cuenta los intereses y los sentimientos de los demás. En algunos casos, incluso pueden renunciar a obtener beneficios para que otra persona pueda lograr sus objetivos.
  6. Actitud interesada, Los sujetos que poseen esta actitud suelen hacer cosas por los demás, pero solo si ellos obtienen un beneficio.
  7. Actitud egoísta, Los sujetos que poseen esta actitud actúan teniendo en cuenta sus intereses y no les importa si pueden perjudicar a otra persona.
  8. Actitud empática, Los sujetos que poseen esta actitud pueden escuchar y comprender todo lo que le sucede a otras personas, es decir, pueden ponerse en el lugar de los demás y entender sus sentimientos y pensamientos.
  9. Actitud proactiva, Los sujetos que poseen esta actitud se desempeñan de manera autónoma y creativa para alcanzar sus objetivos. Además, pueden resolver conflictos y superar obstáculos con facilidad.
  10. Actitud reactiva, Los sujetos que poseen esta actitud se desempeñan bien siguiendo instrucciones, pero les cuesta desenvolverse de manera autónoma o enfrentarse a nuevos retos.
  1. Actitud pasiva, Los sujetos que poseen esta actitud prefieren no actuar cuando se presentan nuevos retos o dificultades y suelen tener poca iniciativa para realizar actividades diferentes a las que ya conocen.
  2. Actitud colaboradora, Los sujetos que poseen esta actitud ayudan a otros para que puedan lograr sus objetivos.
  3. Actitud asertiva, Los sujetos que poseen esta actitud defienden sus puntos de vista, pero sin desestimar la opinión de los demás.
  4. Actitud emocional, Los sujetos que poseen esta actitud suelen comprender el mundo desde sus emociones y tienen en cuenta los sentimientos y los pensamientos de otras personas para actuar.
  5. Actitud racional, Los sujetos que poseen esta actitud analizan el objeto social utilizando la lógica y dejando de lado sus emociones y sus sentimientos.
  6. Actitud flexible, Los sujetos que poseen esta actitud pueden adaptarse a nuevos entornos o ideas con facilidad y suelen cambiar su forma de pensar si se presenta un argumento válido.
  7. Actitud inflexible, Los sujetos que poseen esta actitud no suelen aceptar ideas o argumentos distintos a los suyos y les cuesta cambiar su forma de desenvolverse de determinadas situaciones.
  8. Actitud prejuiciosa, Los sujetos que poseen esta actitud analizan el objeto social a partir de ideas previas que suelen ser negativas y, generalmente, es difícil que las modifiquen.
  9. Actitud pesimista, Los sujetos que poseen esta actitud tienden a mirar solo el aspecto negativo del objeto social y, por eso, les cuesta creer que la realidad puede mejorar y que ellos pueden participar en este cambio.
  10. Actitud sardónica, Los sujetos que poseen esta actitud muestran desprecio por otras personas, ideas o actividades a través de comentarios irónicos y sarcásticos.
You might be interested:  Que Significa Nog En Guatecompras

Puede servirte: : 20 Ejemplos de Actitudes

¿Cuándo se usa la palabra actitud?

Cuándo usar aptitud y actitud Imagen: croftonchildren.com Los parónimos son dos o más palabras que tienen entre sí similitudes en su pronunciación o forma de escribir, pero que cuentan con significados diferentes, como es el caso de aptitud y actitud, Ambos vocablos suelen a menudo confundirse, empleándose de forma errada en el contexto equivocado, pero si tu meta es hablar y escribir de forma correcta, resulta importante conocer la diferencia entre ambos.

La palabra aptitud se usa para referirse a nuestra capacidad de realizar determinada actividad de forma adecuada o competente. También indica nuestra capacidad para ejercer un determinado cargo laboral o acceder a un empleo específico.

  • Se dice de un objeto cuando es apto o propicio.
  • Por ejemplo:
  • “Ella tiene aptitud para las matemáticas”
  • “Con tus aptitudes verbales llegarás muy lejos en el mundo de la comunicación”
  • “Su aptitud fue lo que me convenció para ascenderlo”

Por su parte el término actitud indica nuestra disposición de ánimo ante una situación. También sirve para señalar una postura corporal normalmente regida por un determinado estado anímico.

  1. Por ejemplo:
  2. “Me gusta tu actitud positiva en el trabajo”
  3. “Esa actitud me demuestra que no te sientes bien”
  4. “Deberías cambiar tu actitud negativa si quieres tener más éxito”

Teniendo en cuenta ambas definiciones, si quieres hablar de que una persona es apta para algo deberás usar el término aptitud, mientras que al hablar de una disposición de ánimo o postura corporal, la palabra actitud es la correcta. Si deseas leer más artículos parecidos a Cuándo usar aptitud y actitud, te recomendamos que entres en nuestra categoría de, Imagen: croftonchildren.com Cuándo usar aptitud y actitud : Cuándo usar aptitud y actitud

¿Qué es actitud en pocas palabras?

La actitud se define como una predisposición aprendida a responder de forma consistente de una manera favorable o desfavorable con respecto al objeto determinado. Por ello, los defensores del modelo unidimensional distinguen el concepto de actitud del de creencia y del de intención conductual.

¿Cómo actúa una persona con actitud?

La actitud con la que te enfrentas a la vida te define como persona – dijo una vez: La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia”. La actitud es la herramienta a través de la cual una persona afronta una situación concreta, además es una fortaleza a través de la cual una persona puede sobreponerse a diferentes situaciones.

Las personas somos como bombillas que transmiten, pero existen diferencias relevantes entre unas y otras., escritor y conferenciante neerlandés, es un firme defensor de esta idea. En una charla que podemos ver en este, expone la importancia de contar con una buena actitud. Esto se percibe claramente a la hora de conocer a una persona, esa primera impresión que te da dependiendo de su comportamiento y de su actitud, varía en la imagen que tendrás de ella.

Küppers asegura que mantener la actitud depende en gran medida del estado de ánimo y actualmente existe una inmensa cantidad de gente desanimada y sin actitud, lo cual supone un gran problema. Esto resulta difícil de medir, pero propone una fórmula v=(c+h)·a ; esto quiere decir que el valor de una persona se puede calcular sumando el conocimiento y la habilidad, y multiplicándolo por la actitud.

  1. No hay que restar importancia al conocimiento y las habilidades, pero lo que realmente suma un mayor valor es la actitud.
  2. A la hora de elegir a una persona, generalmente, la elección se decide por su manera de ser, no por sus conocimientos.
  3. Es un argumento esencial que se nos debería inculcar desde pequeños, sin embargo, en el colegio y en la universidad todo está más centrado en contar con una serie de conocimientos dejando en un segundo plano la importancia de la actitud.
You might be interested:  Que Significa Soñar Con Un Búho Cafe

Por ello, en la Universidad de Deusto de San Sebastián existe un, En él los profesores intentan transmitir a sus alumnos que, en la mayor parte de las situaciones es la actitud el elemento fundamental y el que juega un gran papel en todos los ámbitos, tanto en lo personal como en lo profesional.

Se recalca especialmente la importancia de la actitud porque es el espacio perfecto para ello, ya que en la carrera –de forma general- está todo más centrado en lo teórico y en evaluar los conocimientos que se adquieren, dejando a un lado este componente tan primordial para afrontar cualquier trabajo o proyecto.

No obstante, tener una buena actitud no se refiere únicamente al hecho de embarcarte en un proyecto, sino que va mucho más allá. Por ejemplo, el simple hecho de contestar un correo electrónico o un mensaje, aunque tan sólo sea para avisar de que lo has recibido ya denota una buena actitud.

A pesar de que parezca una acción muy simple, es algo conveniente a lo que no se le da mucha importancia. Cuando recibes un correo, la persona que lo envía no puede saber si has recibido correctamente la información si no recibe una respuesta, además esa persona no tiene por qué estar pendiente de que el receptor del mensaje esté atento o no, ya que eso no forma parte de su trabajo.

Otro punto esencial al respecto es la expresión de la cara o la postura que se tiene en las clases. Existe una gran diferencia entre los alumnos que se encuentran en clase únicamente de cuerpo presente de los que interactúan y tienen una buena actitud.

Asimismo, hay alumnos que además de no atender tienen una postura y una cara que denota muy poco interés, lo cual el profesor percibe y puede llegar incluso a perder el hilo. Esta es una de las razones por las que se debe estar en clase correctamente y siendo consciente de dónde se está en cada momento.

Por lo tanto, mantener una buena actitud no se basa en un campo específico, sino que se demuestra desde los más pequeños detalles, Como se suele decir, la actitud se toma frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante ti. Asimismo, la actitud con la que decidas enfrentarte a las diferentes situaciones que vayan surgiendo es lo que te define como persona.

  • En esto coincide que, basándose en su propia experiencia, relata en este cómo es imprescindible ser la imagen de lo que queremos ver.
  • Además, argumenta que se debe salir de posición de víctima y pasar a ser protagonista de la vida.
  • Al igual que Küppers, Bautista cree que elementos como el conocimiento, la habilidad, el talento y la experiencia suman considerablemente, pero que lo que multiplica es la actitud y que, por lo tanto, si tu actitud es baja, todo lo demás va a tener una menor importancia.

En definitiva, las personas nos definen y nos valoran por la manera que tenemos de ser. Por esta razón, cuando estamos desanimados no perdemos habilidades, ni conocimientos, sino que perdemos nuestra forma de ser. No podemos elegir las situaciones que vivimos, pero sí podemos elegir la actitud con la que afrontarlas porque esta es la libertad con la que contamos los seres humanos, el poder decidir con qué actitud afrontar las cosas.

¿Qué es tener una actitud positiva?

¿Qué es la actitud positiva? – Tener una actitud positiva es tener una actitud optimista ante la vida, así como una mirada esperanzadora e ilusionante ante el presente y el futuro. Es tener buena actitud y una actitud positiva no solo en el trabajo, sino también ante la vida.

You might be interested:  Que Significa 4Lo En Toyota 4Runner

¿Cuáles son los dos tipos de aptitud?

Tipos de aptitud (psicología) Numérica: para comprender y desarrollar mecanizaciones numéricas. Verbal: para comprender palabras, oraciones, textos y relaciones entre los mismos.

¿Cuáles son los valores y actitudes?

Los valores son propiedades o características de los objetos o las acciones y las actitudes son disposiciones persistentes para actuar. Esto significa que los valores no son meramente subjetivos, puesto que no dependen de nuestros intereses, deseos o concepción ideológica.

¿Cuál es mi actitud?

La actitud es tu disposición y tu ánimo al afrontar determinadas situaciones o experiencias. Cuando se habla de actitud ante la vida, lo que realmente se quiere enfatizar es tu actitud general, tu espíritu de superación, tu visión general de lo que la vida te ofrece y lo que puedes obtener de ella.

¿Qué es la actitud y sus 3 componentes?

© 2023 CAPAZITA Las actitudes tienen una influencia en nuestro modo de comportarnos. En el mundo organizacional, las actitudes tienen gran importancia dado que llevan a tomar unas decisiones u otras, a comportarse de una u otra forma. Cuando nos referimos a las actitudes, hablamos de los “enunciados o juicios evaluadores respecto de las personas, las cosas o las situaciones”, y reflejan cómo se siente una persona respecto a algo o alguien.

  • Las actitudes cuentan con tres componentes principales: cognitivo, afectivo y conductual.
  • El componente cognitivo de una actitud hace referencia a la descripción de la misma o al constructor mental de cómo funcionan las cosas.
  • El componente afectivo es la parte emocional que subyace a la actitud.
  • Por último, el componente conductual se refiere a la intención de comportarse de forma determinada frente a algo o alguien.
  • Cuando afirmamos “el ambiente en el trabajo está cargado de tensión” hace referencia al componente cognitivo, “me frustra que no encontrarme a gusto del todo en mi trabajo” sería el componente afectivo, y “voy a reunirme con mis compañeras para poder solucionarlo” es el componente del comportamiento.
  • Relación entre las actitudes y el comportamiento

La concordancia entre la actitud y el comportamiento ha sido muy estudiada, las primeras investigaciones establecieron que se daba una relación de causalidad entre ambos elementos, siendo las actitudes un componente determinante en el comportamiento.

  • Es decir, las actitudes que las personas tenían determinaban lo que hacían.
  • Sin embargo, una investigación liderada por Festinger concluyó que el comportamiento precede a las actitudes, es decir, que son las actitudes las que siguen la conducta.
  • En ocasiones, por ejemplo, las personas cambian su discurso de forma que no contradiga lo que hacen.

En los casos en los que la actitud es posterior al comportamiento se ilustran los efectos de lo que conocemos como disonancia cognitiva. La disonancia cognitiva es la incompatibilidad existente, percibida por el individuo, entre el comportamiento y la actitud o entre varias actitudes.

  1. Dado que las inconsistencias o incoherencias nos resultan incómodas, vamos a tratar de reducirlas, en pos de tratar que la disonancia sea mínima, solemos buscar armonizar las disonancias que difieren con nuestro comportamiento, para hacerlas consistentes y coherentes con el mismo.
  2. Esto se logran bien a través de la modificación o del comportamiento o de la actitud, o bien racionalizando la discrepancia, es decir, a través de la búsqueda de una explicación con la que sentirnos cómodos con esa disonancia.
  3. ¿Cuáles son las variables que median entre ambos conceptos?

Estas variables, llamadas variables moderadoras, modulan la relación entre la actitud y el comportamiento. Como vemos, cada una de ellas tiene una influencia en la conexión existente entre ambos elementos. Percepción del ambiente De la mano de las actitudes se encuentran los comportamientos, los pensamientos y las emociones.

  • También se ha hablado de la importancia de que haya una coherencia entre los distintos elementos.
  • Para ello, es esencial conocer el propio perfil conductual, para así poder tomar consciencia de cuando se cae en disonancias.
  • Además, investigaciones recientes afirman que las actitudes pronostican la conducta futura, lo cual guarda relación con la premisa de que las personas tendemos a comportarnos de manera predecible ante situaciones normales.

Como hemos visto, la relación entre la actitud y el perfil conductual influye en el modo en que resolvemos las distintas situaciones a las que nos enfrentamos. : © 2023 CAPAZITA

Adblock
detector