Qué Significa Que La Leche Esté Fortificada

Qué Significa Que La Leche Esté Fortificada
Alimento al que se le añade nutrientes extras o que se le añade nutrientes que normalmente no tienen. Por ejemplo, la leche a la que se le añade vitamina D y la sal a la que se le añade yodo.

¿Qué es mejor la leche fortificada o sin fortificar?

Las leches fortificadas son importantes para reducir la malnutrición causada por carencias nutricionales, donde la disponibilidad no es muy accesible en cuanto a los alimentos y por lo tanto la dieta no proporciona los niveles adecuados de estos nutrientes, como la Vitamina A y D, hierro y calcio.

¿Qué beneficios tiene la leche fortificada?

¿Sabes qué beneficios proporciona la leche Liconsa durante las diversas etapas de la vida? –

Embarazo y Lactancia: brinda nutrientes tanto para la madre como para su bebé, pues el organismo realiza un trabajo adicional. Niños y Adolescentes: proporciona el calcio y el hierro fundamentales para el desarrollo físico y mental así como el desarrollo del cerebro y el sistema inmune de niñas, niños y jóvenes. Además, los menores que consumen de manera constante la leche fortificada Liconsa tienen menos tasa de anemia y desnutrición crónica; alcanzan más estatura y masa muscular; desarrollan mayor actividad física y registran mejor desarrollo mental. Adultos: contribuye a obtener el calcio, proteínas y vitamina D necesarios para la prevención de la osteoporosis.

Liconsa trabaja diariamente por mejorar la alimentación de las familias que más lo necesitan en las comunidades vulnerables de nuestro país. : En el Día de la Leche, compartimos los beneficios nutricionales de la leche Liconsa

¿Cómo fortificar la leche?

AUTORES

María Navarro Torres. Enfermera Especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Alicia Ballarín Ferrer. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Rebeca Navarro Calvo. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Irene Jiménez Ramos. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. María Dácil Lorenzo Ramírez. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Ylenia Caballero Casanova. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.

RESUMEN La leche materna (LM) es el mejor alimento para los recién nacidos (RN) a término y prematuros, sin embargo, esta no siempre es suficiente para cubrir todos los requerimientos y necesidades nutricionales de los niños que nacen antes de tiempo. Por ello la LM y la leche de banco donada (LBD) deben ser fortificadas en caso de RN < 1.500 gr o de 32 semanas. En este trabajo se realiza una revisión bibliográfica para conocer los beneficios del uso de fortificantes en la LM de RN prematuros y su forma de administración en esta población. PALABRAS CLAVE Leche humana, lactancia materna, recién nacido prematuro, enfermería pediátrica. ABSTRACT Breast milk is the best food for term and premature newborns; however it is not always enough to cover all the nutritional requirements and needs of children that are born prematurely. For this reason, the breast milk and donated bank milk must be fortified in case of NB KEY WORDS Milk Human, Breast Feeding, Premature, pediatric nursing. INTRODUCCIÓN El RN prematuro nace en un periodo crítico para su crecimiento y desarrollo del sistema nervioso.1,2 El nacimiento de un neonato antes de tiempo da origen al cese repentino de la provisión de nutrientes a través de la placenta.3 La nutrición de los niños de muy bajo peso tiene como objetivo promover un crecimiento similar al que ocurre intraútero, pero en la práctica lograrlo es difícil debido a las dificultades que plantea el sistema metabólico y digestivo aún inmaduros y a las patologías intercurrentes que presentan. El resultado es que en muchos casos hay un retraso en el crecimiento extrauterino y una nutrición subóptima que puede tener consecuencias en el crecimiento y desarrollo neurológico a largo plazo, así como favorecer la aparición de patologías en el futuro.1,2 El manejo apropiado de la nutrición temprana es esencial, siendo distinto el manejo y sus necesidad nutricionales en base al grado de prematuridad.3,4 Por ello, la provisión de nutrientes es un desafío debido a las complicaciones que conlleva nacer antes de tiempo como la inmadurez del sistema digestivo, la inestabilidad hemodinámica y las infecciones intercurrentes.5 Por todo ello la optimización de la atención nutricional se ha convertido en una prioridad en neonatología.6 La alimentación debe iniciarse precozmente en el prematuro de bajo peso en forma de nutrición enteral trófica con LM (calostro) siempre que el RN este estable.1,2,7,8 La alimentación con la leche de la propia madre y, en su ausencia con LBD, aporta múltiples beneficios a los neonatos pretérmino en comparación con el uso de fórmulas artificiales siendo la primera alternativa para estos niños.3,6,8 Sus beneficios son nutricionales, inmunológicos, del desarrollo, psicológicos, sociales y económicos. Se ha visto que influye muy positivamente a corto plazo reduciendo la enterocolitis necrotizante (ECN), la displasia broncopulmonar y la retinopatía del prematuro. También existen efectos beneficiosos a largo plazo únicos de la LM en el desarrollo cognitivo.4-6,9 OBJETIVO Describir la importancia de fortificar la LM en los RN hospitalizados así como la manera de hacerlo. METODOLOGÍA Se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica de la evidencia disponible sobre el uso de fortificantes en la LM en los RN prematuros ingresados en las unidades neonatales. Las bases de datos consultadas han sido PubMed y Dialnet; usando como palabras clave "lactancia materna", "fortificación" y "prematuros" y sus múltiples asociaciones, tanto en inglés como en español. Además, se ha revisado el Protocolo de seguimiento para el recién nacido menor de 1500 gramos o menor de 32 semanas de gestación Sociedad Española de Neonatología (SENeo) y las revisiones sistemáticas de Cochrane. RESULTADOS Si bien la LM se considera óptima para los RN prematuros, su contenido en proteínas es variable y puede no cumplir todos los requerimientos energéticos y de sodio, calcio y fósforo suficientes para esta población, lo que puede dar origen a un crecimiento más limitado y a deficiencias nutricionales.3-5,10 Sin embargo, tiene propiedades únicas para promover la maduración gastrointestinal y sus beneficios inmunológicos no pueden ser aportados por las leches de fórmula diseñadas para estos lactantes de riesgo.3 Por lo tanto, para satisfacer sus necesidades de proteínas y promover una salud óptima, así como el desarrollo a largo plazo, a la LM extraída para los RN prematuros se le añade un fortificante.6,9,10-12 La fortificación en la LM y LBD se ha convertido en un cuidado estándar en lo que respecta a la atención nutricional de los bebés prematuros en la mayoría de las unidades de cuidados intensivos neonatales.4 Los primero fortificantes de LM se introdujeron en la década de 1980.6 La mayoría de los fortificantes comerciales disponibles contienen cantidades variables de proteínas, carbohidratos, calcio, fosfato, otros minerales, oligoelementos (zinc, manganeso, magnesio, cobre), vitaminas y electrolitos.6,13 El objetivo principal es apoyar el crecimiento posnatal a una velocidad que sea al menos similar al crecimiento fetal y con una composición corporal adecuada en los RN prematuros.5 La Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (SEGNP), la Academia Americana de Pediatría (AAP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan la leche humana como alimento de preferencia para todos los lactantes incluyendo a los neonatos pretérmino, fortificándola para cubrir sus requerimientos nutricionales.3,9 También respalda la fortificación de LM el Protocolo de seguimiento para el RN menor de 1500 gramos de la SENeo,13 Se ha visto que la utilización de fortificadores no altera la absorción ni las propiedades inmunológicas de la LM.7 Un metaanálisis de Cochrane demuestra una mejoría en el crecimiento pondoestatural y el perímetro craneal a corto plazo. Sin embargo no muestra mejoría en el contenido mineral del hueso, ni es concluyente respecto a los beneficios a largo plazo. Tampoco parece aumentar la incidencia de efectos adversos graves.14 Otra revisión sistemática del grupo Cochrane sobre el uso de fortificantes en la LM en RN prematuros concluyó que estos aumentaron de peso y crecieron más rápido en comparación con los que no recibieron leche fortificada durante su estancia en el hospital. Sin embargo, no encontró evidencia suficiente para demostrar si la fortificación tiene efecto en el crecimiento o del desarrollo neurológico de estos niños a largo plazo.11 Respecto a cuándo iniciarlo, los primeros días el contenido de proteína es más alto en el calostro por lo que no necesita ser fortificada. A medida que continúa la lactancia, el contenido de proteínas disminuye respecto a los requerimientos del RN.5 Sin embargo, existe incertidumbre acerca del momento óptimo en el que se debe añadir el fortificante para promover el crecimiento de los RN prematuros.15 Sobre esto, un estudio en el que se llevó a cabo una encuesta sobre las principales prácticas en la alimentación con LM en RN de menos de 1500 gramos en hospitales españoles informó que el 96% fortificar la leche a partir de una determinada cantidad.9 Un estudio expone que la añaden cuando se alcanza un volumen de 100-120 ml/kg/día y la retiran habitualmente al alcanzar la LM exclusiva al pecho si la curva de crecimiento es buena.2,15 Otra revisión recomienda que la fortificación puede iniciarse de forma segura cuando el volumen de leche alcanza los 50–80 ml/kg/día.6 Otro enfoque consiste en comenzar lo antes, en algunos casos tan pronto como se administre la primera alimentación enteral. La fortificación temprana podría aumentar la ingesta de nutrientes y las tasas de crecimiento, pero podría aumentar el riesgo de intolerancia alimentaria y de ECN. Una revisión de Cochrane no encontró evidencia suficiente para apoyar o refutar la fortificación temprana en los RN prematuros.15 Sobre el momento de retirar el fortificante un estudio transversal mediante la realización de un cuestionario en el que solicitó información sobre las pautas de alimentación del RN de muy bajo peso objetivo que el 24% lo suspenden al alcanzar un determinado peso, el 7% a una determinada edad, el 55% cuando lactan al pecho, el 10% al alta hospitalaria, y el 3% lo siguen manteniendo al alta.2 La fortificación estándar es la estrategia más utilizada y consiste en agregar una dosis fija de fortificante a la leche durante todo el período de fortificación. Los estudios sugieren que hacerlo de este modo puede no alcanzar la ingesta recomendada en aproximadamente el 25%-40% de los lactantes prematuros.5,8 Este tipo de fortificación no tiene en cuenta la variabilidad del contenido de los macronutrientes de la LM ni la variabilidad de las necesidades de los lactantes.6 Otra opción es la fortificación individualizada basada en el análisis de LM.6,8 Al respecto una revisión sistemática expuso que la fortificación individualizada en los lactantes de muy bajo peso al nacer aumenta la velocidad de crecimiento del peso, la talla y el perímetro cefálico, en comparación con el enriquecimiento estándar.16 Un estudio llevado a cabo en unidades de neonatología objetivo que un 60% de las unidades fortifica de manera estándar y casi un 40% practica la fortificación ajustada basada en los parámetros analíticos del niño. Solo 3 centros llevaban a cabo una fortificación individualizada basada en la composición de la LM.9 Sobre su uso al alta una revisión de Cochrane identificó dos ensayos que incluyeron 246 lactantes los cuales no proporcionaron evidencia de que la fortificación de LM durante tres o cuatro meses después del alta hospitalaria afectará el crecimiento durante la infancia. Otro estudio tampoco encontró efectos estadísticamente significativos sobre los resultados del desarrollo neurológico a largo plazo.17 Una guía de práctica clínica afirma que la fortificación tras el alta no mejora el crecimiento a largo plazo por lo que no se puede establecer una recomendación sistemática.14 El estudio que llevó a cabo la encuesta a nivel nacional refirió que en los niños que son dados de alta recibiendo LM exclusiva, la mayor parte de centros no recomiendan mantener la fortificación y la reservan solo para los casos en los que no se obtiene una ganancia ponderal adecuada.2 Además, tras el alta el uso de fortificantes podría ser complicado, aunque los requisitos nutricionales siguen siendo altos, es de esperar que el desarrollo de habilidades en la alimentación de los bebés prematuros y su capacidad para succionar el pecho mejoren, y la fortificación podría interrumpir la rutina de la lactancia materna.4 Por ello un estudio recomienda que una vez que la succión al pecho sea claramente eficaz y tras comprobar un crecimiento adecuado se dejaría la LM para no entorpecer el proceso de la lactancia.14 El protocolo de seguimiento para el RN menor de 1500 g o de 32 semanas de gestación de la SENeo en el caso de niños que están lactando directamente del pecho recomienda diluir cuatro o cinco gramos del fortificante (dependiendo del fabricante) en 30-50 ml de leche materna extraída y administrarlo al niño antes de la toma dos o tres veces al día.13 CONCLUSIONES La LM es el mejor alimento para los RN prematuros, a pesar de que a veces puede no cubrir todos los requerimientos y necesidades nutricionales tiene beneficios inmunológicos que no puede aportar ninguna leche de fórmula. Por ello la LM y la LBD debe ser fortificada en caso de RN < 1.500 gr o de 32 semanas de gestación como apoyan múltiples sociedades y organizaciones. Se ha visto que esta intervención mejora el crecimiento a corto plazo sin demostrarse efectos adversos, aunque no está claro si tiene beneficios a largo plazo. No hay un consenso único en cuanto al momento de iniciar la fortificación y cuál es la mejor forma de hacerlo, si que la mayoría de documentos revisados no recomienda continuar con el alta hospitalaria. BIBLIOGRAFÍA

Sánchez T, Espinosa MG, Moreno MC, Fernández V, Vallejo J, Tapia E, et al. Nueva guía de práctica clínica sobre nutrición enteral del recién nacido de muy bajo peso al nacimiento; primera parte. Nutr Hosp.2014;30(2):321-8. Moreno MC, Fernández V, Sánchez T, Espinosa MG, Salguero E, Red SEN-1500. Variabilidad en las prácticas sobre alimentación enteral del prematuro entre hospitales españoles de la red SEN-1500. An Pediatr.2017;87(5):245-52. Bhatia J. Leche humana y el neonato prematuro. Ann Nutr Metab.2013;62:8.14. Crippa BL, Morniroli D, Baldassarre ME, Consales A, Vizzari G, Colombo L, et al. Preterm’s Nutrition from Hospital to Solid Foods: Are We Still Navigating by Sight? Nutrients.2020;12(12):3646. Radmacher PF, Adamkin DH. Fortification of human milk for preterm infants. Seminars in Fetal & Neonatal Medicine.2016. Arslanoglu S, Boquien CY, King C, Lamireau D, Tonetto P, Barnett D, et al. Fortification of Human Milk for Preterm Infants: Update and Recommendations of the European Milk Bank Association (EMBA) Working Group on Human Milk Fortification. Front. Pediatr.2019;7. Torres G, Argés L, Alberto M, Figueroa R. Leche humana y nutrición en el prematuro pequeño. Nutr Hosp.2004;XIX(4):236-42. Mena P, Milad M, Vernal P, Escalante MJ. Nutrición intrahospitalaria del prematuro. Recomendaciones de la Rama de Neonatología de la Sociedad Chilena de Pediatría. Rev Chil Pediatr.2016;87(4):305-21. Alonso C, Utrera I, Romero C, Flores B, López M, Lora D, et al. Prácticas de alimentación con leche materna en recién nacidos menores de 1.500 g o de menos de 32 semanas. An Pediatr.2016;85(1):26-33. Amissah EA, Brown J, Harding JE. Protein supplementation of human milk for promoting growth in preterm infants. Cochrane Database of Systematic Reviews 2020, Issue 9. Art. No.: CD000433. Brown JV, Lin L, Embleton ND, Harding JE, McGuire W. Multi-nutrient fortification of human milk for preterm infants. Cochrane Database of Systematic Reviews 2020, Issue 6. Art. No.: CD000343. Rochow N, Fusch G, Choi A, Chessell L, Elliott L, McDonald K, et al. Target fortification of breast milk with fat, protein, and carbohydrates for preterm infants. J Pediatr.2013;163(4):1001-7. Grupo de Seguimiento de la Sociedad Española de Neonatología. Protocolo de seguimiento para el recién nacido menor de 1500 g o menor de 32 semanas de gestación. Madrid: Sociedad Española de Neonatología; 2017. Disponible en: www.se-neonatal.es Sánchez T, Espinosa MG, Moreno MC, Fernández V, Vallejo J, Tapia E, et al. Nueva guía de práctica clínica sobre nutrición enteral del recién nacido de muy bajo peso al nacimiento; segunda parte. Nutr Hosp.2014;30(2):329-37. Thanigainathan S, Abiramalatha T. Early fortification of human milk versus late fortification to promote growth in preterm infants. Cochrane Database of Systematic Reviews 2020, Issue 7. Art. No.: CD013392. Fabrizio V, Trzaski JM, Brownell EA, Esposito P, Lainwala S, Lussier MM, Hagadorn JI. Individualized versus standard diet fortification for growth and development in preterm infants receiving human milk. Cochrane Database of Systematic Reviews 2020, Issue 11. Art. No.: CD013465. Young L, Embleton ND, McCormick FM, McGuire W. Multinutrient fortification of human breast milk for preterm infants following hospital discharge. Cochrane Database Syst Rev.2013 Feb 28;(2):CD004866.

¿Por qué le conviene más a una mujer embarazada tomar leche fortificada?

Más proteínas y más calcio durante el embarazo – La leche es rica en vitamina B12, vitamina A, fósforo, proteínas de alta calidad, y especialmente en calcio y vitamina D, nutrientes imprescindibles en la dieta de la futura madre, que ha de reunir tres características: debe ser completa, variada y equilibrada.

Las investigaciones confirman que las leches suplementadas contribuyen a este objetivo y, según apunta la revisión de estudios hecha por las sociedades científicas, “podrían tener un impacto positivo en el desarrollo visual y cognitivo del niño”. Durante el embarazo las necesidades, por ejemplo, de proteínas aumentan un 50%, y las de calcio un 30%.

Todos los nutrientes juegan un papel importante, pero este mineral es imprescindible en la salud. De ahí que el consumo de leche resulte capital. El profesor Ángel Gil, presidente de FINUT y catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Granada, explica que su ingesta “no solo mejora el estado nutricional de la mujer gestante, sino que también tiene efectos sobre el crecimiento fetal y el peso al nacer”.

You might be interested:  Que Significa Soñar Con Pañales Cagados?

¿Cuál es la leche que tiene más vitamina D?

La leche de cabra Es la más rica en vitaminas A y D y destaca un poco sobre la de oveja en tiamina o vitamina B1.

¿Cuál es la cantidad de leche que se recomienda tomar al día?

El mínimo, para niños de uno a seis años y hombres de más de 65 años; entre dos y tres para escolares y adultos en general; tres o cuatro para adolescentes y cuatro para embarazadas y lactantes.

¿Qué quiere decir la palabra fortificado?

Alimento al que se le añade nutrientes extras o que se le añade nutrientes que normalmente no tienen.

¿Cuál es la mejor leche para un bebé de un año?

Es posible que haya escuchado que no se debe dar leche de vaca a bebés de menos de 1 año de edad. Esto se debe a que la leche de vaca no ofrece una cantidad suficiente de ciertos nutrientes. Además, a su bebé le cuesta trabajo digerir las proteínas y la grasa de la leche de vaca.

No obstante, es seguro darles leche de vaca a niños mayores de 1 año de edad. Un niño de 1 o 2 años de edad debe tomar únicamente leche entera. Esto se debe a que el cerebro en desarrollo de su hijo necesita la grasa de la leche entera. Después de los 2 años de edad, los niños pueden tomar leche baja en grasa o incluso leche descremada si tienen sobrepeso.

Algunos niños tienen problemas por tomar leche de vaca. Por ejemplo, una alergia a la leche puede causar:

Dolor abdominal o cólicosNáuseas y vómitosDiarrea

Una alergia grave puede causar sangrado en los intestinos que puede llevar a que se presente anemia. Sin embargo, solo alrededor del 1% al 3% de los niños menores de 1 año de edad tienen alergia a la leche. Esta afección es aun menos común en los niños mayores de 1 a 3 años.

La intolerancia a la lactosa se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente enzima lactasa. Un niño intolerante a la lactosa no puede digerir la lactosa. Esta es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y en otros productos lácteos. Este trastorno puede causar distensión abdominal y diarrea.

Si su hijo tiene uno de estos problemas, su proveedor de atención médica puede recomendar leche de soya. Pero muchos niños que son alérgicos a la leche también son alérgicos a la soya. Los niños generalmente superan las alergias o las intolerancias para el momento que alcanzan su primer año de edad.

Dos a 3 años de edad: 2 tazas (480 ml)Cuatro a 8 años de edad: 2½ tazas (600 ml)Nueve a 18 años de edad: 3 tazas (720 ml)

Una taza de lácteos equivale a:

Una taza (240 ml) de lecheOcho onzas (240 ml) de yogurDos onzas (56 gr) de queso americano procesadoUna taza (240 ml) de budín preparado con leche

Leche y los niños; Alergia a la leche de vaca – niños; Intolerancia a la lactosa – niños Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M.

¿Cuáles son los cereales fortificados?

Nuestros cereales fortificados: ¡lo importante son las defensas! – “Fortificación” se define como “un muro defensivo u otro refuerzo construido para fortalecer un lugar contra un ataque”. Pero, ¿qué tiene que ver con los cereales? Cuando los cereales están “fortificados”, significa que contienen vitaminas y minerales para ayudar a que nuestro cuerpo funcione bien.

¿Qué vitaminas tiene la leche fortificada?

¿Qué significa que la leche esté fortificada? – Partiendo desde el concepto “fortificada”, podemos resaltar que este término es usado, en el mundo alimenticio, para resaltar que un alimento fue modificado a través de ciertos procesos con el objetivo de agregar nutrientes extras que normalmente no trae consigo.

Por lo anterior, la leche fortificada contiene una variedad de vitaminas y minerales especiales que aportan beneficios a la salud de las personas. Aunque no podemos determinar un momento o fecha en específico sobre el origen de la leche fortificada, sabemos que su creación parte desde el hecho de que la leche es uno de los primeros alimentos consumidos por bebés o niños, así como forma parte de la dieta diaria de millones de personas.

Es importante destacar que incluso las personas que llevan una dieta vegetariana pueden consumir este alimento, siempre y cuando no albergue elementos de origen animal. La leche fortificada se encuentra enriquecida, entre otros minerales, con vitaminas A y D así como cianocobalamina o vitamina B12, como lo son la tiamina y la niacina, el ácido fólico, el yodo y el hierro.

  • Esto reduce de manera satisfactoria el padecimiento de anemia, específicamente, en niños, pero también en ancianos y mujeres embarazadas.
  • Tal es su importancia que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo de alimentos fortificados, en cantidades adecuadas, para que el efecto sea bien absorbido por el organismo.

En sus investigaciones expresa que la carencia de vitaminas y minerales como el hierro o la vitamina A, es la causa de al menos del 1,5 por ciento de las pérdidas de vida a nivel mundial; siendo África la región más expuesta hablando de falta de micronutrientes.

¿Qué tomar para que no me caiga mal la leche?

Productos de lactasa – Los productos de lactasa son tabletas o gotas que contienen lactasa, que es la enzima que descompone la lactosa. Las personas pueden tomar tabletas de lactasa antes de comer o beber productos lácteos. También pueden agregar gotas de lactasa a la leche antes de tomarla. Los productos de lactasa son tabletas o gotas que contienen lactasa.

¿Por qué se fortifican los alimentos?

Procesamiento y fortificación de los alimentos Capítulo 32 Los seres humanos son los únicos del reino animal que cosechan, almacenan y procesan los alimentos que han cultivado. Casi todos los animales cazan sus alimentos y muchos los almacenan para consumo posterior, pero no los cultivan o los procesan.

  • En su evolución, los hombres aprendieron a cultivar alimentos para su subsistencia y luego desarrollaron muchos procesos para preservarlos o aumentar sus características deseables, a veces mejorando y otras disminuyendo su valor nutricional.
  • La gente busca preservar los alimentos y mejorar su calidad, mediante una variedad de técnicas como secado, enlatado, escabechado, adición de preservativos químicos, refrigeración, congelación e irradiación.

El objetivo principal de estos procesos es lograr que los alimentos permanezcan en condición comestible, sin deterioro serio, durante períodos mayores de lo que sería posible si no se utilizaran estos métodos. Los procesos incluyen: cocción; adición de sustancias para mejorar el sabor o apariencia de los alimentos; toma de medidas para hacer que los alimentos sean más nutritivos, por ejemplo, agregar micronutrientes o germinar los granos; y substracción de constituyentes indeseables, como ciertas toxinas.

Algunas técnicas de procesamiento de alimentos tienen efectos múltiples. Por ejemplo, el refinado de los granos de cereal puede hacerlos menos nutritivos, pero además los puede hacer más fáciles de cocinar y digerir y hay menos probabilidad de deterioro al almacenarlos. Actualmente, el procesamiento de los alimentos incluye técnicas tradicionales y algunas más industrializadas y modernas.

Casi todos los aspectos del procesamiento tienen cierta relevancia para la nutrición. El efecto de diversos métodos, incluyendo la cocción, sobre el contenido de nutrientes de los alimentos, se resume en el Cuadro 35. Además, de estos efectos, la molienda y la cocción rompen la pared de las células, de tal manera que los nutrientes se digieren con más facilidad.

  1. La investigación, la enseñanza y la extensión de las técnicas modernas del procesamiento de los alimentos no corresponden al campo de la ingeniería de los alimentos sino al de los nutricionistas.
  2. La ciencia alimentaria es una materia muy importante que está avanzando con rapidez no sólo en instituciones académicas sino también en la industria, donde los grandes fabricantes con frecuencia disponen de completos laboratorios de alimentos.

Hay muchos libros que tratan sobre la ciencia de los alimentos y algunos se mencionan en la bibliografía. Este capítulo y el 34 tratan los aspectos del proceso que tienen cierto impacto en la calidad nutricional de los alimentos consumidos en los países en desarrollo o que afectan su seguridad.

  • La fortificación de los alimentos con nutrientes es un aspecto del procesamiento alimentario dirigido directamente a reducir las enfermedades causadas por deficiencia.
  • COCCIÓN Antiguamente y en las sociedades tradicionales de todas partes, la cocción era y es la técnica principal para procesar los alimentos.

Los seres humanos aprendieron a controlar y a hacer fuego, y cocinar sus alimentos se convirtió en una forma de mejorar la calidad de sus comidas. Las técnicas de cocción han cambiado bastante a través de los años en algunas sociedades y muy poco en otras.

Nutriente Proceso que disminuye la cantidad Proceso que aumenta la cantidad Otros efectos del procesamiento
Vitamina A Secado, especialmente al sol;Cocción por largo tiempo, en contacto con el aire (recipiente sin tapa). Freír por largo tiempo o con altas temperaturas Fortificación
Tiamina Lavar el arroz
Riboflavina Dejar la leche a la luz del día
Folato Cocción (por ej. se pierde en hojas verdes un 35 por ciento y en patatas un 25 por ciento del folato);Almacenamiento
Vitamina C Almacenamiento (excepto para frutas cítricas o baobab), secado, enlatado y embotellado, cocción y recalentado de raíces frescas, hortalizas y frutas (por ej. un 40 por ciento de vitamina C se pierde con las hojas verdes durante la cocción, pues una parte queda en el agua y otra se destruye por el calor). Picar los alimentos en trozos pequeños. prepararlos mucho antes de la cocción y cocinarlos por un tiempo prolongado antes de consumirlos Germinación de semillas (por ej. de legumbres)
Minerales Molienda Fortificación (por ej. la sal se puede fortificar con yodo) Fermentación y germinación aumentan la absorción de hierro no-heme y otros minerales. La molienda puede retirar algunos minerales pero aumenta su absorción.
Carbohidratos, grasa y proteína La molienda puede reducir la cantidad de grasa, proteína y fibra La molienda puede aumentar la proporción de almidón.El embotellado y enlatado puede agregar azúcar.El freír aumenta el contenido de grasa La fermentación y el malteado alteran las proporciones de almidón y azúcar.Fermentar puede agregar alcohol
Agua Secado de los alimentos Disminuye el contenido de agua.Secar los alimentos aumenta la concentración de otros nutrientes

La cocción es practicada por casi todas las personas en todas partes. A excepción de las frutas y algunas hortalizas, casi todos los grupos de alimentos se cocinan antes del consumo. En muchos países de África y Asia, incluso las hortalizas a veces se consumen sin someterlos a cocción y existe poca tradición de comer ensaladas.

  • La práctica de cocinar las hortalizas probablemente ayuda a proteger a los consumidores de enfermedades producidas por contaminación fecal, como enfermedades parasitarias, bacterianas y vírales del tracto gastrointestinal.
  • Casi todas las frutas se comen crudas, pero la cascara expuesta no se consume, por lo tanto, no presenta los mismos riesgos de infecciones.

Los bananos, los mangos, las papayas y los cítricos, por ejemplo, no son peligrosos debido a que no se consume la cáscara. La cocción de los alimentos es una práctica universal, principalmente porque mejora el sabor de los alimentos, hace agradable los que no lo son, o los hace más digeribles.

La cocción además mata organismos, incluyendo muchos microorganismos que causan enfermedades y están presentes en los alimentos. La cocción de los alimentos con alto contenido de almidón, como los cereales (arroz, trigo, maíz, etc., que para la mayoría aportan el mayor volumen de energía e incluso de las proteínas consumidas) y también las patatas, ñame y yuca, hace que estos alimentos sean sabrosos y además más digeribles.

La cocción de algunos alimentos elimina compuestos indeseables, como ciertos antinutrientes, por ejemplo los inhibidores de la tripsina de la soja y las sustancias indeseables de la yuca. El proceso de asar, hornear o hervir los alimentos que se cosechan o recolectan, también implica por lo general, mezclar los alimentos o quizás con más frecuencia agregar productos alimentarios al alimento principal que se está cocinando, lo cual puede alterar su valor nutritivo, aunque casi siempre tiene por objeto hacer que el alimento, el plato o el sabor de la comida sea mejor.

Por ejemplo, se adiciona grasa al freír; se puede agregar sal, azúcar, fruta y otros productos a los alimentos horneados: no es raro que el alimento básico, como las patatas, se puedan cocinar en un estofado o sopa, con cebollas, tomates y hasta una cantidad pequeña de carne. La cocina puede ser un arte y hace que los alimentos sean atractivos y deliciosos.

En muchas sociedades, compartir una comida con la familia y los amigos es una ocasión social agradable que va más allá del sólo acto de llenarse el estómago, satisfacer el hambre y suministrar nutrientes esenciales; es el combustible de los sentimientos de reciprocidad y promueve el sentido de comunidad.

A pesar de todas sus ventajas, la cocina también puede tener efectos nutricionales negativos. Freír los alimentos a temperaturas muy altas puede destruir algunas vitaminas y producir componentes indeseables como ciertos carcinógenos. Ahumar los alimentos también produce esas sustancias. Al hervir algunos alimentos se pueden perder las vitaminas solubles en el agua que luego se desecha.

GERMINACIÓN DE LOS GRANOS Hay gran interés ahora en el uso de métodos tradicionales de germinación para producir alimentos malteados. Durante muchos años la población de la República Unida de Tanzania y de otros países, deja que el sorgo, el mijo y otros cereales germinen al humedecer los granos en agua durante algunas horas, y luego los mantienen húmedos durante dos o tres días; por último, para secarlos, los esparcen al sol.

Luego se muele el cereal seco con un mortero o un pilón tradicional grande. La harina resultante se almacena y se utiliza en pequeñas cantidades, sobre todo para preparar la cerveza local ( pombe ). La harina seca germinada, conocida como kimea, se usa para preparar tradicionales papillas agrias poco espesas, a base de maíz, para alimentar a los niños.

La kimea adelgaza la papilla debido a que produce la enzima amilasa que rompe el almidón (véase el Capítulo 6). PRESERVACIÓN DE LOS ALIMENTOS Métodos físicos El enfriamiento o congelación prolonga bastante el tiempo que se requiere para que muchos alimentos se dañen o se vuelvan incomibles y es un método muy importante para preservarlos.

Hoy los refrigeradores son artefactos comunes en los hogares de las personas de mayores recursos en los países en desarrollo y se encuentran en la mayoría de las casas en los países industrializados, al igual que los congeladores. Otros métodos utilizados tradicionalmente, pero también en la industria, son el secado y ahumado de los alimentos (Fotos 67 y 68).

El retiro del agua evita o reduce la capacidad de los organismos para crecer y multiplicarse en uno o muchos alimentos. Quedan así inhibidos organismos tales como hongos y sus productos tóxicos, como la aflatoxina, y ciertos microorganismos que dañan los alimentos y producen olor y sabores indeseables.

Los cereales secos se almacenan mejor, y el pescado seco permanece comestible por períodos relativamente largos. Algunos alimentos como la leche, se secan en fábricas de manera que el producto preservado se puede, con facilidad, comercializar, transportar y estar listo para su consumo. Métodos químicos Los alimentos se pueden mantener comestibles durante más tiempo, si se usan sustancias denominadas preservativos químicos.

Los de uso más amplio en el hogar son la sal (cloruro de sodio) y el azúcar, que muchas de las personas que procesan alimentos en casa no los consideran como preservativos químicos. Los alimentos con alto contenido de sal o azúcar son menos propensos al ataque por organismos y por lo tanto se conservan mejor.

  1. La industria también utiliza la sal y el azúcar para mantener los alimentos.
  2. Hace más de 100 años, ciertas sustancias químicas que usualmente no estaban disponibles en el hogar (como son el azúcar y la sal), se introdujeron para preservar los alimentos.
  3. Algunos no se utilizan actualmente debido a temores de toxicidad y otros se consideran seguros y se utilizan bastante.

En las reuniones internacionales se ha hablado mucho sobre los temas de seguridad y la mayoría de los países industrializados tienen normas que determinan cuáles son los preservativos permitidos para los alimentos y las concentraciones que se pueden utilizar.

  • Entre los preservativos que más se emplean figuran el dióxido de azufre y los benzoatos, que son muy efectivos para controlar los mohos y levaduras, respectivamente.
  • Los productos horneados como el pan, por lo general se preservan con ácido propiónico, que inhibe el ataque y crecimiento de hongos y prolonga el tiempo antes que el producto se dañe.

Las carnes, sobre todo las carnes saladas, como el tocino y el jamón, se preservan también con nitrito de sodio y algunas veces nitrato de sodio. Esterilización En el hogar y en la fábrica de alimentos casi todos los tipos se someten a un proceso de preservación por medio del enlatado; aunque algunos en realidad se envasan en frascos o botellas.

  • En general, los alimentos (hortalizas, frutas, productos cárnicos y otros) se esterilizan por medio del calor para matar a todos los organismos vivos y se sellan al vacío en la lata o botella mientras están calientes.
  • Algunas veces se utiliza sal y azúcar como parte del proceso.
  • El embotellado o enlatado doméstico de alimentos de origen animal, sobre todo carne o pescado de cualquier tipo, puede ser peligroso, pues no es raro que sobrevivan bacterias muy resistentes, como el Clostridium botulinum, que producen toxinas causantes de enfermedades muy graves (véase el Capítulo 34).

Métodos microbiológicos La fermentación, que implica la fragmentación química de sustancias con microorganismos como levaduras y bacterias, se utiliza tradicionalmente en muchos países para preservar los alimentos y mejorar su sabor, como es el caso con los productos de soja en Indonesia.

  • El proceso también se emplea en el comercio, por ejemplo, para fabricar yogur o bebidas alcohólicas industriales.
  • La fermentación con levaduras y otros organismos que actúan sobre los carbohidratos de los alimentos produce alcohol.
  • Los seres humanos en casi todo el mundo, sin educación sobre ciencias alimentarias han descubierto este mecanismo y encontrado que el consumo de alcohol puede cambiar el ánimo y ser agradable.

Por lo tanto, usan cualquier carbohidrato que tengan para preparar bebidas alcohólicas. El carbohidrato puede ser un cereal común como trigo, arroz, cebada o sorgo, o como la miel que se utilizaba para preparar una bebida alcohólica en la antigua Inglaterra y en el África actual; savia de coco para preparar vino de coco en Oceanía; o yuca o plátano para preparar bebidas fuertes llamadas waragi y koinage en Uganda.

La levadura también actúa sobre los azúcares para producir el gas dióxido de carbono en los alimentos, que es el principio utilizado para producir pan. En alguna ocasión se estimula la multiplicación de organismos, de los que no causan enfermedades, para agriar los alimentos. El sabor agrio se obtiene cuando los microorganismos producen ácido a partir del carbohidrato.

You might be interested:  Qué Significa El Verbo To Be

Los alimentos agrios impiden, hasta cierto punto, la multiplicación de organismos patógenos dañinos en los alimentos, lo que los mantiene seguros y hace que duren más tiempo. Los alimentos comúnmente ácidos son productos lácteos como la leche agria y el yogur; los productos de soja fermentada, como el tempeh ; y las papillas de cereal fermentado, consumidas en gran parte de África subsahariana.

En algunos casos acidificar los alimentos aumenta su contenido de nutrientes. En muchos países, incluso en China, se utiliza ampliamente el encurtido para preservar las hortalizas y productos vegetales. Otros métodos Un método puramente industrial para preservar alimentos es la radiación. En este proceso los alimentos se exponen a radiaciones, por lo general con rayos gamma, que acaba con microorganismos y esporas de hongos.

El alimento luego se somete al procedimiento de sellado y es seguro hasta que sea abierto. Además la radiación se puede emplear para evitar o impedir que germinen ciertos cereales, legumbres u otras semillas y así aumentar su período de almacenamiento.

  • Aunque los alimentos irradiados se consideran seguros, hay todavía un amplio debate sobre los posibles peligros que ocasiona el proceso de irradiación.
  • FORTIFICACIÓN La fortificación es una forma de procesamiento de alimentos de especial interés para los nutricionistas.
  • Cuando se utiliza adecuadamente puede ser una estrategia para controlar la carencia de nutrientes.

Los términos fortificación y enriquecimiento se utilizan casi siempre en forma intercambiable. La fortificación se ha definido como la adición de uno o más nutrientes a un alimento a fin de mejorar su calidad para las personas que lo consumen, en general con el objeto de reducir o controlar una carencia de nutrientes.

  1. Esta estrategia se puede aplicar en naciones o comunidades donde hay un problema o riesgos de carencia de nutrientes.
  2. En algunos casos, la fortificación puede ser el procedimiento más fácil, económico y útil para reducir un problema de deficiencia, pero se necesita cuidado y también evitar su excesiva promoción como panacea general en el control de las carencias de nutrientes.

Hay que evaluar los pro y los contras de la fortificación en cada circunstancia. Aun así, muchas veces la fortificación se ha subutilizado en los países en desarrollo como estrategia para controlar las carencias de nutrientes, mientras que en muchos países industrializados generalmente se usa en exceso.

Se pueden agregar nutrientes que generalmente no faltan en la dieta de consumidores que no tienen mucho riesgo de carencia de ellos. Las personas de afuera no deben precipitarse a recomendar la fortificación en un país en particular. Los profesionales de la localidad necesitan participar ampliamente en la planeación, ejecución y seguimiento de un programa de fortificación.

Es importante tener una imagen clara sobre la situación local: carencias de nutrientes, hábitos alimentarios, prácticas de preparación de los alimentos, facilidades para el procesamiento de alimentos, prácticas de mercadeo, etc. La fortificación es más fácil con un alimento, como la sal, y donde hay pocos fabricantes.

En otras circunstancias, es posible la fortificación, la que puede funcionar y puede tener un buen papel en mejorar el estado nutricional y reducir el riesgo de deficiencias, aun a niveles locales. En el pasado, se procuró buscar un alimento ideal para fortificarlo con vitamina A o hierro. Ahora se recomienda que los países consideren fortificar varios alimentos a la vez.

Hay dos tipos de fortificación que han sido muy efectivos en muchos países y son: la adición de yodo a la sal (yodación) y la adición de flúor al agua (fluoración). En el último caso (véase el Capítulo 21) el flúor se adiciona al agua de los acueductos municipales para suministrar niveles considerados óptimos (es decir, una parte por millón) a fin de reducir la incidencia de caries dental.

  • En los países industrializados, y en alguna extensión en los países en desarrollo, se utiliza la fortificación para ajustar el contenido de nutrientes a los alimentos procesados, de manera que sus niveles estén más cerca de los del alimento antes de su proceso.
  • Por ejemplo, los cereales que se someten a una molienda importante, como la harina de trigo, pueden contener nutrientes que se agregan para reemplazar los que se han perdido durante el proceso de refinamiento.

Valdría la pena insistir, o inclusive promover una legislación, para evitar que se refine demasiado a los cereales. Micronutrientes Otros capítulos de esta publicación describen importantes carencias de micronutrientes y las formas en las que han sido, o pueden ser controladas.

La fortificación de los alimentos ofrece una estrategia importante para ayudar al control de tres carencias principales de micronutrientes, en particular la carencia de yodo, vitamina A y hierro. En los países en desarrollo, la prioridad debe ser la fortificación con estos nutrientes. Con yodo, la fortificación en forma de sal yodada, es casi siempre la única estrategia que se sigue.

Con la vitamina A y el hierro, la fortificación se debe emplear en combinación, no con exclusión, de otras intervenciones. Se debe tener un cuidado especial de posibles problemas tóxicos con la vitamina A, sobre todo en mujeres embarazadas o que planean concebir.

  1. Las ventajas de la fortificación, sobre algunas otras estrategias para el control de las carencias de vitamina A y yodo, son a menudo ignoradas y merecen una mayor atención.
  2. Como se indica en otra parte de esta publicación, otras carencias de micronutrientes son de una cierta importancia en algunos países y la fortificación puede ser una buena estrategia para reducir la prevalencia de algunas carencias, como por ejemplo, de niacina, tiamina, riboflavina, folato, vitamina C, zinc y calcio.

Macronutrientes Un tipo de fortificación algo distinta es la adición de macronutrientes para enriquecer a los alimentos. El enriquecimiento puede consistir en agregar grasa o aceite para aumentar la energía o densidad de un alimento; aminoácidos a los cereales para mejorar la calidad de la proteína; o proteína, azúcar o aceite (así como micronutrientes) a un alimento formulado, por ejemplo, un producto para el destete, o un suplemento alimenticio, como el maíz/soja/leche (MSL) en la alimentación de emergencia.

  • Criterios o principios para la fortificación Las siguientes son algunas de las condiciones, consideraciones y principios relevantes para los que planean fortificar uno o más alimentos a fin de mejorar el estado nutricional.
  • Se aplican sobre todo a la fortificación como estrategia para enfrentar las carencias de micronutrientes.

Carencia comprobada de micronutrientes en la población, Los datos dietéticos, clínicos o bioquímicos deben mostrar que existe una carencia de un nutriente específico, en algún grado y en un número significativo de individuos en la población cuando consumen su dieta habitual, o que existe un riesgo de ello.

  • Amplio consumo del alimento por fortificar entre la población expuesta a riesgo,
  • El alimento que se ha de fortificar debe ser consumido por un número significativo de la población que presenta la carencia del nutriente cuya fortificación se considera.
  • Si la enfermedad por carencia ocurre tan sólo entre los muy pobres que rara vez compran el alimento fortificado, entonces esto producirá poco beneficio.

Por lo tanto, y como ejemplo, fortificar con vitamina A un producto manufacturado más o menos costoso para el destete, podría no ayudar a los niños pobres que tiene la prevalencia más alta de xeroftalmía, si sus padres no pueden comprar ese alimento.

Conveniencia del alimento y el nutriente en conjunto, Al agregar el nutriente al alimento no se debe crear ningún problema serio de tipo organoléptico. Los productos se deben mezclar bien y este proceso de mezcla no debe producir una reacción química no deseable, cualquier sabor desagradable o cambios en el color o el olor, o cualquier otro tipo de característica inaceptables.

Factibilidad técnica, Debe ser técnicamente factible adicionar el nutriente al alimento para poder satisfacer la condición anterior. Número limitado de fabricantes del alimento, Es muy útil en un programa de fortificación nacional, o inclusive local, que haya pocos fabricantes o procesadores del alimento considerado.

  1. Por ejemplo, si existen cientos de productores de sal, un programa de yodación enfrentaría graves problemas.
  2. Asimismo, si hay muchos molinos, la fortificación de cereales será muy difícil.
  3. Sin aumento sustancial en el precio del alimento,
  4. Es importante considerar el impacto de la fortificación en el precio del alimento que se ha de fortificar.

Si al agregar el nutriente sube demasiado el precio del alimento, su consumo disminuirá sobre todo entre los pobres cuyas familias se encuentren en mayor riesgo de carencia. Si la fortificación aumenta el precio del alimento, entonces es posible que se considere subsidiar el costo.

  1. Nivel de consumo del alimento,
  2. Se debe dar atención especial al nivel habitual de consumo del alimento considerado para la fortificación.
  3. Si existe un nivel muy amplio entre la cantidad máxima y mínima de consumo por parte de la población, quizás un 25 por ciento consume el mínimo y otro 25 por ciento el máximo, puede ser difícil decidir el nivel del nutriente para la fortificación.

Si un número grande de la población a riesgo de la deficiencia del nutriente, consume muy poca cantidad del alimento, entonces puede que no se beneficie de la fortificación. Si un número significativo de personas consume el alimento fortificado en gran cantidad, que puede llevar a ingerir cantidades tóxicas del nutriente, entonces el alimento puede no ser apto para este proceso.

  • En general existe un nivel de consumo de sal y la media puede ser de 20 g diarios, pero en la práctica nadie consume 200 g de sal todos los días.
  • Es importante evitar una situación en la que las personas reciban cantidades indeseables de los nutrientes agregados, sobre todo en el caso de vitaminas liposolubles o nutrientes que se sabe que son tóxicos en cantidades grandes.

Legislación. Cuando un gobierno está impulsando con seriedad el control de una carencia grave de micronutrientes mediante la fortificación, es necesario disponer de una legislación apropiada. Muchos países industrializados cuentan con legislación que garantizan los niveles mínimos requeridos de vitaminas B y algunas veces también de hierro, que deben estar presentes en la harina de trigo y en algunos otros productos de cereales.

  1. Muchos países en el Norte y en el Sur cuentan con legislación que exige que toda la sal comercial sea yodada, casi siempre a niveles específicos.
  2. La fluorización de los suministros de agua en ciertos niveles ha sido establecido legalmente a veces por los municipios (como en los Estados Unidos) o a nivel nacional.

Seguimiento y control de la fortificación. El seguimiento para aportar datos sobre la fortificación de los alimentos es útil. Es particularmente importante donde la fortificación está legislada. En este caso, el incumplimiento de la fortificación correcta puede llevar a un sumario y a la sanción de los fabricantes de alimentos que no cumplan con las normas.

  • El seguimiento por parte de los gobiernos depende de la disponibilidad de laboratorios y de personal entrenado.
  • Muchos países carecen de facilidades de laboratorio para controlar la yodación de la sal, y los comerciantes de sal generalmente saben que pueden vender sal que no ha sido yodada en absoluto o que no cumple con el nivel exigido por la ley.

Un buen sistema de seguimiento debe incluir exámenes o pruebas, quizá en sitios centinela en todo el país. En el caso de la fluorización, las ciudades casi siempre vigilan el contenido de fluoruro del agua. Es útil que un laboratorio nacional también evalúe el nivel de flúor en el agua del acueducto municipal que sirve a los consumidores.

  1. Métodos de fortificación y alimentos apropiados La tecnología de la fortificación es un tema complejo que se trata en muchas publicaciones.
  2. En la actualidad hay muchas técnicas distintas en uso; la elección del método depende del nutriente y del alimento.
  3. Un sistema que se utiliza frecuentemente en la harina o en un producto de grano fino, incluye la adición al alimento en polvo de una premezcla de nutrientes a una tasa establecida, a medida que éste fluye en una de las etapas del proceso.

Se requiere una mezcla completa. Este método es apto para molinos y grandes plantas de procesamiento. Para las instalaciones pequeñas, o inclusive en ciudades pequeñas, se suministran paquetes de la premezcla con instrucciones en las que se indican las proporciones a utilizar (por ejemplo, un paquete por cada 50 kg del alimento) y los métodos necesarios para garantizar una buena mezcla.

  • Ha habido dificultades en la fortificación del arroz, porque éste se consume sobre todo en forma granular o granos enteros.
  • Por lo tanto, agregar un polvo – lo que es fácil con la harina de trigo – en el caso del arroz no es posible.
  • Generalmente, se han utilizado dos métodos, en uno se recubren los granos de arroz o se impregnan con los nutrientes que se van a emplear, en el segundo, se mezclan con el arroz granos artificiales fortificados con el nutriente deseado.

Los granos artificiales tienen que estar muy bien hechos, de tal manera que tengan una apariencia semejante a los granos ordinarios de arroz. En Filipinas, hace algunas décadas, se informó que antes de realizar el proceso de cocción, muchas amas de casa retiraban y botaban los granos artificiales de arroz fortificado, porque tenían un color amarillento debido a la adición de tiamina y riboflavina.

  1. Algunos nutrientes como las vitaminas B, son más o menos fáciles de agregar (sin embargo la riboflavina tiene la desventaja de ser amarilla).
  2. Aunque la carencia de vitamina A es de gran importancia, la vitamina A se utiliza con menos facilidad que las vitaminas B en los programas de fortificación, en parte porque es liposoluble y no se disuelve en agua.

Además, se oxida fácilmente. El medio más sencillo de adicionar vitamina A es agregarla a los aceites de cocina y a la margarina, pero la tecnología alimentaria ha superado las dificultades y muchos alimentos se han fortificado exitosamente con vitamina A, en países industrializados y en desarrollo.

  1. Por diferentes motivos, la fortificación de los alimentos con hierro ha presentado serios desafíos.
  2. Se han usado muchas sales de hierro distintas.
  3. Generalmente, las que mejor utilizan los seres humanos, como el sulfato ferroso, ofrecen las mayores dificultades y serios problemas organolépticos.
  4. Como se discute en el Capítulo 39, la sal sódica de hierro EDTA se recomienda cada vez más.

El Cuadro 36 presenta algunos nutrientes que se han utilizado y los vehículos alimentarios para la fortificación. CUADRO 36 Algunos alimentos utilizados como vehículos en programas de fortificación*

Nutriente Tipo de alimento Comentarios
Ácido ascórbico Frutas y bebidas enlatadas, congeladas y secas, productos lácteos enlatados y secos, productos de cereales secos El ácido ascórbico debe protegerse del aire si se encuentra en solución neutra.
Tiamina, riboflavina y niacina Cereales secos, harina, pan, pasta, productos lácteos Arroz y granos similares pueden ser impregnados o recubiertos con el nutriente. La riboflavina puede colorear el alimento.La nicotinamida se prefiere generalmente al ácido nicotínico
Vitamina A o beta caroteno Productos de cereales secos, harina, pan, pasta, productos lácteos, margarinas, aceites vegetales, azúcar, té, chocolate, glutamato monosódico La vitamina A debe protegerse del aire y mezclarse en agua, a productos no grasosos. (Puede agregarse como perlas a base de gelatina, conjuntamente con un estabilizador como recubrimiento del producto alimentarlo o mezclada en un granulo simulado, como el arroz.)El caroteno puede colorear los productos. Las pérdidas debidas al calor pueden ser significativas en los aceites de cocina.
Vitamina D Productos lácteos, margarina, productos de cereales secos, aceites vegetales, bebidas de fruta Ver comentarios en relación con la vitamina A. Múltiples fuentes de esta vitamina pueden ser indeseables.
Calcio Productos de cereales, pan La cantidad que se debe agregar generalmente limita el rango de vehículos que pueden utilizarse.
Hierro Productos de cereales, pan, leche en polvo enlatada La disponibilidad varía con la forma en la que se adiciona el hierro. El hierro puede causar cambios de color o de sabor en los alimentos
Yodo Sal Generalmente se utiliza yoduro. El yodato es más estable en sal cruda
Proteína Productos de cereales, pan, y harina de yuca Se utilizan generalmente concentrados de proteína de diversos tipos. La cantidad que debe agregarse generalmente limita vehículos que se pueden utilizar.
Aminoácidos Cereales, pan y sustitutos de la carne Se han propuesto otros vehículos. El uso de lisina, cisteina o metionina se ha autorizado en algunas regiones. El interés en fortificar con aminoácidos disminuyó desde principios de la década de 1970.

Además, una amplia gama de nutrientes se han agregado a las fórmulas lácteas y alimentos para bebés. FOTO 67 Forma tradicional para ahumar el pescado con la corteza de coco como combustible FOTO 68 Secado de carne en Angola Qué Significa Que La Leche Esté Fortificada : Procesamiento y fortificación de los alimentos

¿Qué leche no se debe tomar en el embarazo?

Partos prematuros – Tras la revisión, los autores defienden los beneficios del consumo de leche en el embarazo sobre el tamaño y peso del niño, pero no han podido establecer la misma relación respecto a los partos prematuros, abortos espontáneos y efectos directos sobre indicadores en lactancia, por la falta de estudios.

Los autores defienden las bondades de la leche y sus derivados debido a su ” alta densidad de nutrientes –proteínas de alto valor biológico, grasa, lactosa, calcio, fósforo, potasio, vitaminas A y D, B6 y B2, entre otros– y biodisponibilidad así como por su accesibilidad y consumo generalizado en la población”, explican los autores.

Además, añaden que “en la actualidad hay una gran variedad de productos en el mercado, tanto leche como yogures y quesos, que se pueden incluir en la dieta”. Ahora bien, es importante tener en cuenta que en la gestación y la lactancia hay que evitar la leche cruda, los quesos rallados o loncheados industriales y los quesos frescos o de pasta blanda (brie, camenbert o tipo Burgos, mozzarella y quesos azules) si en la etiqueta no dice que estén hechos con leche pasteurizada.

  • Además, conviene retirar la corteza de todos los quesos por cuestión de seguridad.
  • Respecto a las bebidas vegetales, desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas afirman que hay guías que mencionan a aquéllas que están enriquecidas con calcio y vitamina D como alternativas saludables a la leche y sus derivados.

Sin embargo, el máximo órgano colegial de los dietistas-nutricionistas, aunque reconoce “que pueden tener un impacto medioambiental menor que los lácteos, desde el punto de vista dietético-nutricional convertirlos en sustitutos de la leche cuando no hay una razón de salud para ello, por ejemplo un diagnóstico de alergia o intolerancia, no aporta ninguna ventaja, más bien podría tener efectos indeseados por la presencia de azúcares añadidos o por no disponer de cantidades de calcio suficientes”.

¿Cuánto tiempo debo tomar ácido fólico después del parto?

Antes de que se cierre el tubo neural – Para entenderlo, primero debemos saber que el tubo neural, que es el precursor del sistema nervioso del embrión empieza a desarrollarse muy pronto, incluso antes de que la madre sepa que está en estado. Por lo tanto, si la mujer no sabe qué está embarazada cuando se está desarrollando una estructura tan importante como el tubo neural, tiene que tomar suplementos de ácido fólico en todo momento desde el día que ha tomado la decisión de En España se recomienda el inicio de la ingesta de suplementos de ácido fólico un mes antes de la gestación,

You might be interested:  Que Significa El Nombre Walkiria

Se ha considerado siempre que la dieta española mayoritaria es la dieta mediterránea la cual es rica en frutas y verduras y, por lo tanto, rica en sustancias denominadas, de la misma familia que el ácido fólico. Pero hay que tener en cuenta que con el cambio de hábitos alimentarios de la población española se está abandonando la dieta sana mediterránea, empeorando nuestra ingesta de éstas sustancias.

Por ello, las recomendaciones a este respecto deben revisarse. La gran mayoría de las mujeres que desean embarazo -aunque no tengan factores de riesgo para tener un bebé con defectos de tubo neural-, que planifican el embarazo, que acuden a una, que cumplen con las recomendaciones médicas y que llevan una dieta sana rica en folatos, deben tomar un suplemento con ácido fólico al menos dos a tres meses antes de conseguir gestación,

Su consumo ha de mantenerse durante todo el embarazo y prolongarse durante el posparto o puerperio (entre cuatro y seis semanas), o durante todo el periodo de si ésta se prolonga más. La dosis recomendada oscila entre 0.4 mg a 1 mg al día de ácido fólico. Cuestión aparte son las mujeres con factores de riesgo para tener un hijo con un defecto del tubo neural.

Estas mujeres en riesgo son pacientes con diabetes en tratamiento con insulina, o epilépticas con determinados tratamientos médicos, obesas, o con antecedentes familiares de defectos del tubo neural. A estas mujeres se les debe recomendar una dieta sana, rica en folatos, aumentando su consumo y añadir un suplemento de ácido fólico desde dos o tres meses antes de la concepción.

En este caso la dosis debe ser mayor, se recomienda 5 mg hasta la aproximadamente. Posteriormente puede emplearse un suplemento convencional con 0.4 a 1mg de ácido fólico entre cuatro y seis semanas tras el parto. Su consumo se prolongará en el caso de las mujeres que decidan dar lactancia materna y hasta que ésta finalice.

Artículos Relacionados Si quieres quedarte embarazada, lo primero que has de hacer para lograr una gestación saludable es acudir a una consulta preconcepcional. La revisión médica y los análisis se completan con la prescripción de suplementos de ácido fólico y yodo.

  • Quiero quedarme embarazada, ¿cómo preparo mi.
  • Tener un hijo es un compromiso de por vida.
  • Antes de intentar concebir, seguro que te surgen muchos interrogantes: “¿Podré compaginar su cuidado con el trabajo y la familia? ¿Podré compartir todas las tareas y responsabilidades con mi pareja? ¿Estamos preparados para ser padres de un niño.

Quieres quedarte embarazada pronto, tienes 30 años (y pico) y muchas dudas sobre todo el proceso. Te interesa no esperar mucho tiempo más y consultar con tu ginecólogo. Una de las claves para lograr un embarazo sano es tomar suplementos de ácido fólico semanas antes de la concepción.

¿Cómo se llama la leche que toman las embarazadas?

Similac Mamá Colombia | Similac® Alimento a base de leche en polvo descremada, con vitaminas y minerales para mujeres embarazadas y en periodo de lactancia. Qué Significa Que La Leche Esté Fortificada Qué Significa Que La Leche Esté Fortificada Qué Significa Que La Leche Esté Fortificada Como mamá quieres lo mejor para tu bebé. Este deseo está presente desde el momento en que empiezas a planificar tu embarazo. Para apoyar a tu hijo desde antes de la concepción, durante el embarazo y en la lactancia, necesitas una base sólida en tu nutrición.

Similac® Mamá es un alimento a base de leche, bajo en grasa, que contiene 24 vitaminas, minerales y nutrientes esenciales para apoyar las necesidades nutricionales de las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia. Además, promueve el desarrollo del bebé en gestación, después de su nacimiento y por los siguientes 6 meses de lactancia.

Similac Mamá tiene varios beneficios para ti y para tu bebe ¡Descúbrelos! • Ayuda a preparar tu cuerpo para las exigencias del embarazo. • Ayuda a cubrir las demandas nutricionales específicas de la madre y del bebé en desarrollo, durante el embarazo y en periodo de lactancia.

  1. Proporciona ácido fólico, entre otros nutrientes.
  2. Es fuente de vitaminas y minerales importantes para el embarazo y la lactancia.
  3. Contiene fibra que ayuda a mejorar la función digestiva de la madre.
  4. Bajo en grasa.
  5. Verifica la fecha de vencimiento.
  6. Lávate las manos antes de preparar Similac® Mamá.

• Limpia la parte superior de la lata, antes de abrirla. • Vierte 3 medidas de polvo en un recipiente con 150 ml de agua. • Revuelve hasta que el producto quede disuelto. • ¡Ya puedes consumirlo! Precaución: NUNCA uses el horno microondas para preparar o calentar.

Pueden perderse las propiedades nutricionales del producto. SIMILAC® MAMÁ. Registro Sanitario: RSiA02I51012. SIMILAC® 3 KID PROSENSITIVE: Similac® 3 KID PROSENSITIVE. Alimento lácteo en polvo para niños en crecimiento mayores de 2 años que combina una mezcla de grasas de fácil digestión con el prebiótico HMO 2′-FL, nucleótidos, DHA y luteína.

Registro Sanitario: RSA-002860-2017. Recomendado para niños mayores de 2 años. *El HMO (oligosacárido 2′-FL) contenido en las fórmulas de Similac se ha obtenido de manera sintética. Este producto no reemplaza una alimentación adecuada. SIMILAC® MAMÁ: SIMILAC® MAMÁ.

¿Qué fruta es rico en vitamina D?

La vitamina D, también conocida como “vitamina del sol”, es una del tipo liposoluble (aquellas que se acumulan en el tejido graso), y puede encontrarse principalmente en alimentos de origen animal, aunque también hay algunas frutas que la aportan directa o indirectamente, entre ellas la banana, el jugo de naranja y la palta.

  • Un vaso de jugo de naranja aporta aproximadamente 130 UI de vitamina D, que son equivalentes a 32 microgramos, además de aportar principalmente vitamina C, calcio, potasio y magnesio.
  • Por su parte, la banana no contiene vitamina D, pero sí cumple un papel importantísimo en su activación al exponerse a los rayos ultravioletas gracias a su alto contenido de magnesio.

Asimismo, también aporta potasio, vitamina B6 y C. La palta, la única fruta que aporta directamente vitamina D. La única fruta que contiene vitamina D es la palta, también conocido como aguacate. Posee altos porcentajes de vitamina C, E, K y B9, además de minerales como potasio, magnesio y fósforo, sumado a que también funciona como antioxidante y permite disminuir el colesterol gracias a sus grasas monoinsaturadas.

¿Qué tiene más calcio la leche o el queso?

La leche líquida contiene una media de 124 mg/100 g, los quesos contienen más de 1 g de calcio por 100 g de alimento y la mantequilla es el alimento derivado de la leche que presenta un contenido menor de calcio (15 mg/100 g) 32.

¿Qué fruta es la que contiene más vitamina D?

Frutas con vitamina D – No hay 10 frutas con vitamina D, La fruta con mayor aporte de vitamina D es el aguacate, El aguacate es prácticamente la única fruta rica en esta vitamina. Esta fruta de moda aporta grandes beneficios a nuestra salud. El aguacate es rico en otras vitaminas como la C, E, K y B-6 y minerales, siendo beneficioso para el corazón por su alto contenido en ácido oleico. Aunque es una de las frutas más grasas, nos ayuda a disminuir el colesterol malo y aumentar el bueno, debido a sus grasas monoinsaturadas y es un alimento muy diurético, por su alto contenido en fibra.

¿Cuál es el tipo de leche más sana?

La leche semidesnatada, la más saludable – Aunque esta afirmación hay que especificarla: la leche desnatada sería la más saludable porque es apta para todas las personas que no padezcan una intolerancia, Pero la leche entera es igual de sana, ya que sus grasas son beneficiosas,

El problema es que esta última no se recomienda a personas que sufren obesidad o hipercolesterolemia, mientras que la semidesnatada sí. Por tanto si tu salud cardiovascular es buena lo ideal es que apuestes por la leche entera o la semi, ya que estarás beneficiándote de sus nutrientes, Si tienes obesidad o hipercolesterolemia, mejor opta por leche semidesnatada.

Y si tu salud cardiovascular es bueno, mejor leche entera o semidesnatada.

¿Qué tipo de leche es más sana?

Qué Significa Que La Leche Esté Fortificada El número de personas que beben leche no láctea está aumentando. La leche de almendras es una de las variedades de leche de origen vegetal más consumidas en América del Norte, la Unión Europea y Australia. Los investigadores han sugerido que la leche de almendras es una alternativa efectiva para niños y adultos que sufren de alergias o son intolerantes a la leche.

  1. Comparada con la leche de vaca, la leche de almendras tiene menos grasa saturada y más grasas insaturadas.
  2. Las grasas saludables de la leche de almendras pueden ayudar a que las personas pierdan peso y mantengan un peso saludable.
  3. La leche de almendras es baja en calorías y proteínas, lo que puede no ser adecuado para todas las personas, especialmente para los niños.

Las personas que no desean perder peso necesitarán agregar fuentes adicionales de calorías y elegir fuentes saludables de proteínas, como frijoles y pescado, para satisfacer sus necesidades diarias. Algunos fabricantes añaden calcio a la leche de almendras para que su contenido nutricional se parezca más al de la leche de vaca.

  • Este calcio puede ser más difícil de absorber que el de los productos lácteos, así que es importante consumir calcio de otras fuentes, como vegetales de color verde oscuro.
  • La leche de almendras está disponible en variedades de sabores.
  • Algunos de estos productos tienen azúcar añadida para prolongar la vida útil y mejorar el sabor y la textura.

Podrás notar que, al añadir leche de almendras a las bebidas calientes, la leche se separa.

¿Qué pasa si tomo un vaso de leche antes de dormir?

Entonces, ¿es recomendable su consumo antes de dormir? – Con todos los beneficios anteriormente citados, seguramente estés pensando que resulta imposible que el consumo nocturno justo antes de irnos a dormir no sea lo más recomendable. Y obviamente estás en lo cierto.

Aunque parte de sus inconvenientes estén relacionadas con el aparato digestivo (hay personas sensibles e intolerantes a la lactosa a los que pueden producir cólicos, colon irritable o úlceras gastroduodenales), por lo general su consumo es válido y apto para cualquier momento del día, incluso por la noche.

Según dictaminan algunos expertos científicos y médicos, beber un vaso de leche antes de irnos a dormir es recomendable principalmente porque es un alimento que contiene un aminoácido llamado triptófano que el cuerpo acaba convirtiendo en serotonina,

Es decir, la conocida hormona del sueño. El consumo diario y nocturno de un vaso de leche no solo ayuda a la pronta conciliación del sueño, sino que también es un combatiente que lucha contra el temido insomnio. Esto se debe a que los lácteos, además de los mencionados triptófanos, se caracterizan por ser ricos en magnesio y zinc.

Si al consumo nocturno de leche lo acompañamos además con una temperatura templada, conseguiremos una reducción de los niveles de estrés en el cuerpo, facilitando aún más el correcto descanso. : Mitos de la leche: ¿Es buena o mala antes de dormir?

¿Qué diferencia hay entre fortificado y enriquecido?

A diferencia de los alimentos enriquecidos, la adición de nutrientes a los alimentos fortificados no apunta a resolver una deficiencia o carencia nutricional poblacional y tampoco es obligatoria, sino que es llevada a cabo voluntariamente por el fabricante o por la industria alimentaria con el fin de satisfacer

¿Qué es enriquecer y fortificar?

¿En qué se diferencian los alimentos enriquecidos de los fortificados? En los últimos años cada vez es más común ver alimentos en cuyos envases se anuncia que son ricos en calcio o enriquecidos en fibra, por ejemplo. ¿Por qué se hace esto? ¿cuándo son productos enriquecidos y cuándo fortificados? Tanto enriquecer como fortificar alimentos significa añadir una serie de nutrientes que, según el caso, podían ya tener de manera natural o no.

  • Precisamente en esta diferencia radica la distinción entre ambos conceptos.
  • Los alimentos enriquecidos son aquellos a los que, de manera artificial, se les han añadido una serie de nutrientes que, en su estado natural, ya contenían, pero cuya cantidad ha podido disminuir -hasta incluso desaparecer- durante el proceso de industrialización.

, por ejemplo, las concentraciones de vitaminas y nutrientes de este alimento disminuyen de manera significativa por lo que, a fin de obtener un producto con valores nutricionales similares a los que tiene en su versión menos procesada, se le añaden los mismos nutrientes que había perdido.

Dentro de esta familia de productos se encuentran los que son nutritivamente restituidos, esto quiere decir que solo se añade la cantidad de nutrientes necesaria para alcanzar la que contenían en su estado primitivo. También se puede enriquecer por normalización, es decir, con el fin de compensar las posibles variaciones nutritivas en el contenido natural de un producto.

La fortificación de los alimentos, en cambio, es añadir a un producto un aporte nutritivo que dé al alimento una serie de características distintas de las que ya tiene según su naturaleza. A su vez, esta adición, puede tener un doble fin, más allá de una mayor cantidad de nutrientes.

En el caso de la leche, por ejemplo, a fin de facilitar la absorción del calcio y el fósforo que esta bebida contiene por sí misma, es cada vez más habitual que se fortifique con vitamina D, un elemento que por sí mismo tiene un importante valor nutricional y cuyas capacidades, además, se complementan con los nutrientes que la leche tiene de manera natural.

En muchas ocasiones la fortificación es un valor añadido que el fabricante de un alimento quiere darle a su producto, pero existen también leyes que, con el objetivo de utilizar los alimentos como vehículo para aumentar la ingesta de uno o varios nutrientes por parte de la población, establecen y normalizan la fortificación de algunos alimentos concretos,

  • Por ejemplo.
  • En 1993 la Organización Mundial de la Salud y UNICEF pusieron en marcha un plan de yodación de la sal como manera de evitar la deficiencia del mineral.
  • La carencia del yodo puede provocar bocio y cretinismo, dos enfermedades prácticamente erradicadas cuya desaparición confirma el éxito de este tipo de planes de nutrición social.

: ¿En qué se diferencian los alimentos enriquecidos de los fortificados?

¿Cuál es la mejor leche para un bebé de un año?

Es posible que haya escuchado que no se debe dar leche de vaca a bebés de menos de 1 año de edad. Esto se debe a que la leche de vaca no ofrece una cantidad suficiente de ciertos nutrientes. Además, a su bebé le cuesta trabajo digerir las proteínas y la grasa de la leche de vaca.

  • No obstante, es seguro darles leche de vaca a niños mayores de 1 año de edad.
  • Un niño de 1 o 2 años de edad debe tomar únicamente leche entera.
  • Esto se debe a que el cerebro en desarrollo de su hijo necesita la grasa de la leche entera.
  • Después de los 2 años de edad, los niños pueden tomar leche baja en grasa o incluso leche descremada si tienen sobrepeso.

Algunos niños tienen problemas por tomar leche de vaca. Por ejemplo, una alergia a la leche puede causar:

Dolor abdominal o cólicosNáuseas y vómitosDiarrea

Una alergia grave puede causar sangrado en los intestinos que puede llevar a que se presente anemia. Sin embargo, solo alrededor del 1% al 3% de los niños menores de 1 año de edad tienen alergia a la leche. Esta afección es aun menos común en los niños mayores de 1 a 3 años.

La intolerancia a la lactosa se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente enzima lactasa. Un niño intolerante a la lactosa no puede digerir la lactosa. Esta es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y en otros productos lácteos. Este trastorno puede causar distensión abdominal y diarrea.

Si su hijo tiene uno de estos problemas, su proveedor de atención médica puede recomendar leche de soya. Pero muchos niños que son alérgicos a la leche también son alérgicos a la soya. Los niños generalmente superan las alergias o las intolerancias para el momento que alcanzan su primer año de edad.

Dos a 3 años de edad: 2 tazas (480 ml)Cuatro a 8 años de edad: 2½ tazas (600 ml)Nueve a 18 años de edad: 3 tazas (720 ml)

Una taza de lácteos equivale a:

Una taza (240 ml) de lecheOcho onzas (240 ml) de yogurDos onzas (56 gr) de queso americano procesadoUna taza (240 ml) de budín preparado con leche

Leche y los niños; Alergia a la leche de vaca – niños; Intolerancia a la lactosa – niños Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M.

¿Qué tipo de leche es más recomendable para ayudar en el tratamiento de enfermedades infecciosas?

Leche materna: alimento y combatiente de las infecciones – La leche materna contiene anticuerpos que pueden combatir las infecciones. Esos anticuerpos están presentes en altas cantidades en el calostro, la primera leche que secreta el seno después del parto.

  • Sin embargo, hay anticuerpos en la leche materna que están presentes en la madre todo el tiempo que la madre amamanta a su bebé.
  • A través de estos anticuerpos, la madre puede pasar algo de protección contra las enfermedades infecciosas que ella haya tenido en el pasado, y las que tiene mientras está dando pecho.

La leche materna puede literalmente dar a los bebés una ventaja para prevenir y combatir infecciones. La leche materna también está compuesta de proteínas, grasas, azúcares e incluso glóbulos blancos que trabajan para combatir la infección de diversas maneras.

  1. Estos ayudan especialmente a combatir las infecciones gastrointestinales, ya que la leche materna va directamente al estómago y al intestino cuando los bebés la consumen.
  2. Los diferentes factores en la leche materna trabajan directamente con el intestino antes de ser absorbida y distribuida a todo el cuerpo.

Esto también sienta las bases para un sistema inmunitario protector y equilibrado que ayuda a identificar y a combatir infecciones y otras enfermedades incluso después de dejar de amamantar. Otros factores en la leche materna estimulan directamente y fortalecen el sistema inmunitario.

  1. Éstos incluyen la lactoferrina y la interleucina-6, -8 y -10.
  2. Estas proteínas ayudan a equilibrar la respuesta inflamatoria del sistema inmunitario, que es necesaria para la función inmunitaria pero que puede ser perjudicial en exceso.
  3. Incluso hay evidencia de que las madres lactantes que están vacunadas contra el COVID-19 pueden transmitir anticuerpos contra el virus a través de la leche materna.

Aunque no está probado, estos anticuerpos podrían ayudar a proteger a los bebés que aún son demasiado pequeños para recibir la vacuna. (Lea también: Lactancia materna durante la pandemia del COVID-19 ).

Adblock
detector